Comerciantes hondureños demandan nueva ley tributaria

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. Los comerciantes de los mercados hondureños demandaron a las autoridades tributarias, la aprobación de una nueva ley dirigida a fomentar el sector informal de la economía,  ya que las nuevas resoluciones fiscales los están llevando a la quiebra.

La petición fue formulada por las asociaciones de comerciantes de los mercados de las diferentes regiones, ante la titular de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), Miriam Guzmán, durante una prolongada reunión en la que se analizó, además, los impactos del nuevo régimen de facturación.

Los comerciantes solicitaron una nueva legislación  que contenga tasas impositivas que los favorezcan y una prórroga para ampararse al nuevo sistema de facturación, sin embargo esto último fue negado por la DEI.

“Salgo un poquito no conforme con la prórroga de la facturación, vamos a trabajar con esto”, dijo Máximo Castillo, dirigentes de los comerciantes del mercado San Isidro, ubicado en Comayagüela.

Castillo pidió a Guzmán frente a los periodistas, que le explicara qué donde radica el problema para no dar la prórroga solicitada y que de no otorgárseles se seguirá poniendo en apuros a los vendedores de los mercados municipales.

Explicó que lo que se solicitó a la DEI es que de manera transitoria, mientras se le hagan las reformas a la nueva ley, se les permita trabajar con talonarios de factura a nombre de las asociaciones de los mercados, ya que de esta manera no perderán sus clientes como está ocurriendo en la actualidad.

La funcionara no dio plazo para solventar la petición, pero aseguró que le dará celeridad al asunto y buscar un acercamiento con el Congreso Nacional, para presentar el proyecto, con alguien que tenga iniciativa de ley.

De su lado la directora de la DEI, aseguró que con el nuevo régimen de facturación, el gobierno no desea afectar a los microempresarios por se sabe que la mayoría realizan actividades de subsistencia, sino que poner control con las grandes contribuyentes, que en el pasado se han valido de artimañas para evadir el fisco.

En ese sentido, citó el caso de una empresa que anualmente factura 14 mil millones de lempiras, pero el año pasado tuvo el descaro de pagar 500 lempiras de Impuesto Sobre la Renta (ISR), “eso es lo que nosotros tenemos dentro de nuestro radas, no son las personas de los mercados”.

El sistema de facturación inició en abril pasado, y consiste en la obligatoriedad de los contribuyentes de pedir a la DEI permiso para imprimir documentos fiscales como facturas y recibos.

Los comerciantes de los mercados arguyen que la nueva modalidad fiscal los está llevando al cierre de sus negocios, porque han dejado de vender sus productos a grandes empresas que llevan un control contable, ya que la nueva ley solo admite documentos fiscales codificados.

Por su parte el presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Jimmy Dácaret, considera  que el problema continuará, porque la creación y aprobación de una nueva ley dirigida al sector informal llevará mucho tiempo.

Con el nuevo régimen de facturación la DEI, proyecta elevar las recaudaciones del Impuesto Sobre Ventas (ISV)  entre un 20 y 30 por ciento.

Siga esta noticia en Twitter: @criteriohn. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.