Científicas hondureñas piden proteger el Parque Nacional Marino Islas del Cisne

Tegucigalpa.- El capítulo hondureño de la Organización de Mujeres en la Ciencia para el Mundo en Desarrollo (OWSD-Honduras), expresan su profunda preocupación ante el anuncio de la construcción de una cárcel de máxima seguridad en las Islas del Cisne y piden proteger el Parque Nacional Marino.

Las OWSD de Honduras señala que es importante que las autoridades nacionales y toda la población recuerde elementos técnicos y ecológicos muy importantes como que el Estado de hondureño declaró a las Islas del Cisne como Parque Nacional Marino, mediante Acuerdo Ejecutivo No. 3056-91, el 30 de octubre de 1991. Asimismo, las islas constituyen una zona protegida prioritaria para la conservación en nuestro país.

En general, las islas son laboratorios y santuarios naturales que han servido a la ciencia y para la comprensión de dinámicas de la vida y de los ecosistemas en El Caribe, por ello, se encuentran en estado de recuperación desde 1982.

 Según la evidencia científica, las Islas del Cisne albergan una rica biodiversidad, incluyendo una variedad de especies de aves migratorias y residentes y especies endémicas. Estas especies son de importancia ecológica y su conservación es fundamental para mantener la salud y el equilibrio de los ecosistemas marinos y costeros de la región.

El pronunciamiento, además, señala que no se dispone de una evaluación de impacto ambiental actual que el proyecto de una cárcel de máxima seguridad tendría sobre esos ecosistemas y el paisaje de la región.

También advierten que el proyecto de dicha cárcel tendría efectos directos e indirectos graves, temporales y permanentes sobre el ecosistema de las Islas del Cisne, como:  la alteración y/o pérdida de hábitat para diversidad de especies, contaminación irreversible por desechos y residuos sólidos, contaminación por aguas residuales y tóxicos, contaminación acústica y lumínica.

Además, produciría la sobreexplotación de los recursos limitados de la isla, la introducción de especies invasoras que podrían alterar irreversiblemente la flora y fauna de la isla y el riesgo de tráfico de especies nativas y de especies raras que deben ser protegidas.

Recuerda que me el Colegio de Biólogos de Honduras ha emitido un serio dictamen que debe ser considerado por el Gobierno de Honduras, al cual instamos a detener inmediatamente los planes de construcción y a llevar a cabo un proceso de evaluación riguroso sobre el impacto ambiental del proyecto que permita la participación activa multisectorial.

Leer más: Ambientalmente insostenible un centro penal en Islas del Cisne, concluye Colegio de Biólogos de Honduras

Deberá incluirse el estudio de la efectividad del modelo de cárceles en islas de otros países, así como de la posibilidad de alternativas en otras regiones de Honduras donde el impacto ambiental no sea tan grave. Cabe aclarar que una evaluación de impacto ambiental es un procedimiento para evaluar, predecir y mitigar los potenciales impactos positivos o negativos que un proyecto de obra puede causar al ambiente en el corto, mediano y largo plazo.

Este tipo de evaluaciones también se usan para definir las alternativas cuando el proyecto no es conveniente y se ejecutan previo a la toma de decisión, no son estudios que se hacen para validar lo que ya está decidido.

Los estudios que se hagan deben también incluir aspectos de costo-beneficio, de derechos humanos, atención en salud física y mental de las personas, acceso de las familias de los privados de libertad y el manejo de crisis de seguridad, sanitarias y de desastres.

Sólo a través de una evaluación independiente, estricta y transparente se podrán tomar decisiones informadas y responsables que protejan tanto los intereses de seguridad nacional, como la integridad del medio ambiente en dichas islas.

El Estado tiene el deber legal y moral de proteger el patrimonio natural en las Islas del Cisne y no debe ponerlo en riesgo. Esto también es parte de su compromiso al haber firmado convenios internacionales de protección. En su lugar, debe impulsar un plan para convertirlo en un espacio de investigación científica generador de conocimiento útil para la humanidad, finaliza el pronunciamiento de las científicas hondureñas.

  • Jorge Burgos
    Tengo algunos años de experiencia y me encanta practicar el periodismo incómodo que toque los tinglados del poder, buscando cambios en la forma de gobernar y procurar el combate a la corrupción, develando lo que el poder siempre quiere ocultar. jorgeburgos@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte