Carta abierta del arzobispo Viganò a Donald Trump. ¿Está lista Honduras para lo que viene?

Por John Moran Robleda

La semana pasada, el 7 de junio, el ex nuncio apostólico de los Estados Unidos, el arzobispo Carlo María Viganò, decidió otra vez sacudir el mundo católico expresando lo que es técnicamente la posición de la resistencia católica al papa globalista de Francisco I. Su carta abierta al mundo católico y ciudadanos de buena fe, “Veritas Liberat Vos” es el intento de presentar filosóficamente esta línea católica. Escribí sobre ello aquí

https://criterio.hn/carta-abierta-para-la-oposicion-veritas-liberabit-vos/

Su petición es parte del cambio de paradigma mental y despertar que he hablado por dos años aquí en criterio.hn. Hay mucho en juego. Y eso incluye el reseteo de no solo, la economía global, sino también de la civilización humana.

Viganò conoce a los jugadores occidentales y globales, y la política norteamericana mejor que cualquiera de nosotros. Hasta 2016, él estaba allí, y era su trabajo saber qué estaba pasando y quién estaba detrás de la cortina del mago. Cuando habla sobre esta situación en ciudad de Washington, no solo es para norteamericanos, sino para todos los católicos incluyendo los católicos acá en Honduras harían bien en escuchar. Es el norte para la acción católica en la política.

En este momento, como su excelencia explica muy bien, Donald Trump se interpone (que sea su intención o accidental) entre nosotros, la HUMANIDAD y un diabólico Nuevo Orden Mundial. Lo que está sucediendo ahora tiene mucho que ver con lo que muchos han luchado – sea católico o no -durante más de cincuenta años contra un culto luciferino milenial y el surgimiento de un orden mundial anticristiano que se está erigiendo como una nueva Torre de Babel para tomar el lugar del Reinado Social de Cristo, y así masacrar la humanidad y luego esclavizar esos sobrevivientes.

No importa si son católicos o no. Lean la carta del arzobispo Viganò al Presidente Trump para sacar cosas valiosas y para entender la nueva realidad que enfrentamos. Lo que él dice también se aplica a Honduras. Mis comentarios están en corchetes.

 

Carta Abierta al presidente Trump del Arzobispo

Carlo María Viganò

 

7 de junio de 2020

Domingo de la Santísima Trinidad

 

Señor presidente,

 

En los últimos meses hemos sido testigos de la formación de dos bandos opuestos que yo llamaría bíblicos: los “hijos de la luz” y los “hijos de la oscuridad”. Los “hijos de la luz” constituyen la parte más conspicua de la humanidad, mientras que los “hijos de la oscuridad” representan una minoría absoluta. Y, sin embargo, los primeros son objeto de una especie de discriminación que los coloca en una situación de inferioridad moral con respecto a sus adversarios, que a menudo ocupan posiciones estratégicas en el gobierno, la política, la economía y los medios de comunicación. De una manera aparentemente inexplicable, los buenos son tomados como rehenes por los malvados y por aquellos que los ayudan, ya sea por interés propio o por temor [también por ignorancia].

Estos dos lados, que tienen una naturaleza bíblica, siguen la clara separación entre la descendencia de la Mujer y la descendencia de la Serpiente [claramente refiriendo a la creación humana nacidos de Adán y Eva, y los de la Serpiente es transhumanismo, humanos sintéticos, IA, tecnológica]. Por un lado, hay quienes, aunque tienen miles de defectos y debilidades, están motivados por el deseo de hacer el bien, ser honestos, formar una familia, dedicarse al trabajo, dar prosperidad a su tierra natal, ayudar los necesitados y, en obediencia a la Ley de Dios, merecer el Reino de los Cielos. Por otro lado, hay quienes se sirven a sí mismos, no tienen principios morales, quieren demoler a la familia y a la nación, explotar a los trabajadores para hacerse excesivamente ricos, fomentar divisiones internas y guerras, y acumular poder y dinero: para ellos, la ilusión falaz del bienestar temporal algún día, si no se arrepienten, cederá ante el terrible destino que les espera, lejos de Dios, en la condenación eterna.

En la sociedad, señor presidente, estas dos realidades opuestas coexisten como enemigos eternos, así como Dios y Satanás son enemigos eternos. Y parece que los “hijos de la oscuridad”, a quienes podemos identificar fácilmente con el “Deep State” al que Ud. se opone sabiamente, y que está librando una guerra feroz contra usted y sus aliados en estos días, han decidido mostrar sus cartas, por así decirlo, al revelar sus planes. Parecen estar tan seguros de tener todo bajo control que han dejado de lado esa circunspección que hasta ahora había ocultado al menos parcialmente sus verdaderas intenciones. Las investigaciones ya en curso revelarán la verdadera responsabilidad de quienes manejaron la emergencia de Covid-19 no solo en el área de la atención médica sino también en la política, la economía y los medios de comunicación [en referencia al papel de mafias políticas en los países del mundo en nombre de una agenda distópica – y la corrupción que lo acompaña]. Probablemente descubriremos que en esta colosal operación de ingeniería social hay personas que han decidido el destino de la humanidad, y se han impuesto el derecho de actuar contra la voluntad de los ciudadanos y sus representantes en los gobiernos de las naciones [¿Es Juan Hernández y su mafia política cómplice o ingenuo de lo que ocurre?].

