CPH amenaza con expulsar a periodistas que piden transparencia en ente de pensiones

 Dicen que defenderán a “connotados” periodistas e importantes medios sujetos de una campaña de odio 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Los directivos del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) amenazaron el sábado con expulsar a dos comunicadoras jubiladas por demandar en un juzgado al ente de previsión del gremio y se declararon en sesión permanente ante los ataques a “connotados periodistas” e “importantes” medios de comunicación.

La organización de los periodistas en una asamblea general extraordinaria, con una pobre concurrencia, amenazó también con expulsar al periodista activo Gustavo Palencia, por acudir al Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) a solicitar información de las operaciones administrativas y financieras del Instituto de Previsión Social del Periodista (IPP), a quien acusan de una campaña.

Los directivos del CPH, en una nueva evidencia de su antitransparencia, exigieron la salida del salón donde se celebraba la asamblea, de la abogada Teodolinda Pineda, quien en su carácter de notaria, y por tanto, de ministra de fe pública, se personó al lugar a petición de los periodistas Palencia, Rosales y Mejía para levantar un acta notarial de lo que se trataría en el evento.

Los periodistas Gustavo Palencia, Delia Mejía y Vilma Gloria Rosales han sido amenazados

con ser expulsados por pedir transparencia en el IPP, les acompaña Teodolinda Pineda

Los directivos del CPH, encabezados por Dagoberto Rodríguez, amenazaron con la expulsión de la organización gremial de Vilma Gloria Rosales y Delia Mejía, quienes acudieron a los tribunales a demandar al ente de pensiones por el cálculo de su pensión en base a una resolución de los dirigentes y no de la ley del IPP.

También acudieron, como es su derecho, a denunciar el hecho al Ministerio Público, que abrió investigaciones y llamó a declarar al gerente del IPP, Nelson Omar Calderón Milla, y a los dirigentes del ente de pensiones, presididos por Dagoberto Rodríguez, que también lidera la directiva del CPH.

En la asamblea, en la que participaron unas 35 personas, incluidos los directivos, el presidente del Tribunal de Honor del CPH, Eduin Romero, presentó un informe en el que acusó a Rosales, Mejía y Palencia de ser responsables de una campaña en contra del CPH, sus dirigentes y el ente de pensiones.

Nota relacionada Directivo de periodistas amenaza con «limpieza» en el gremio usando expedientes de cuerpos de investigación

El directivo, que es funcionario de gobierno, entregó el informe a la junta directiva del CPH y advirtió a Rosales, Mejía y Palencia que “si no se corrigen la junta directiva o la asamblea tendrá que tomar la decisión que estime conveniente”.

El afiliado y activista del Partido Nacional, Rodolfo Montalván, en tono amenazante pidió decisiones en el acto a la asamblea, diciendo que “muerto el perro se acaba la rabia”. 

En un comunicado del CPH, leído en la asamblea, manifiesta: “Hemos visto en los últimos meses con suma preocupación una sistemática campaña de odio y ataque en contra de connotados periodistas e importantes medios del país, alentada por grupos y sectores políticos radicales”.

Vista de la asamblea realizada este sábado 28 de septiembre

Rodríguez Coello, que leyó el comunicado, no precisó los nombres de los “connotados” periodistas ni de los “importantes medios de comunicación” que estarían siendo objeto de una supuesta campaña de odio y ataque.

Los dirigentes del CPH se solidarizaron con “nuestros agremiados que hoy son blanco de una brutal campaña de persecución, intimidación y odio, como parte de una estrategia obscena y sucia para desprestigiar a medios de comunicación e importantes líderes de opinión pública”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.