Conflicto en la UNAH ha sido generado por sectores de la izquierda radical: autoridades universitarias

Mañana martes se conocerá la condición del calendario académico 2017 y de los estudiantes de primer ingreso

Por: Redacción CRITERIO

rerdaccion@criterio..hn

Tegucigalpa.-Las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) atribuyen que el conflicto que ha provocado la pérdida de clases durante 60 días consecutivos, ha sido provocado por “sectores de la izquierda radical”, entre los que se señalan a movimientos estudiantiles,  organizaciones defensoras de los derechos humanos e ideológicas, Partido Libertad y Refundación (Libre) y a un sector «anárquico» de la iglesia católica.

La aseveración de las autoridades de la Alma Mater está plasmado en un amplio comunicado de prensa emitido la noche del domingo en el que además señalan que el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) ha cambiado su agenda inicial, pasando de lo académico a lo político.

«Resulta claro que el objetivo el MEU y de las organizaciones radicales de izquierda es mantener el caos, desestabilizar el gobierno universitario y pretender acceder al control de la UNAH, y tener a su disposición la administración, las estructuras de gobierno universitario y el  presupuesto de la institución, y  capturar  una estructura institucional para desde allí planificar acciones frente a los procesos políticos nacionales ya en curso», reza el texto en una de sus partes.

Noticia Relacionada: Crisis en la UNAH: ¿Agotamiento de un modelo? (1-4)

A continuación el comunicado:

A SESENTA DÍAS DEL CONFLICTO

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), a sesenta (60) días del conflicto, expresa a la Comunidad Nacional y a la Comunidad Universitaria las valoraciones siguientes:

  1. El conflicto en la UNAH se ha configurado con un nivel de complejidad debido a los diferentes actores que lo promueven y sostienen. Inició, aparentemente, como un tema académico-estudiantil (Normas Académicas y Elecciones Estudiantiles),  derivando casi de inmediato a temas políticos, ideológicos y partidarios, obedeciendo a los intereses particulares de quienes  lo dirigen y sostienen. 
  2. El Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) es una plataforma que aglutina al Movimiento Amplio Universitario (MAU), Avanzada Estudiantil, Movimiento Revolucionario Los Bryan (MRB), Movimiento Estudiantil Revolucionario – Lorenzo Zelaya (MER-LZ), Movimiento Ignacio Martín Baró (MIMB), el Frente de Reforma Universitaria (FRU), más algunas asociaciones estudiantiles. Todas estas estructuras de estudiantes son militantes activos y miembros de organizaciones de la extrema izquierda radical, como ser: Partido Socialista para la Transformación de Honduras (PSTH), Organización Política Los Necios (OPLN), Frente Patriótica Morazanista (FPM), Fuerzas Populares Revolucionarias Lorenzo Zelaya (FPRLZ), Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC-H),  miembros radicales del Partido Libertad y Refundación  (LIBRE) que no militan en las organizaciones citadas, organizaciones de izquierda defensoras de Derechos Humanos y  el sector anárquico de la Iglesia Católica. Aunque con enfoques y estrategias diferentes, estos grupos coinciden en la Teoría del Caos y la destrucción por medio de la violencia para debilitar o destruir la institucionalidad pública cuando ésta no responde a sus particulares intereses.
  3. El MEU abandonó el diálogo en mayo 2017, después que realizaron el Congreso de Estudiantes en el mes de abril. Durante el año 2016 y hasta abril 2017 autoridades universitarias sostuvieron reuniones para avanzar en los Acuerdos 2016 y encontrar una ruta para las elecciones estudiantiles a fin de que hubiese una representación estudiantil en los organismos de gobierno de la UNAH, electa mediante proceso electoral directo. En las reuniones participaron los líderes del MEU: Héctor Ulloa, Diego Valdez, Israel Herrera, Mirtha Gonzales, Héctor Estrada, Cristian Sanabria, Marcio Silva y Marco Rubí, entre otros. 
  1. El MEU cambió de rumbo y en junio de este año demandó la RENUNCIA DE TODO EL EQUIPO DE DIRECCIÓN SUPERIOR de la UNAH, un total de 37 cargos, y colocó esta demanda como condición para continuar en el diálogo. Esta demanda trasciende de lo académico estudiantil a lo político partidario, e inscribe el conflicto en la ruta de lo irresoluble, demostrando que no tienen interés en una solución. Tener éxito en una demanda como la planteada, solo es posible si el demandante acompaña con pruebas fehacientes la reprobación de las autoridades universitarias y el resultado desfavorable de su gestión. Y este no es el caso.
  2. En un segundo momento, cuando el MEU entrega al Congreso Nacional la propuesta de nombrar un nuevo gobierno universitario y la Reforma a la Ley Orgánica, evidencia su verdadera intención y la pretensión de dirigir la UNAH junto al gremio docente y el sindicato. Con esta propuesta, el MEU saca el conflicto del círculo interno de la UNAH y lo traslada al Congreso Nacional. En estas dos últimas demandas es claro el objetivo del MEU y quienes están detrás del conflicto: llegar a la dirección de la UNAH al margen de los procedimientos que manda la Ley Orgánica.
  3. Un conflicto que ya dura más de 60 días consume una cantidad enorme de recursos: las tomas de los Edificios en Ciudad Universitaria y los Centros Regionales han tenido de forma activa entre 100 y 150 personas. El financiamiento de alimentos sólidos y líquidos, desplazamientos a los diferentes centros regionales y proveer de diversos insumos es parte de la factura que les están pasando a los estudiantes del MEU las agrupaciones de la izquierda radical, quienes exigen, para cerrar el conflicto, el cumplimiento de sus objetivos fundamentales. Si el conflicto se hubiese mantenido en el ámbito académico ya se hubiera resuelto.

Resulta claro que el objetivo el MEU y de las organizaciones radicales de izquierda es mantener el caos, desestabilizar el gobierno universitario y pretender acceder alcontrol de la UNAH, y tener a su disposición la administración, las estructuras de gobierno universitario y el  presupuesto de la institución, y  capturar  una estructura institucional para desde allí planificar acciones frente a los procesos políticos nacionales ya en curso.

La agenda pendiente con el MEU es doble: Normas Académicas y Reglamento Electoral. El MEU debe entregar la propuesta de reformas a las Normas Académicas y documentar el proceso de construcción de las mismas. Las Autoridades pueden acreditar que las Normas Académicas aprobadas por el Consejo Universitario fue un proceso de construcción participativa que involucró a Autoridades, Docentes y Estudiantes durante dos años. Y respecto al Reglamento Electoral, el MEU debe entregarlo después de haber sido elaborado de manera consensuado por las diferentes organizaciones de estudiantes universitarios. Esos fueron los dos objetivos del Congreso de Estudiantes del MEU celebrado en abril 2017.

Finalmente, el día martes 15 de agosto, la UNAH estará informando oficialmente acerca de la condición del Calendario Académico 2017, de la situación del II Y III Período Académico y de los estudiantes de Primer Ingreso, que su primer período en la UNAH comenzará en septiembre 2017.

Ciudad Universitaria, 14 de agosto de 2017

Un comentario en “Conflicto en la UNAH ha sido generado por sectores de la izquierda radical: autoridades universitarias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.