También descubriremos que los disturbios en estos días fueron provocados por aquellos que, al ver que el virus se desvanece inevitablemente y que la alarma social de la pandemia está disminuyendo [en los EE. UU. No sé qué decir sobre los hondureños en ese aspecto. ¿Aun engañados?], necesariamente han tenido que provocar disturbios civiles, porque serían seguidos por una represión que, aunque legítimo, podría ser condenado como una agresión injustificada contra la población [muchos generales ya expresaron sus sentimientos acera de esa intención Trumpiana]. Lo mismo ocurre también en Europa, en perfecta sincronía. Está bastante claro que el uso de protestas callejeras es instrumental para los propósitos de aquellos que desean ver a alguien elegido en las próximas elecciones presidenciales que encarna los objetivos del “Deep State” y que expresa esos objetivos fielmente y con convicción. No será sorprendente si, en unos meses, aprendemos una vez más que, escondidos detrás de estos actos de vandalismo y violencia, hay quienes esperan beneficiarse de la disolución del orden social para construir un mundo sin libertad: “Solve et Coagula”, como enseña el adagio masónico [sin decirlo, reconoce que todo fue planeado y financiado por billonarios del Cabal].

Aunque pueda parecer desconcertante, las alineaciones opuestas que he descrito también se encuentran en los círculos religiosos. Hay pastores fieles que cuidan el rebaño de Cristo, pero también hay infieles mercenarios que buscan dispersar el rebaño y entregar las ovejas para que sean devoradas por lobos voraces. No es sorprendente que estos mercenarios sean aliados de los hijos de la oscuridad y odien a los hijos de la luz: así como hay un “Deep State”, también hay un “Deep State” en la iglesia [confabulando con el Cabal] que traiciona sus deberes y renuncia a sus compromisos apropiados ante Dios [Hay que preguntar  ¿Según sus acciones, administración, con quien se rodea, y su posición con el papa Francisco I, es el Cardenal Maradiaga uno de ellos?]. Así, el enemigo invisible, contra quien los buenos gobernantes luchan en los asuntos públicos, también es combatido por los buenos pastores en la esfera eclesiástica. Es una batalla espiritual, de la que hablé en mi reciente llamamiento que se publicó el 8 de mayo.

Por primera vez, Estados Unidos tiene en usted un presidente que defiende valientemente el derecho a la vida, que no se avergüenza de denunciar la persecución de los cristianos en todo el mundo, que habla de Jesucristo y del derecho de los ciudadanos a la libertad de culto. Su participación en la “Marcha por la Vida”, y más recientemente su proclamación del mes de abril como el “Mes Nacional de Prevención del Abuso Infantil”, son acciones que confirman en qué lado desea luchar. Y me atrevo a creer que los dos estamos del mismo lado en esta batalla, aunque con diferentes armas.

Por esta razón, creo que el ataque al que fue sometido después de su visita al Santuario Nacional de San Juan Pablo II es parte de la narrativa orquestada de los medios que busca no combatir el racismo y traer orden social, sino levantar las pasiones; no para traer justicia, sino para legitimar la violencia y el crimen; no para servir la verdad, sino para favorecer a una facción política. Y es desconcertante que haya obispos, como aquellos a quienes denuncié recientemente [refiere a su carta publicada el 25 de agosto de 2018, de 11 páginas, acusando al Papa Francisco y a muchos otros líderes de la Iglesia, entre ellos el Cardenal Maradiaga, de ocultar acusaciones de conducta sexual inapropiada contra el entonces Cardenal Theodore McCarrick y de hacer lo mismo en otros lados], prueban que están alineados en el lado opuesto. Están subordinados al “Deep State”, al globalismo, alineados con esa línea de pensamiento, al Nuevo Orden Mundial, que invocan cada vez con más frecuencia en nombre de una hermandad universal que no tiene nada de cristiano, pero que evoca los ideales masónicos de aquellos que quieren dominar el mundo expulsando a Dios de los tribunales, de las escuelas, de las familias y quizás incluso de las iglesias.

El pueblo estadounidense es maduro y ahora ha entendido cuánto los medios de comunicación no quieren difundir la verdad, sino que buscan silenciarla y distorsionarla, difundiendo la mentira que es útil para los propósitos de sus amos [los medios convencionales acá son un tentáculo de estos, y hacen lo mismo con los hondureños]. Sin embargo, es importante que los buenos, que son la mayoría, se despierten de su lentitud y no acepten ser engañados por una minoría de personas deshonestas con propósitos irrevocables [consejo que deberían tomar en cuenta acá en honduras]. Es necesario que los buenos, los hijos de la luz, se unan y hagan oír sus voces. ¿Qué manera más efectiva hay de hacer esto, señor presidente, que rezando y pidiéndole al Señor que lo proteja a usted, a los EE. UU. y a toda la humanidad de este enorme ataque del enemigo? Ante el poder de la oración, los engaños de los hijos de las tinieblas se derrumbarán, se revelarán sus complots, se mostrará su traición, su poder aterrador terminará en nada, saldrá a la luz y se expondrá por lo que es: un engaño infernal.

