Falta de atención psicológica provocaría mayor cantidad de suicidios en el marco de la pandemia  

 Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- El Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), ha informado que en los primeros cinco meses de la emergencia provocada por el Covid -19 en Honduras se registraron 162 suicidios y que entre ellos se incluye a 16 de niños y niñas.

El suicidio es el acto en que una persona provoca su muerte de forma intencional, por motivos de  sufrimiento psíquico y la desesperación que puede derivarse de las dificultades económicas, las relaciones interpersonales, la soledad y el acoso psicológico, entre otras causas.

La situación es preocupante, pero a juicio del psiquiatra, Javier Uclès, los suicidios podrían incrementarse por la combinación de factores emocionales y todos los aspectos sociales, como el desempleo y la pobreza. Explicó, que por los fenómenos que se están dando, hay más muertes en pandemia sin Covid, porque antes del coronavirus estaban las enfermedades de siempre, pero que ahora todos los hospitales, los médicos y las enfermeras, enfocan su atención al control del Covid-19.

En una entrevista televisiva, el psiquiatra dijo que hay abandono hacia las otras enfermedades y que a ese fenómeno se le llama muerte en pandemia sin Covid. Sostuvo, que el sistema sanitario nunca ha sido bueno para darle respuesta a la salud de los hondureños y que con la pandemia se  empeoró. “Luego viene esa mortalidad que está escondida y que se va a dar mucho más”, indicó.

El psiquiatra dijo, que en la crisis sanitaria hay abandono de la parte emocional y que eso ocasiona que la gente se deprima mucho más y aparezcan los suicidios. Indicó, que en los centros de salud no les están dando atención psicológica a los pacientes y que simplemente evalúan que haya desaparecido el virus y los mandan para sus casas.

Asimismo, Uclès reiterò, qué  nivel mundial la OMS ha recomendado que los sistemas de salud deben de ocuparse de la parte emocional de los pacientes, pero que eso en Honduras no se está  haciendo. “No hay consultorios, no hay personal médico, ni psiquiatras para eso, no hay medicinas, no hay atención en la parte emocional”, afirmó.

Aseguró, que el ser humano es cuerpo y mente y que en ese sentido, las autoridades tendrían que desarrollar las  brigadas de atención con psicólogos en todos los centros de salud y en todos los hospitales más importantes, con gente entrenada en psicología  y con  trabajadores sociales.

Cuestionó, que las autoridades digan que no hay siquiatras para todo mundo y que el trabajo lo están haciendo incompleto, al dejar abandonado el tratamiento psicoemocional.  

Para él, es urgente que la Secretaría de Salud nombre psicólogos y médicos entrenados en psicología por lo menos en los principales centros de salud de los 298 municipios. Sin embargo, sostuvo, que hay muchas cosas por hacer, pero que no cree que el gobierno tenga interés y la capacidad para mejorar la situación. “Se nos viene un panorama complicado”, puntualizó Uclès.  

Como producto de la pandemia del Covid-19 Honduras vive la peor crisis sanitaria de los últimos tiempos y a siete meses del decreto de emergencia dictado por el gobierno, la situación se agrava por las violaciones de los derechos humanos que se derivan del confinamiento obligatorio impuestos a la población.

Cifras de las centrales obreras y de las organizaciones empresariales del país indican que en el marco de la emergencia, en Honduras se perdieron al menos 500 mil fuentes de trabajo, situación que provoca desesperanza  en la población, que  buscando mejores condiciones de vida, se arriesga a emigrar de manera insegura hacia Estados Unidos. En la mañana de este miércoles 30 de septiembre, más de 500 de hondureños salieron en una nueva caravana que al llegar a la aduana de Corinto, al mediodía de jueves 1 de octubre, tuvieron que romper una barrera de policías que trataba de impedirles la entrada a la República de Guatemala.

Honduras y Guatemala mantienen un acuerdo de unión aduanera, pero las caravanas de los migrantes siempre han sido retenidas y criminalizadas por los compromisos adquiridos con el gobierno de Estados Unidos. En esta ocasión uno de los requisitos que están solicitando es que los migrantes presenten el resultado negativo de una prueba del Covid-19.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.