El dengue, enemigo oculto en la alarma del covid-19

Honduras urge resurgir

Por: Carlos Zelaya Herrera

Un enemigo para la salud de los hondureños, en especial la población infantil, se agazapa en medio de la alarma nacional y global por el nuevo coronavirus COVID19, se trata de la epidemia de dengue, que este año se muestra como una amenaza creciente, advirtió la Organización de Naciones Unidas.

En 2019 esta enfermedad contabilizó en Honduras 180 víctimas mortales, 58 por ciento de ellas menores de 10 años, de un total 19 mil 435 sucesos de dengue grave a causa de la picada del zancudo Aedes, responsable también de la transmisión del chikunguña y zika.

Este año la epidemia avanza con fuerza con más de 10 mil 700 enfermos y 9 muertes en la semana epidemiológica 14, indicativo de que el país podría estar a las puertas de una epidemia aún más grande que la de 2019.

La dolencia viral es la que más rápidamente se propaga por todo el planeta, y tanto la ONU como estudios científicos alertan sobre los efectos del calentamiento global sobre la misma, ya que propicia una mayor supervivencia y proliferación más rápida del vector.

El 92 por ciento de los casos de dengue clásico proceden del Distrito Central, Yoro, Cortés, El Paraíso, San Pedro Sula, Atlántida, Olancho, Colón, Choluteca, Gracias a Dios, Comayagua y Francisco Morazán. Mientras, el 96 por ciento de afectados de dengue grave corresponden a San Pedro Sula, El Paraíso, Distrito Central, Olancho y Choluteca. Al comparar los meses de abril de 2019 y 2020 hubo 5 mil 438 casos, contra 9 mil 753 en 2020.

Asimismo, existe un reconocimiento de 23 muertes sospechosas de dengue grave, de las que nueve fueron confirmados positivo por medio de pruebas del Laboratorio Nacional de Virología. Sin embargo, fue el año pasado en que el país acumuló 180 muertos, lo que constituye la epidemia más grande de la enfermedad y que ha obligado al Gobierno de la república a mantener un estado de alerta epidemiológica.

Además, motivar a la población a que cubra todo depósito y recipiente con agua, limpieza frecuente de pilas, baños, evitar la acumulación de basura, permitir la fumigación en casas y capacitar al personal sanitario.

El 88 % de los contagios derivan del Distrito Central, que integran las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela; San Pedro Sula, norte del país, y los departamentos de El Paraíso y Olancho las autoridades sanitarias han habilitado una veintena de unidades de atención e insisten a la población no auto medicarse y buscar servicios clínicos si detectan fuertes fiebres, dolor de cabeza intenso, náuseas, vómitos o dolores abdominales. Brasil, Nicaragua, Colombia, Honduras y México son algunos de los países que han registrado un mayor número de casos en Latinoamérica y el Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.