Entre entre 20 a 25 mil personas podrían contagiarse de Covid-19 en septiembre

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- La apertura económica de centros turísticos y de empresas de transporte aéreo y terrestre, entre otros negocios que causan aglomeración de personas, contrasta con la curva ascendente de contagios y muertes por Covid 19 que en las últimas semanas se han registrado en el país. A juicio del médico internista, Omar Videa, la situación se muestra más alarmante en la zona rural por el registro de mayor proporcionalidad de decesos en relación con lo que ocurre en Francisco Morazán y Cortés.

El galeno pronostica que para la próxima semana, con ese limitado número de pruebas que se procesan en el Laboratorio Nacional de Virología, oficialmente se estarían confirmando entre 5 mil y 6,500 nuevos casos positivos. Sostuvo, que en el mes de septiembre la cifra de contagios podría ser de  20 a 25 mil.

Según el internista, las zonas rurales donde más está creciendo la enfermedad son los departamentos de Olancho, Comayagua, Copán, El Paraíso y Gracias a Dios.

De acuerdo con cifras oficiales de SINAGER, Gracias a Dios, se sitúa en el séptimo lugar en letalidad nacional, con las pruebas PCR que se han procesado y confirmado los decesos, pero según el doctor Videa, en ese departamento la enfermedad ha ido creciendo semana tras semana y muchos contagios y fallecidos no se han confirmado por la distancia que separa a esa región de Tegucigalpa, donde se encuentra el Laboratorio de Virología, que es el centro de procesamiento de pruebas.

“A la mayor distancia estos centros  de procesamiento de pruebas mucho más dificultades existe para poder determinar si la muerte fue o no por esa causa”, expresó Videa, en un programa televisivo. 

Sostuvo, que para los  departamentos con mayor distancia a San Pedro Sula o Tegucigalpa, que es donde están los centros de procesamientos de pruebas, la letalidad puede ser mucho mayor  que lo que reportan las autoridades. Y por tal razón es del criterio que si Gracias a Dios está en el séptimo lugar de letalidad, es muy probable que sea el tercero, en función que ellos tienen muchas más limitantes para poder llegar a ese diagnóstico.

Indicó,  que esos departamentos son mencionados en los reportes SINAGER y día tras día  ocupan los primeros lugares en números de fallecidos confirmados con pruebas procesadas, que no representan la cantidad de fallecimientos registrados en ese día por la tardanza existente para el diagnóstico y confirmación de los decesos  por Covid 19.

Lamentó que la curva sigue en aumento en todo el país y que no se avizora mejoramiento porque cada día se va detectando mayor número de casos positivos aún con el mismo número de pruebas. Informó, que ésta es la segunda semana con mayor número de fallecidos, pero la de mayor  en número de casos positivos de las 25 semanas que lleva la pandemia en el país.

A este jueves 3 de septiembre, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos confirmó un total de 1,954 fallecimientos y 63,158 infectados de Covid-19. Y sólo para el jueves confirmaron la muerte de 30 personas.  

A la esa situación también se ha referido, la doctora Suyapa Figueroa, presidenta del Colegio Médico de Honduras, aduciendo que esas cifras están bastante alejadas de la realidad porque muchas pruebas  no han sido procesadas. “Ni siquiera podemos hacer proyecciones adecuadas con lo que tenemos”, sostuvo Figueroa, en el foro virtual, Uno a Uno, del canal Une Tv.    

Según Figueroa, las cifras de SINAGER contrastan en el hecho de que  Honduras es el segundo país que registra mayor mortalidad de personal sanitario en América Latina, “entonces ¿cómo justifican que en la población ha sido poco el impacto?”, afirmó.   Ella asegura que la brecha es enorme entre lo que realmente ocurre y los reportes del gobierno.

Para ella, las fallas en la información que proporciona el estado, reflejan una necesidad de maquillar los datos que es evidente en la falta de registros. Mencionó el ejemplo de varios médicos fallecidos que no están registrados, porque no les tomaron la prueba PCR, situación que también se repite con enfermeras, microbiólogos y otro personal que murió después de haberse contagiado de Covid-19 en el ejercicio de su trabajo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.