En medio de asesinatos selectivos y ausencia investigativa, EE. UU respalda al Fiscal General de Honduras

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- La Embajada de los Estados Unidos de América en Honduras reafirmó este martes su respaldo al trabajo que hace el Fiscal General de Honduras, Óscar Fernando Chinchilla, al frente del Ministerio Público; además, felicitaron el trabajo que realiza Rolando Argueta, al frente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

La postura de EE. UU es catalogada por analistas como una política de doble moral, ya que es evidente que el Ministerio Público de Honduras no está realizando investigaciones de alto impacto y en asuntos de narcotráfico, está totalmente ausente. Es EE. UU el que decide a quién aplicarle la justicia en asuntos de drogas.

“Apoyamos al Fiscal General y al Ministerio Público de Honduras en su trabajo para fortalecer las instituciones hondureñas y el estado de derecho en Honduras”, indicó en Twitter la Embajada de EE. UU en Honduras, al tiempo que agradeció al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta “por compartir sus opiniones sobre el Código Penal y proporcionar actualizaciones sobre casos emblemáticos de derechos humanos”.

Al abogado Fredín Fúnez le llama la atención que la Embajada de EE. UU felicite a Óscar Fernando Chinchilla, quien, siendo la cabeza máxima del Ministerio Público, permita que todos los narcotraficantes sean enjuiciados en Estados Unidos.

“Aquí no se ha enjuiciado a ninguno. Si los propios gringos están haciendo el trabajo que debería hacer el Ministerio Público acá, pero realmente que no nos sorprende las felicitaciones que hacen porque todos sabemos que son de doble moral. Hoy dicen una cosa y mañana dicen otra cosa. Ellos llevan su política y tienen a este régimen dictatorial en Honduras”, dijo Fredín Fúnez.

Fredin Funez, profesional del derecho y analista político 

Fúnez lamentó los asesinatos recientes de un periodista y un ambientalista, registrados el pasado domingo, Luis Almendares y Antonio Teurel respectivamente.

“El periodista que asesinaron en Comayagua es un claro mensaje para los comunicadores. Lo mismo ocurre con el compatriota defensor de la tierra. Hay que mandarle estos crímenes a los Estados Unidos para ver si van a felicitar a la justicia hondureña”, comenta el abogado.

El Ministerio Público tiene más de 10 años de no realizar una investigación por su propia iniciativa, todos los casos de gran impacto no ha sido el Ministerio Público quien los ha iniciado, sino que, en su mayoría o todos -por ejemplo, el caso del IHSS y Pandora- fueron denunciados por medios de comunicación, periodistas independientes o por el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), piensa el abogado y exfiscal hondureño Omar Menjívar.

El desfalco millonario del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), que en su momento fue valorado en al menos 7 mil millones de lempiras y con un perjuicio cercano a los 3 mil muertos, fue sacado a la luz por el periodista David Romero Ellner. Y el caso Pandora, con 22 imputados de alto peso, fue gracias a una investigación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih). El periodista Romero pasó los últimos días de su vida en prisión y la Maccih fue desmantelada por el gobierno de Honduras.

Ministerio Público se ensaña

Menjívar cree que la organización no gubernamental CNA ha sustituido la parte de investigación del Ministerio Público, al entregarle los casos ya investigados y presentarle un tumulto de pruebas y evidencias en cajas. Con la evidencia ante sus ojos -subraya el exfiscal- sería el colmo que el Ministerio Público no haga nada.

Aunque la Maccih no tenía colmillos para morder, es decir, la facultad de acusar había ayudado a crear la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad y la Corrupción (Ufecic), pero fueron eliminadas juntas por el Gobierno de Honduras y la Organización de Estados Americanos (OEA), y se creó la Unidad Fiscal Especializada Contra la Corrupción (Uferco).

“Se suprimió la Maccih, desmantelaron la Ufecic y le cambiaron el nombre a Uferco, siendo los mismos fiscales. Lo cierto es que estos fiscales no tienen el mismo apoyo, ya que ya Ufecic operaba básicamente con el respaldo técnico de la Maccih. Le aportaba al menos 20 o 25 auditores forenses, claves para la investigación de este tipo de delitos. Ese personal técnico ya no lo tiene la Uferco, es como le corten un brazo. Eso es un problema”, establece Menjívar.

El profesional del derecho asegura que si el director de fiscales no asigna un caso a la Uferco , este organismo no puede hacer nada aunque sea un reclamo de la población. “Mucha gente dice que qué está haciendo Luis Javier Santos (director de la Uferco)”, pues nada -se responde a sí mismo Menjívar- y explica que eso sucede porque el Director de Fiscales no le asigna casos.

“Todos estos casos de Invest-H los está llevando otra fiscalía y debería ser la Uferco, porque claramente ahí opera una red de corrupción. La Uferco está solamente de espectadora. El Fiscal General tiene mucha responsabilidad. Pareciera muy complaciente con todo lo que ha hecho el Congreso Nacional para garantizar la impunidad. La percepción de la población que tiene base lógica sabe que hay suficientes elementos para que por lo menos Marco Bográn estuviera acusado, sin embargo, no está acusado”, establece.

El exfiscal agrega que el Ministerio Público nunca ha querido asumir el liderazgo en la investigación criminal, porque por ley y la Constitución debe ser quien actúe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.