Señor presidente, mi oración se dirige constantemente a la amada nación estadounidense, donde tuve el privilegio y el honor de ser enviado por el Papa Benedicto XVI como Nuncio Apostólico. En esta hora dramática y decisiva para toda la humanidad, rezo por usted y también por todos los que están a su lado en el gobierno de los Estados Unidos. Confío en que el pueblo estadounidense esté unido conmigo y con usted en oración al Dios Todopoderoso.

Unidos contra el enemigo invisible [el Cabal] de toda la humanidad, los bendigo a usted y a la Primera Dama, la amada nación estadounidense, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

 

+ Carlo María Viganò

Arzobispo Titular de Ulpiana

Ex nuncio apostólico a los Estados Unidos de América

 

Así están las cosas. Este es el mismo prelado que destapó nombres de Cardenales encubridores de pedofilia, pide la renuncia del Papa Francisco I, y que el norte de la Iglesia Católica como institución sea una reevaluación del Concilio vaticano II, que “»Desde el Vaticano II en adelante, se construyó una iglesia paralela”. Esa línea está presente es la carta a Trump. Si desean leer mis viejas columnas sobre el “Deep State” del Vaticano lean estos

https://criterio.hn/honduras-y-el-triangulo-del-poder-la-realidad-de-qanon/

https://criterio.hn/honduras-y-el-trieno-de-poder-mundial-expandiendo-su-conocimiento/

https://criterio.hn/es-esto-el-vaticano-del-cardenal-rodriguez-maradiaga/

https://criterio.hn/siguiendo-ese-conejo-blanco-preguntas-sobre-el-fenomeno-qanon-y-el-shadow-war-mundial/

No olviden:

“La gente si está despierta y ve lo que está sucediendo.  *  Los patriotas no tienen color de piel.  *  La humanidad es buena.  *  Q, Junio 15 2020”

6 comentarios en “Carta abierta del arzobispo Viganò a Donald Trump. ¿Está lista Honduras para lo que viene?

  • el septiembre 12, 2020 a las 4:07 pm
    Permalink

    Monseñor vigano .. fiel y valiente . Dios lo cuide …q hermosa carta .. todo a la luz de la biblia .. cosas q pasan .. pero la palabra de Dios no pasará. Se está cumpliendo , oremos .. principios del parto..

    Respuesta
  • el agosto 8, 2020 a las 9:13 am
    Permalink

    La Iglesia Catolica apostolica y romana es la verdadera Iglesia de Cristo. El les ha dado autoridad para dirigir su iglesia de acuerdo a su palabra. Sin embargo han habido papas, cardenales, arzobispos, obispos , sacerdotes, diaconos y hombres y mujeres consagradas abusando de la liberetad dada por Dios mismo han tergiversado las enseñanzas de Cristo. Tambien hay quien anuncia el evangelio y denuncia las injusticias y abusos. Gracias Monseñor Vigano por su valentia, denunciar la mentira e hipocresia del pontifice no es una noticia nueva si revisamos la historia del director de los Jesuitas en Argentina y sus relaciones con los organismos de poder del tiempo. La maldad nunca podra contra el bien, ojala que la denuncia de Moneñor. Vigano abra los ojos de tantos ciludadanos del mundo para que el Immaculado Corazon de Maria triunfe sobre el mal como en efecto va a suceder.

    Respuesta
  • el julio 16, 2020 a las 12:26 pm
    Permalink

    «Este es el mismo prelado que destapó nombres de Cardenales encubridores de pedofilia» Yo he leido esta publicación y lo que denuncia es la promoción de la homosexualidad.

    Respuesta
  • el junio 16, 2020 a las 7:44 pm
    Permalink

    Corrección:
    La descendencia de la Mujer donde mencionas «claramente refiriendo a la creación humana nacidos de Adán y Eva» no es tal, sino que claramente se esta refiriendo a la Virgen Maria ya que en la biblia esclarece en Ap 12 5 «5 La Mujer dio a luz un Hijo varón*, el que ha de regir a todas las naciones con cetro de hierro. Pero su hijo fue arrebatado y llevado hasta Dios y su trono*.»
    Saludos Cordiales

    Respuesta
  • el junio 15, 2020 a las 8:25 pm
    Permalink

    Si estamos viviendo tiempos interesantes Lic. Gracias por un gran expose.

    Respuesta
    • el junio 16, 2020 a las 3:07 am
      Permalink

      Deportes como el fútbol y otros más al servicio del Cabal tendrán los días contados. Dejarán de idiotizar y manipular la juventud del Mundo.
      El deporte no debe seguir siendo instrumento para sutilmente esclavizar personas. 👍

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.