En tiempos de inundaciones los políticos desaparecieron por arte de magia

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- Mientras la gente clama a gritos ayuda y asistencia humanitaria ante las inundaciones generadas por el paso de la tormenta Eta, los políticos están ausentes.

Previo a las inundaciones, los aspirantes a cargos de elección popular cada fin de semana realizaban eventos proselitistas, donde se tomaban fotos abrazando, dando besos y entregando bolsas solidarias a la gente a cambio de su voto.

A criterio del analista Juan Romero, el pueblo hondureño debe tomar nota de este comportamiento, el cual evidencia que a los políticos solo les interesa obtener su voto y no servir a la gente cuando más lo necesitan.

“Hemos visto como por arte de magia los políticos tradicionales desaparecieron después de andar en campañas, violando todas las medidas de bioseguridad, tomándose fotos y sacando provecho de ello”, interpretó la situación Juan Romero.

A nivel de redes sociales, la población afectada critica esa forma de actuar de los políticos, quienes han hecho oídos sordos ante la necesidad de rescate de personas que por ahora están atrapadas en techos de viviendas por las inundaciones.

“Las comunidades ahora que tienen necesidad de una lancha, de un camión para sacar sus cosas no aparecen, están desaparecidos totalmente, son muy raros y contados a quienes se les ve al menos haciendo campaña de recolección de víveres”, siguió comentando Romero.

Para el analista la COVID-19 y las inundaciones deben ser motivo de preocupación y para ello se necesitan decisiones claras para actuar de forma integral y responsable.

Los políticos han usado la excusa de que no están en las calles porque se han estado reuniendo en sesiones virtuales en el Congreso Nacional, reuniones de las que no ha salido ninguna iniciativa integral para atender la emergencia actual.

Familias enteras estan sobre los techos en el Valle de Sula. Esta gráfica corresponde a la familia Planeta (foto: Jefferson Chávez) 

“Se ven imágenes desgarradoras de gente atrapada en los techos de las casas, y el Gobierno no da respuesta inmediata, es lamentable que no se generen espacios para resguardar las vidas de estas personas y asegurar que niños y niñas estén en lugares adecuados”, comentó Romero quien reside en el Valle de Sula.

El desinterés mostrado por los aspirantes a cargos de elección popular es valorado por Romero: “los políticos no están interesados en el bienestar en la gente, no están preocupados por los afectados, sino que ellos solo buscan el voto, sus intereses y en este momento ha quedado evidenciado totalmente”.

Para Romero no solo los políticos han desaparecido por arte de magia, sino las Fuerzas Armadas de Honduras, que por ahora da la impresión que está encerrados en los cuarteles.

Según Juan Romero, los militares tienen suficiente logística para ponerla en este momento al servicio de los afectados por las inundaciones.

“Es triste y repudiable que el ejército esté guardado en los batallones, el ejército debería estar atendiendo, resguardando a la gente con toda la maquinaria pesada que tienen y que solo la usan para reprimir al pueblo, es el momento que saquen los camiones, las volquetas y toda la logística que tienen para resguardar a la población en esta emergencia”, recalcó Romero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.