Actualidad|Noticias Destacadas

Centaurus, el retoño de Ómicron que amenaza con volver al principio de la pandemia

Centaurus amenaza con volver al principio de la pandemia

Compartir

 

Tegucigalpa.- El fin del SARS-CoV-2 o Covid-19 está más distante de lo que se avizoraba, la nueva subvariante de Ómicron amenaza con llevar a varias naciones al principio de la pandemia al ser más contagiosa, evadiendo los anticuerpos y replicando la enfermedad en periodos cortos.

A mediados de junio se detectó la nueva variante BA.2.75 denominada por la comunidad científica como “Centaurus” siendo la más contagiosa, difícil de detectar, evade los anticuerpos de vacunas o naturales y expone a contagios masivos en cortos periodos de tiempo, incluso en riesgo de volver a contagiarse.

Lo anterior genera mayor preocupación debido a la existencia de las subvariantes de Ómicron BA.4, detectada en al menos 58 países, y BA.5 que se confirma en 62 naciones, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo internacional expone que la subvariante BA.5 constituye la principal fuente de contagios en el mundo, mientras el director general de la OMS, Tedros Adhanom, cuestiona que “en muchos países básicamente estamos ciegos sobre cómo está mutando el virus, no sabemos qué es lo que vendrá después”, como es el caso de Honduras que no existe un manejo adecuado ni se conocen qué variantes circulan.

BA.2.75 o Centaurus se detectó a inicios de junio en la India y está presente en 10 países entre estos: Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Nueva Zelanda y Reino Unido, entre otros, sin embargo, la OMS no se ha pronunciado sobre esta mutación de Ómicron.

Cabe señalar que se han detectado 45 mutaciones de Ómicron, de las cuales 15 son nuevas, sin embargo, dos son delicadas por ser más contagiosas incurriendo en países a enfrentar la cuarta ola de la pandemia.

El médico intensivista Hugo Fiallos explicó que Centaurus es la penúltima variante de Ómicron y que promete colapsar los sistemas sanitarios de los países debido a su mayor capacidad de contagio, menor forma de ser detectada, más resistencia superando las subvariantes BA.4 y BA.5 siendo incluso cinco veces más rápido su contagio que sus predecesores, esto representa mayor gente contagiada en menor tiempo.

Fiallos vaticina que Centaurus “sea la sensación en nuestro país ya que actualmente el repunte de casos es muy alto”.

Tanto la BA.4, BA.5 y BA.2.75 son capaces de saltarse la inmunidad que se había logrado tener con vacunas o por personas infectadas y pone en riesgo de contagios recurrentes por lo que Fiallos cuestiona la desidia de las autoridades para enfrentar el brote que amenaza en volver a colapsar los hospitales y centros de triaje.

“Actualmente ya o hay ninguna medida de restricción ni de contención del virus; no hay mascarillas, no hay distanciamiento, no hay pruebas, no hay tamizajes, no hay seguimiento de casos, no hay detención de asintomáticos contagiosos, no hay seguimiento de contactos, no hay antígenos, no hay tratamiento, hemos regresado al desorden que estábamos acostumbrados”, reprochó.

De igual forma, el infectólogo Tito Alvarado, alerta que se está en riesgo con Centaurus frente a las demás subvariantes de Ómicron que representan una amenaza al no conocerse más estudios sobre sus efectos.

“Si estamos con problemas con la de Ómicron 4 y 5 esta (Centaurus) las duplica o triplica, cinco veces más transmisible que las anteriores y mucho más severa, no respeta la inmunidad de las vacunas o natural, eso es preocupante para países como Honduras”, lamentó.

Honduras cuenta con una población cercana a los 10.1 millones de habitantes, de estos, 6.2 se han vacunado con la primera dosis contra el Covid-19, según datos del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) de la Secretaría de Salud.

5.3 hondureños tiene la segunda dosis de la vacuna y entre tercera y dosis de refuerzo (cuarta dosis) se reportan 2.8 millones, sin embargo, con las referidas variantes tienen una evasión a la inmunidad, aunque las vacunas reducen la probabilidad de muerte.

El ministro de salud, José Manuel Matheu, no descarta que la subvariante Centaurus circule en el país consecuencia de los altos registros de contagios y hospitalizaciones de pacientes.

“La subvariante BA.2.75, conocida como Centaurus, es más infecciosa, pero menos letal si las personas están vacunadas. Es algo obvio debido al incremento de casos y fuertes síntomas”, declaró Matheu.

Según el último boletín de la Secretaría de Salud, en lo que va de 2022, al menos 430 mil personas se han contagiado de la enfermedad cobrando la vida de 471 hondureños. Existe carencia de pruebas para detectar el virus lo que impide conocer la realidad de casos en Honduras.

La nueva subvariante de Ómicron amenaza en conllevar a varias naciones al principio de la pandemia al ser más contagiosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.