Comunidad garífuna encara al Conadeh en busca de respuestas por rapto de pobladores

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –Una comitiva de la comunidad garífuna de la zona atlántica de Honduras se apostó este martes frente al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) para exhortar a las autoridades de esta institución a que velen por la protección de los derechos de cuatro pobladores de la comunidad de El Triunfo de la Cruz, Tela, Atlántida, raptados y desaparecidos desde el 18 de julio.

Lea además: Si no cumplen el fallo de la CIDH, garífunas demandarán al Estado

Los líderes comunitarios fueron recibidos por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, a quien, además de exigirle su mediación para establecer el paradero de sus cuatro compañeros, le entregaron una resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) mediante la cual se insta al Estado de Honduras a proteger a las comunidades garífunas.

Este martes 18 de agosto se cumple un mes desde la desaparición forzada de los pobladores de El Triunfo de la Cruz, en un hecho que fue perpetrado por sujetos que vestían indumentaria de la Dirección de Investigación Policial (DPI), según los relatos de los familiares de las víctimas que presenciaron el hecho.

Entre los cuatro líderes garífunas raptados, está el presidente del patronato, Sneider Centeno, así como Milton Martínez y Suany Álvarez, defensores del Comité de Tierras de la comunidad.

La sentencia de la Corte-IDH contra el Estado de Honduras fue emitida en el 2015. “Son cinco años de asesinatos sistemáticos de líderes garífunas y de kilómetros y kilómetros de tierra que han sido despojados “, dijo Ana Alma Ávila, quien viajó desde la comunidad de Corozal, La Ceiba, litoral Caribe hondureño.

Ávila, reclamó a Herrera Cáceres por su decidia y dio pistas frente a todos los medios de comunicación sobre los posibles escenarios de la desaparición forzada, al manifestar que Snaider Centeno era un líder nacional que estuvo luchando junto a la Organización Fraternal Negra de Honduras (Ofraneh) contra la aprobación de una ley que pretendía legitimar el despojo de sus tierras.

Agregó que Snaider también estuvo presente en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) exigiendo el cumplimiento de una sentencia contra el Estado de Honduras que ordena proteger a las comunidades garífunas.

“Se establece que los que secuestraron a nuestros hermanos garífunas eran agentes de la DPI y estas acciones no solo generan temor, sino que quebrantan toda una lucha organizada”, dijo la líder de la comunidad de Corozal.

Roberto Herrera Cáceres, quien estuvo a la par de la joven garífuna, confirmó haber recibido la Corte Interamericana de Derechos Humanos y expresó que asumirá el cumplimiento de esta.

A pesar de que la comunidad garífuna dice que no hay respuestas, Cáceres manifestó que el Conadeh está haciendo “acciones concretas” y que le preocupa “el tiempo que transcurre y no tener evidencias de vida de los garífunas desaparecidos”.

“Sabemos que, si el Estado no encuentra a los autores de esta desaparición forzada, tendrá que asumir su responsabilidad”, concluyó el ombudsman hondureño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.