Fiscalía recurre a técnicas dilatorias para evitar que lideresa campesina se defienda en libertad

Tegucigalpa.- Luego de ser expuesta ante los medios de comunicación y permanecer privada de libertad por casi cuatro meses, la lideresa campesina, Nolvia Albertina Obando Turcios, continuará recluida en la granja penal de El Porvenir, Atlántida luego que la fiscalía recurrió a técnicas dilatorias para evitar que esta se defienda en libertad.

Nolvia Obando, una mujer campesina y pastora evangélica, fue capturada a mediados de marzo de 2023 acusada por el delito de usurpación, durante el desalojo de las 60 mujeres que conforman la Red de Mujeres Campesinas Las Galileas en la comunidad de la Bomba, en el municipio de Jutiapa, Atlántida, costa norte de Honduras.

La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras, alertó que el fiscal del Ministerio Público Dagoberto Martínez interpuso una reposición a otra reposición con el objetivo de retrasar el proceso de sustitución de medidas para que Obando se defienda en libertad.

ACCIÓN DE FISCALÍA RETRASA MEDIDAS A FAVOR DE LIDERESA CAMPESINA

Criterio.hn conversó con la abogada del Bufete Justicia para los Pueblos, Kenia Oliva, quien confirmó que en efecto el objetivo de la reposición interpuesta ante la Corte de Apelaciones, por la Fiscalía fue retrasar el proceso de sustitución de medidas para la lideresa campesina.

Kenia Oliva, Bufete Justicia para los Pueblos

Oliva, quien representa a la defensa de Obando, señaló que se realizó una audiencia de revisión de medidas en la que se ofreció una caución [fianza] para garantizar que Obando se sometería al proceso, solicitud que inicialmente fue negada sin ninguna motivación o fundamento, argumentando únicamente que “las circunstancias que había motivado la prisión preventiva no habían cambiado”.

Noticia relacionada: Honduras registra la peor tragedia en cárcel de mujeres

Ante lo que la defensa legal de Obando argumento que sí habían circunstancias diferentes como la caución, que es un derecho constitucional, explicó la abogada, y la situación ante la ausencia de garantías de vida para las personas privadas de libertad, especialmente en los centros penales en los que están recluidas mujeres, tras la masacre de 46 mujeres en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS).

Después de esto, la Corte de Apelaciones dio la razón a la defensa de Obando y se pronunció manifestando que en efecto se deben cambiar las medidas. Tras lo cual el fiscal interpuso el recurso de reposición.

FISCAL HABRÍA INTERPUESTO REPOSICIÓN DILATORIA POR ORDEN DE SUPERIORES

“Él sabía que al interponer el recurso, el expediente no iba a bajar al Juzgado de Letras, que era lo que la Corte estaba ordenando, que el expediente bajara porque la Corte el viernes [pasado] se iba de vacaciones”, compartió Oliva.

La abogada explicó que al bajar el expediente al Juzgado de Letras, se tenía la oportunidad de solicitar al juez de turno una fecha para una audiencia de revisión de la medida que ordenaba la Corte.

“El fiscal sabe que el recurso es inadmisible porque no hay un recurso. No cabe una reposición sobre una reposición, eso es inaudito. La secretaria del despacho también me lo hizo saber. Sin embargo, como él lo interpone es obligación de la Corte resolverlo, aunque sea inadmitiéndolo. [Esto] significó que el expediente se quedó en la Corte de Apelaciones, […] y debemos esperar que el Poder Judicial regrese de vacaciones para que la Corte […] pueda resolver el asunto”, explicó la abogada.

Lea también: Organizaciones nacionales e internacionales exigen liberación de líder campesina Nolvia Obando

Oliva apuntó que mientras el Poder Judicial se encuentre de vacaciones, Nolvia Obando continuará privada de libertad por una acción del Ministerio Público sin justificación, más que la expresada por el fiscal, quien “dijo que era una orden que él había recibido, una orden de arriba para interponer el recurso”.

Desde mayo de 2022, organizaciones obreras y defensoras de derechos humanos denunciaron las amenazas y persecución contra las mujeres que conforman la empresa campesina “Las Galileas”, advirtiendo que la intimidación y persecución se había extendido incluso a familiares.

En abril, un mes después de la privación de la libertad de Obando, organizaciones de mujeres anunciaron que presentarían el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que realizó una visita in loco a Honduras entre el 24 y el 28 de abril.

Tras la visita, en el documento de Observaciones Preliminares, numeral 14, la CIDH señaló que el uso de la tierra para sectores ligados a la manufactura, industria extractivista privatizada y la agroindustria, “ha negado las reivindicaciones territoriales históricas de las comunidades campesinas, los pueblos indígenas, afrodescendientes y garífunas”.

  • Marcia Perdomo
    Amante de la historia y la lectura, en permanente búsqueda del ritmo en las narrativas. Soy una periodista incisiva, las contradicciones son una invitación a investigar y la normalidad está sobrevalorada. Me rehúso a sobrevivir dentro de los pensamientos erróneos de una sociedad asfixiante. Investigo y construyo reportajes sobre el modelo extractivista y su impacto en los derechos humanos de los pueblos ancestrales, grupos vulnerabilizados y sociedad en general. marciaperdomo@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte