Logo Cirterio.hn blanco
ZEDE Próspera

Ensayos de terapia génica en ZEDE Próspera son sospechosos y peligrosos

La investigadora hondureña Mary Vallecillo considera sospechoso y peligroso que se continúen realizando ensayos de terapia genética en la población, y considera necesaria la intervención de las autoridades

Tegucigalpa.- Nuevamente el centro para ensayos de terapia génica en la derogada zona de empleo y desarrollo económico (ZEDE) Próspera, vuelve a causar controversia. Esta vez, la revista Technology Review del Instituto de Tecnología de Massachusetts publicó un artículo señalando el escepticismo y los cuestionamientos éticos que rodean al proyecto entre la comunidad científica.

José Carlos Cardona, ministro de Desarrollo Social (Sedesol)

La Clínica de Terapia Génica Minicircle ha dado qué hablar desde julio del año pasado cuando el titular de la Secretaría de Estado en el Despacho de Desarrollo Social (Sedesol), José Carlos Cardona Erazo, denunció desde sus redes sociales su inauguración en Próspera.

Desde la revista Technology Review, en el artículo titulado: “Esta empresa de biohacking está utilizando una cripto ciudad para probar controvertidas terapias génicas”, bajo la autoría de Laurie Clarke expresa en uno de sus párrafos:

“La mayoría de los científicos con los que hablé están menos que entusiasmados con la empresa de Minicircle y expresan escepticismo sobre sus métodos y objetivos, mientras que los expertos en ética médica están preocupados por cómo avanzarán los ensayos y qué podrían significar para la floreciente y, en ocasiones, sin escrúpulos industria del turismo médico”.

Noticia relacionada: Abren centro para ensayos clínicos de terapia génica en ZEDE Próspera

En su página web, Minicircle afirma estar realizando en su clínica ubicada en Próspera, Roatán, departamento de Islas de la Bahía, en la costa norte de Honduras, ensayos clínicos para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y la distrofia muscular. Esto supuestamente como una etapa previa a la realización de un ensayo estándar en los Estados Unidos.

Sin embargo, los métodos de reclutamiento y la ausencia de garantías adecuadas que supervise la investigación a causa de la “desregulación y falta de supervisión” hacen sonar las alarmas entre algunos miembros de la comunidad científica.

Leigh Turner, director del programa de bioética de la Universidad de California en Irvine

Una de estas voces es la del director ejecutivo del programa de bioética de la Universidad de California en Irvine, Leigh Turner, quien dijo a la publicación que realizar ensayos clínicos en este tipo de jurisdicciones [ciudades privadas], donde si bien se pueden refugiar operaciones médicas creíbles, también se puede estimular “un lado mucho más problemático de la práctica médica”.

Clarke, una periodista freelance en temas tecnológicos, señaló que intentó contactar sin éxito, tanto a los inversores de Minicircle como a los médicos involucrados en la clínica.

CIENTÍFICA HONDUREÑA ADVIERTE SOBRE SOSPECHOSOS ENSAYOS GENÉTICOS

Pruebas contra Tony Hernández
Mary Lorena Vallecillo, ministra en Promoción del Desarrollo y la Ciencia

El domingo 5 de marzo, la doctora y científica hondureña, Mary Vallecillo, desde su perfil en Twitter expuso su preocupación sobre el tema y la necesidad de advertir a la población sobre su participación en ensayos clínicos relacionados a “inusuales terapias genéticas en humanos, sin justificada evidencia científica”, promovidas desde la derogada ZEDE de Roatán.

Vallecillo, quien es investigadora inmunóloga del Programa de Medicina Transfusional de la Escuela de Medicina de Harvard, conversó con Criterio.hn sobre sus inquietudes detrás de este tipo de terapia génica realizada en Honduras con el pretexto de reducción de costos.

La científica señaló que la bioética y la metodología que estaría usando la clínica para realizar terapias genéticas son dos puntos de preocupación, puesto que las mismas no son develadas por los supuestos científicos a cargo.

“Las terapias genéticas no son fáciles en ninguna parte del mundo y en este caso, esta empresa que está proponiendo hacer este estudio clínico de terapia genética con humanos en Próspera no dice realmente qué metodología va a utilizar. Tampoco se asume cómo podría esta empresa triunfar donde otros han fracasado repetidamente. […] Son muy pocos los ensayos clínicos genéticos aprobados en el mundo”, declaró.

