Bus de Los Roland de La Ceiba se transforma en mercadito rodante

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- No todo es malo dentro de la pandemia y en muchos casos ha sacado la solidaridad entre los seres humanos y ha incentivado el emprendedurismo y la creatividad.

Tal es el caso de Ricardo Díaz, propietario de los grupos musicales Los Roland, Las Chicas Roland y las Chicas Samba de La Ceiba, que ante la pandemia dejó volar su imaginación y transformó uno de los buses de los grupos en un mercadito rodante que ofrece comestibles y productos para el hogar en las calles de La Ceiba, departamento de Atlántida.

Díaz relató a Criterio.hn que con la aparición de la pandemia del coronavirus la música y las fiestas se vinieron abajo debido al confinamiento decretado por el gobierno para tratar de evitar el alto contagio de la población y había que buscar que hacer para generar ingresos a la familia.

Así que, se reunió con su esposa y comenzaron a pensar que hacer para ganarse el pan de cada día.

Díaz dijo que al ver los buses de los grupos musicales estacionados pensó en darles un uso que no fuera transportar personas porque es una actividad de alto contagio.

“Entonces le dije a mi doña aquí el único negocio es la comida”, dijo Díaz.

“Voy a remodelar uno de los buses y lo vamos a convertir en un supermercado rodante le dije a mi esposa, e invertí en la planta eléctrica, los aires acondicionados y los estantes y compramos los productos y lo sacamos a la calle para abastecer a los pobladores de La Ceiba”, relató Ricardo Díaz.

El supermercado rodante ofrece verduras, frutas, aceites, lácteos,  y productos enlatados que son de uso diario en las cocinas de los hogares ceibeños.

Al bus se le adaptó un altoparlante con el cual se anuncia cuando llega a las colonias y dentro de la unidad hay música ambiental a bajo volumen para que la compra sea amena, refirió Díaz.

Quien atiende el negocio es la vocalista de Las Chicas Roland que es la nuera de don Ricardo y lo hace con todas las normas de bioseguridad: un pediluvio en la entrada, gel con alcohol en las manos de la persona que ingresa y que debe portar su mascarilla y no se permite más de 4 personas en la unidad, entrando por la puerta delantera y saliendo por la parte de atrás.

Díaz apuntó que no descarta transformar otro bus,  porque este ha tenido muy buena aceptación y la ciudad de La Ceiba es grande y no recorre todos los barrios y colonias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.