Actualidad|Noticias Destacadas

Eduardo Urbina: Desterrado de su patria por militares, regresa por la puerta grande

Eduardo Urbina regresa por la puerta grande

Eduardo Enrique Urbina

Compartir

Tegucigalpa. – Un pequeño paso hacia la justicia y un precedente muy importante tras casi cinco años de persecución por razones políticas, hoy dan la razón al universitario Eduardo Urbina, uno de los beneficiados con la Ley de Amnistía.

Urbina, exiliado en Costa Rica por ejercer su derecho a la protesta luego del fraude electoral de 2017 que favoreció al extraditable y capo del narcotráfico según Estados Unidos, Juan Orlando Hernández, recibió sobreseimiento definitivo del Juzgado de Letras de lo Penal.

Después de ser forzado a abandonar su patria y pasar angustias y depresión, ahora es libre de los cargos incendio agravado, uso de armas de guerra y atentado en perjuicio de la seguridad del Estado de Honduras, que le imputaba la Fiscalía bajo la orden del fiscal general de la República, Óscar Fernando Chinchilla.

Eduardo Enrique Urbina, fue acusado de incendiar un camión militar durante protestas post fraude del 15 de diciembre de 2017 en el sector de El Carrizal, en Tegucigalpa.

El caso fue uno de los más visibles, en aquel entonces, era estudiante de Historia en la Universidad Autónoma de Honduras (UNAH), integrante del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), miembro de la organización política Los Necios y militante del opositor partido Libertad y Refundación (Libre).

Con una sonrisa y un sentimiento de esperanza, Urbina compartió su sentir con Criterio.hn, pues la agonía que sufrió se ha transformado y, ayer 10 de marzo de 2022, vio un destello de justicia.

Urbina sobrevivió a cuatro años de persecución judicial, donde fue tratado como criminal por los entes de justicia de Honduras, expuesto como un delincuente y tuvo que pasar el encierro en cárceles de Nicaragua y Costa Rica debido a la alerta de Interpol interpuesta por el fallido sistema judicial de Honduras que solicitó su extradición cuando huyó del país.

Irónicamente fue acusado por los mismos que realizaban actos y violaciones contra el pueblo.

“Hoy, cuatro años después, se me hace justicia”, enfatizó Urbina, quien explicó que unas pocas horas atrás de conocer el sobreseimiento definitivo a su favor, habló con su apoderada legal Dora Oliva integrante del Cofadeh.

Lea también: A sangre y fuego Juan Hernández ha secuestrado el poder en Honduras

El 10 de diciembre de 2017, huyó a Costa Rica, así lo comprobó un boleto de una empresa de transporte terrestre con esa fecha y su pasaporte registró su entrada a Costa Rica el 11 de diciembre, evidenciando que salió de Honduras antes del incendio que le atribuían.

Sin importar esos comprobantes, el 15 de diciembre la policía hondureña lo acusó del incendio al vehículo militar, según ellos durante una manifestación en Tegucigalpa, como supuesta prueba presentaron una fotografía de un hombre con rasgos físicos similares a Urbina.

Pero este 2022, los aires cambiaron, el juez resolvió conforme al decreto 4-2022 enviado por el Congreso Nacional de Honduras, entregar una carta de libertad definitiva a los apoderados legales de Urbina.

La resolución obedece a la solicitud de amnistía del 17 de febrero de 2022 que presentó el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), para once casos de presos políticos y exiliados por persecución política, durante el golpe de Estado de junio de 2009 y la reelección ilegal del expresidente Hernández en 2017.

El Cofadeh que ahora benéfica a Urbina con el proceso de amnistía, también lo acompañó al momento de su salida para ponerlo a salvo de una campaña de persecución penal, mediática y criminal conducida por la Policía Militar y la inteligencia paramilitar de la dictadura que encabezó Juan Hernández.

Lea también: Cofadeh solicita a los Juzgados amnistía para once exiliados y perseguidos políticos

DESTELLOS DE JUSTICIA

Con contundencia, Urbina agradeció al Cofadeh por luchar durante años por los derechos humanos, la memoria y la búsqueda de justicia para todas las victimas de violaciones a derechos humanos.

El equipo del Cofadeh coordinado por la abogada Dora Oliva, notificó a Urbina que fue favorecido por la Ley de Amnistía, es decir, quedan canceladas las órdenes de captura de la Policía Nacional de Honduras y la alerta migratoria interpuesta a la Policía Intencional- Interpol.

Urbina fue emotivo al describir que la carta de libertad marca un momento en su vida donde “las palabras sobran y faltan”, pero, aunque le encantaría estar cerca de su familia y poder abrazarlos, debe planificar su retorno analizando que sucederá de aquí en adelante.

“Es muy prematuro tener una respuesta ahora”, señaló Urbina, al tiempo que agradeció a Costa Rica por abrirle los brazos y darle nuevas oportunidades, brindarle amistades y mucho conocimiento.

También dijo estar sumamente agradecido con el Cofadeh, diversas organizaciones de derechos humanos de Honduras y de Costa Rica y con todos los espacios que manifestaron su apoyo y solidaridad.

El beligerante joven universitario dijo que este es un pequeño paso para un proceso de justicia, porque hace falta aplicar la amnistía también a otros grupos que fueron afectados con acusaciones falsas por persecución por temas políticos, entre estos campesinos y campesinas.

“Todavía sufren procesos espurios que nunca debieron formularse dentro del Poder Judicial”, asimismo mencionó a defensores de derechos humanos y del medio amiente, estudiantes y personas en contra de régimen y la dictadura de gobierno Hernández.

Entes defensores de derechos humanos, señalan que todavía hay muchos casos de exiliados, entre ellos periodistas y del medio ambiente.

A través de su mensaje a este medio digital, exhortó al pueblo hondureño a recordar que la lucha continúa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.