Global desuso|Noticias Destacadas

EE.UU suspende acuerdos de “país seguro” con El Salvador, Guatemala y Honduras

Antony Blinken

Compartir

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El gobierno de los Estados Unidos ha suspendido e iniciado el proceso para rescindir los Acuerdos de Cooperación de Asilo con los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras como primer paso concreto en la senda hacia una asociación y una colaboración más sólidas en la región que ha planteado el presidente Biden. 

Si bien la rescisión de estos acuerdos (conocidos como acuerdo de país seguro), entrará en vigor después del plazo de notificación establecido en cada uno de esos instrumentos, su suspensión tiene efectos inmediatos, dijo en una declaración el Secretario de Estado, Antony J. Blinken.

En la Orden Ejecutiva del 2 de febrero, en la cual se sientan las bases para un marco regional de carácter integral orientado a abordar las causas de la migración, gestionar la migración en América del Norte y América Central y posibilitar un procesamiento seguro y ordenado de los solicitantes de asilo en la frontera de EE. UU., el Presidente planteó un rumbo ambicioso para la colaboración con nuestros socios —gobiernos, organizaciones internacionales y no gubernamentales aliadas, la sociedad civil y el sector privado— para construir sociedades más resilientes en la región.

Noticia relacionada  Organizaciones centroamericanas piden a Congreso de EE. UU eliminar acuerdos de tercer país seguro

En consonancia con la visión del presidente, dijo que han notificado a los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras que Estados Unidos adopta esta medida, al tiempo que se ponen en marcha esfuerzos para establecer un enfoque de cooperación y respeto mutuo en la gestión de la migración en toda la región. Los traslados conforme al Acuerdo de Cooperación de Asilo entre EE. UU. y Guatemala han estado pausados desde mediados de marzo de 2020 debido al COVID-19, y los Acuerdos con El Salvador y Honduras nunca llegaron a implementarse.

“Quisiéramos dejar en claro que estas medidas no implican que la frontera de EE. UU. se encuentre abierta. Si bien tenemos el compromiso de expandir las vías legales para la protección y las oportunidades aquí y en la región, Estados Unidos es un país con fronteras y leyes que deben cumplirse”, dijo el secretario de estado.

Apuntó que también están decididos a realizar una tramitación segura y ordenada de todos aquellos que lleguen a nuestra frontera, pero quienes intenten migrar en condiciones irregulares se exponen ellos mismos y a sus familias al riesgo de lo que podría ser un camino sumamente peligroso.

El gobierno de Biden cree que hay formas más adecuadas de trabajar con nuestros gobiernos socios para gestionar la migración en toda la región. Estados Unidos afianzará las relaciones sólidas que ya mantiene y apoyará los esfuerzos de estos gobiernos orientados a responder al desplazamiento forzado sin generar una carga indebida sobre ellos, en particular en el contexto de la pandemia de COVID-19.

“Nuestro enfoque prevé seguir dando apoyo a sus planes de acción nacionales conforme al Marco Integral de Protección y Soluciones Regionales a través de socios humanitarios internacionales”, dijo Blinken

Finalmente señaló que abordarán las causas fundamentales del desplazamiento forzado y la migración irregular mediante acciones como combatir la corrupción y la impunidad, reivindicar nuestra obligación de proteger a las personas refugiadas y trabajar en colaboración con nuestros socios en la promoción de oportunidades y prosperidad para las personas y las comunidades de toda la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.