Actualidad|Noticias Destacadas

Exembajador Hugo Llorens, la carta de Xiomara Castro para lograr acercamientos con congresistas y senadores de EE UU

Compartir

Tegucigalpa. El asesor presidencial, coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre) y esposo de la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, Manuel Zelaya Rosales anunció que, por mandato presidencial, el exembajador de Estados Unidos en la nación, Hugo Llorens, será contratado por el gobierno como enlace directo en Washington a favor de intereses nacionales.

Aunque el canciller de la república, Eduardo Enrique Reina, dejó a entrever que todavía no se consuma un acuerdo con Llorens, Zelaya Rosales, quien ejerce una autoridad más allá de la asignada a un asesor presidencial, aseguró que la presidenta Castro ordenó su contratación con la finalidad de lograr acercamientos con el gobierno de Joe Biden, congresistas y senadores estadounidenses.

“Estamos manteniendo un buen contacto en las relaciones con Estados Unidos. El señor Hugo Llorens, la presidenta ha ordenado que trabaje con el gobierno en Washington para hacernos acercamientos con los demócratas y los republicadnos en el Congreso, en el Senado y con muchas organizaciones de la sociedad norteamericana”, confirmó.

Zelaya declaró que el afán del gobierno de Castro “es buscar cómo los Estados Unidos entienda el problema que se creó en Honduras y que ellos contribuyeron a crearlo cuando apoyaron la dictadura por ocho años”.

El también expresidente aseveró que Estados Unidos conoce la crítica condición de país que dejó el régimen criminal que instauró Juan Orlando Hernández, extraditado a esa nación por delitos de narcotráfico, siendo parte del problema a causa del respaldo que le otorgaron para luego “llevarlo amarrado”.

Sin embargo, el canciller Reina, en conferencia de prensa, no ratificó la contratación de Llorens, al contrario, explicó que se trata de una visita de cortesía y de amistad sin que exista otro propósito.

“La visita es una visita de cortesía, estamos conversando con el exembajador, un reencuentro con la presidenta Castro con quien el embajador tuvo una relación muy cercana durante los momentos difíciles en el golpe de Estado, por ahora fue nada más una conversación de amistad, no hay otro propósito más que esa visita del embajador Llorens”, arguyó.

En tanto, en las declaraciones de Llorens insinúa que el gobierno de Castro “necesita ayuda” por los efectos devastadores del golpe de Estado más la herencia de corrupción y ruina que heredó del régimen de Hernández aunado a los problemas mundiales que repercuten directamente a Honduras.

“Es un desafío muy grande por la situación de Honduras es complicada. Inflación, maras, narcotráfico. La presidenta es una persona que tiene el respaldo del pueblo y que tiene un compromiso muy grande… Honduras quedó dañado con un golpe que colapsó el orden constitucional, la situación es mucho más complicada”, dijo.

Llorens, de origen cubano, nació el 7 de septiembre de 1954. Fue embajador de Estados Unidos en Honduras durante el 2008-2011 periodo que se perpetró el crimen del golpe de Estado el 28 de junio de 2009. Tras concluir su mandato en Honduras, fue ungido como encargado de negocios de Estados Unidos en Afganistán. Actualmente vive en Florida y, tras 27 años de carrera diplomática, en la actualidad funge como consultor independiente.

El congresista del Partido Libre, Juan Barahona reaccionó en contra al señalar que Llorens fue parte del crimen del golpe de Estado, aunque acepta que es una potestad de la presidenta Castro nombrar a sus funcionarios y asesores que permitan atender las problemáticas de la nación.

“La presidenta tiene facultades para hacerlo, Hugo Llorens era el embajador de Estados Unidos en Honduras el día del golpe de Estado contra Mel Zelaya, no creo que no haya conocido el golpe. A nuestro criterio, él fue parte del golpe. En estos países de América Latina no se da un golpe de Estado si no es con la venia de Estados Unidos a través del representante en la Embajada de Estados Unidos, todos los golpes de Estado tienen el aval de Estados Unidos, en el caso de Hugo Llorens no es mansa paloma”, cuestionó.

Añadió que “los gringos tienen doble moral, doble discurso. Ellos cuando les conviene hacen algo a favor, pero cuando no les conviene, paran lo que quieren porque no podemos desconocer que son la potencia económica y militar en el mundo y eso les da a ellos, según ellos, el derecho de dirigir nuestros países, no respetan el derecho a la autodeterminación que tenemos los pueblos”.

Cabe mencionar que no es la primera ocasión que el asesor Manuel Zelaya exhibe que tiene mayor potestad que los propios secretarios de Estado, para el caso contrarió la decisión del titular de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, Lucky Medina, quien había anunciado la destrucción de la carretera ilegal que se construye entre los departamentos de Olancho y Gracias a Dios.

A criterio del economista y analista Fredy Tejada, la contratación de Llorens es una estrategia correcta que permitirá a la administración de Castro tener un enlace en favor de los intereses de Honduras con inversionistas y funcionarios estadounidenses.

“Me parece que es una estrategia formidable porque es como dicen `agarrar el toro por los cuernos`. Le va a permitir al gobierno tener un enlace con el sector privado y el mismo gobierno de Estados Unidos y eso puede facilitar atraer la inversión y la negociación con el mismo gobierno de los Estados Unidos. Me parece una buena decisión y una estrategia que tiene un aspecto clave que le está mandando el mensaje a los críticos que este gobierno tiene la voluntad de abordar los problemas de país desde una política de integración y no segregación”, considera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.