Lea también: Próspera recurre a manipulación mediática para contrarrestar derogación de las ZEDE

Vallecillo apuntó que les ha llamado la atención que se ha intentado aprovechar la desesperación de las personas para tratar problemas de salud relacionados a trastornos neuromusculares e inmunodeficiencia, sin ningún sustento. Tampoco considera razonable la justificación bajo la cual argumentan estar haciendo los ensayos en dicha ciudad privada porque es más barato que realizarlo en Estados Unidos.

La investigadora dijo que “esta empresa no ha demostrado que [esta terapia genética] sea una forma clínicamente segura y que realmente de un beneficio terapéutico a la población”, por lo que para ella es sospechoso y peligroso que se continué este tipo de actividad, y considera necesaria la intervención de las autoridades advirtiendo a la población sobre los peligros y riesgos implícitos en la misma.

Señaló que actualmente en Roatán existe una clínica supuestamente especializada en medicina regenerativa con células madres, pero tampoco se cuenta con evidencia al respecto. Criterio.hn informó en julio de 2022, que tanto la clínica GARM de células madres, como la Clínica Minicircle, ambas en Roatán, están ligadas al cirujano ortopeda Glenn C. Terry.

“¡Es bien arriesgado! La población desesperada busca alguna solución para sus afecciones, pero es más el problema en que se pueden meter porque las terapias genéticas algunas veces se vuelven irreversibles cuando se cambia el material genético. Esa irreversibilidad le puede costar un daño fatal o un daño que no se pueda reparar” y que iría en detrimento de la salud del paciente.

FONDOS NO SON EXCUSA PARA NO REALIZAR ESTUDIOS EN PAÍSES CON REGULACIONES

La doctora Vallecillo, quien ha realizado investigaciones y publicado sus resultados en Estados Unidos, dijo a Criterio.hn que si quienes promocionan estas terapias creyeran que las mismas funcionan, no tendrían problemas en realizar los estudios previos en Estados Unidos o Europa, en un país con regulaciones estrictas en cuanto a estudios humanos.

“Si los estudios son prometedores como ellos manifiestan, realmente, no tendrían ningún obstáculo en recaudar el dinero a través de los Institutos de Salud de Estados Unidos, por ejemplo. […] Cuando los resultados son prometedores la misma FDA avala y promueve la generación de recursos para que se continúen haciendo los estudios, siempre y cuando sean en beneficio de la población”, informó.

La investigadora también percibe que el cobro por participar en un estudio clínico, con un posible reembolso en criptomonedas cuando se sabe que no es un pago válido en Honduras, también alerta sobre un posible aprovechamiento de la condición de la salud de las personas que participen en un estudio que no ha sido certificado.

Declaró que los estudios de medicina genómica que cuentan con normas éticas y certificación, no han tenido ningún problema en ser financiados o aprobados para que estos sean concluidos.

Lea también: Velo de misterio continúa envolviendo a miembros del CAMP, ente regulador de las derogadas ZEDE

Bajo estos argumentos, Vallecillo solicitó a las autoridades encargadas de regular este tipo de operaciones en el país para que velen por la seguridad y los derechos de las personas a tener salud de calidad, sin que se utilicen las derogadas zonas de empleo y desarrollo económico. Así como que se ratifique en esta nueva legislatura del Congreso Nacional dicha derogación. 

“Son estudios experimentales en micronaciones donde no hay regulación, ellos tienen su propia regulación, pero que afectan directamente al ciudadano hondureño”, explicó la investigadora hondureña. Compartió que quienes buscan experimentar sin ética suelen explorar en países en vías de desarrollo, puesto que en estos no suele haber “tanta transparencia, ni supervisión”, y más en una zona que considera tener su propia regulación “legal”.

La Clínica de Terapia Génica Minicircle está afincada en Próspera, una zona de empleo y desarrollo económica promovida durante la administración de Juan Orlando Hernández, que está ubicada en Roatán. La Ley Orgánica de las ZEDE y los artículos que fueron reformados para darle vida, fueron derogadas por unanimidad de votos en abril de 2022.

  • Marcia Perdomo
    Amante de la historia y la lectura, en permanente búsqueda del ritmo en las narrativas. Soy una periodista incisiva, las contradicciones son una invitación a investigar y la normalidad está sobrevalorada. Me rehúso a sobrevivir dentro de los pensamientos erróneos de una sociedad asfixiante. Investigo y construyo reportajes sobre el modelo extractivista y su impacto en los derechos humanos de los pueblos ancestrales, grupos vulnerabilizados y sociedad en general. marciaperdomo@criterio.hn

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.