Gobierno amaga con segundo intento de reapertura económica  

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. A más de 54 días de un fallido intento en la reapertura de la economía en Honduras, el gobierno se prepara para reabrir, por segunda ocasión, las actividades económicas, pese a que la crisis sanitaria continúa en su punto más crítico con un número de personas contagiadas con Covid-19 que ya sobrepasa los más de 30 mil casos.  

Hace unos días, la mesa multisectorial para contender la pandemia del Covid-19 sugirió a las autoridades gubernamentales proseguir con el reinicio de la primera fase de la reactivación económica en los municipios donde las actividades fueron suspendidas anteriormente siguiendo las recomendaciones del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER).  

Y, en las últimas horas la idea de la reactivación ha ido erigiéndose en boca de la cúpula empresarial y las autoridades gubernamentales con el anuncio del secretario de la Presidencia, Ebal Díaz, quien precisó que próximamente se estaría comunicando las condiciones de la planificación de una segunda reapertura de la economía.  

A la vez, los dirigentes empresariales de Francisco Morazán y Cortés, los dos principales polos de la vida económica en Honduras, ha defendido con cuidadas declaraciones en medios de comunicación televisivos, la reapertura económica que, según aseguran, se propone evitar el fracaso mediante una planificación consensuada.  

En horas de la mañana de este viernes, la Cámara de Comercio e Industria de Cortés (CCIC), reafirmó su incorporación a los preparativos para la reapertura, informando además que las condiciones para recomenzar la reactivación económica ya se encuentran dadas.  

“En su fase 1, será responsabilidad de todos: Gobierno, empresarios y ciudadanos, en cuanto al manejo de las medidas de bioseguridad para evitar el cierre nuevamente”, declaró el presidente de la CCIC, Pedro Barquero, quien además dijo estar consciente de la responsabilidad empresarial para garantizar la salud de la población con medidas de seguridad.  

Cuando a inicios del pasado mes de junio, se procedió a la reactivación económica incorporando las “industrias esenciales”, este proceso que concebía la reapertura de un modo gradual, tuvo que detenerse el 21 de junio ante el repunte de contagios que se reflejó en las largas filas de enfermos esperando a obtener un cupo afuera de las colapsadas unidades hospitalarias.  

El Colegio Médico de Honduras (CMH), en ese entonces denunció la falta de condiciones para reapertura económica.  las actividades. Y, por su parte, el Foro Social de la Deuda Externa (Fosdeh), señaló al gobierno por su irresponsabilidad en la mala gestión de la “reapertura inteligente”. 

Además, objetó la falta de integración igualitaria de la reapertura inteligente que dejó por fuera los emprendedores de la economía informal, mientras que privilegio a los grandes sectores económicos afines al gobierno.   

Desde el primer intento fallido de revivir las actividades económicas en su totalidad, Honduras ha registrado un ascenso escalofriante en el número de contagios.  

Ese fenómeno ha terminado por reflejarse en escenas dramáticas como pacientes que, afuera de los hospitales agonizan a falta de ser atendidos por la insuficiencia de las salas Covid, donde por si no fuera poco, las denuncias de carencia de equipo de bioseguridad es el pan de cada día de los médicos y enfermeras.   

Ayer, en horas de la noche, SINAGER confirmó 800 nuevos contagios, lo que suma un total de 36,902 casos de Covid-19 y 1,011 decesos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.