Fondos del INE fueron desviados para campaña de JOH

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

El director del INE, Ramón Espinoza, sería el artífice de transacciones irregulares.
El director del INE, Ramón Espinoza, sería el artífice de las transacciones irregulares.

Más de once millones de lempiras habrían sido drenados del presupuesto del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y dirigidos a  una cuenta bancaria de la campaña del ahora presidente Juan Hernández y a depósitos personales de funcionarios del gobierno que trabajaron en el movimiento del mandatario hondureño.

Aparentemente los movimientos financieros fueron propiciados por el director del INE, Ramón Arturo Espinoza Guzmán, quien  armaría una red para sacar los recursos y llevarlos a la cuenta de Amigos de JOH, del banco Atlántida y a una cuenta a su nombre y de otras personas que manejaron la campaña de Hernández.

Para hacer las fraudulentas transacciones, Espinoza Guzmán habría creado   la empresa Centro de Estudios y Prospectiva Socioeconómica, S.R.L de C.V.  (CESP) que mediante supuestos contratos de servicios y consultorías brindadas al INE, firmados a partir de enero de 2012, recibió millonarias cantidades de dinero.

Cheques
Estas copias de cheques evidencian el saqueo de los fondos.

Espinoza Guzmán es uno de los principales asesores del presidente Hernández y se hizo acompañar por reconocidas figuras que manejaron la campaña de Hernández, entre ellas la salvadoreña, Suleyma Zablah y Lourdes Martínez.

Lo anterior fue revelado  por el director de Radio y TV Globo, David Romero, Ellner, quien aseguró que la información que él maneja está en poder del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), pero misteriosamente no lo ha revelado ni presentado ante el Ministerio Público (MP) para que se proceda a hacer la investigación.

Como evidencia de la forma en la que se drenaron los fondos del Estado, el medio de comunicación mostró una copia de un contrato de consultoría “para el estudio de la situación laboral de la mujer y los jóvenes en Honduras”, firmado entre el INE y la empresa CESP en enero de 2012.

Las evidencias del fraude están en manos del CNA.
Las evidencias del fraude están en manos del CNA.

DEPÓSITOS

La empresa CESP, que se creó en el 2010, abrió la cuenta 108-730054441 en el banco Bac Bamer, desde donde se recibieron los fondos del INE y a la vez se hicieron varios depósitos a la cuenta Amigos de JOH en el banco Atlántida y a cuentas personales de Zuleyma Zablah y Lourdes Martínez.

Una auditoría practicada a la empresa CEPS, reveló los cheques número 173 y 177 a favor de Zuleyma Zablah, el primero por 95,000 lempiras, emitido el 29 de febrero de 2012 y el segundo por 97,000 lempiras, del 28 marzo de 2012 y el número 175 a nombre de Amigos de JOH por 100,000 lempiras, del 16 de marzo 2102.

Asimismo se emitió un cheque a favor de Lourdes Martínez, por  54,290 lempiras. Se encontró que los cheques a nombre de Zablah, quien labora como estratega de imagen y comunicación  en  Casa Presidencial, fueron depositados a la cuenta Amigos de JOH.

Zuleyma Zablah, quien habría participado en el drenaje de los fondos, es cercana colaboradora de Hilda Hernández.
Zuleyma Zablah, quien habría participado en el drenaje de los fondos, es cercana colaboradora de Hilda Hernández.

También se descubrió depósitos en las cuentas 910022705 y 910022704 del banco Bac Bamer, a nombre de Ramón Arturo Espinoza Guzmán. El cheque número 193 por 500 mil lempiras, depositado el 10 de julio de 2012; el 179 por 100 mil lempiras, depositado el 2 de abril de 2012 y el número 180 por 500 mil lempiras, depositado el 13 de abril de 2012.

El informe, además establece que en las cuentas de Espinoza Guzmán se encontró depósitos por más de 17 millones 468 mil  lempiras, de fuentes no identificadas;  siete millones 510 mil lempiras, de fuentes identificadas e  ingresos en efectivo por ocho millones 527 mil lempiras, para un total de 34 millones 102,657 lempiras.

La auditoría establece que existen cheques vinculados a empresas del director del  INE,  por más de ocho millones de lempiras y cheques por más de 10 millones de lempiras, sin justificación y otros valores millonarios de cheques que urgen documentar.

El drenaje de fondos del INE, que se estima en más de once millones de lempiras, se estructuró desde que asumió el gobierno nacionalista de Porfirio Lobo Sosa, al constituirse en febrero de 2010 la empresa CESP, que consta en la escritura pública bajo instrumento 14 y otorgada por el abogado y notario, Luis Alfredo Galeano Ordóñez, con colegiación 2359 y con domicilio en la colonia Alameda, de Tegucigalpa

Mediante la escritura pública figuran como socios,  Alejandra Lizeth Mencía Lara y Marco Antonio Valladares Godoy.

La empresa se ubica en la colonia Lomas del Guijarro y extrañamente luego de recibir millonarias cantidades de lempiras, ahora solo cuenta con tres millones de lempiras.

Aparentemente los servicios fueron prestados al INE, utilizando los medios (vehículos, combustibles)  y equipos de esta institución, por lo que se deduce que la empresa es de maletín, y se creó con el propósito de drenar los recursos de la institución del Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.