Bono tecnológico en el agro

Bono tecnológico es un paliativo, pero se necesita una política agrícola

Compartir

 

“Debemos asegurarnos que el dinero del Estado sea usado en proyectos que sean rentables para la población”, Julio Raudales, economista.

Foto: Jorge Burgos/Criterio.hn

Tegucigalpa.- Bajo un contexto de choques de oferta impulsados por la guerra entre Rusia y Ucrania, la crisis del agro en Honduras va en aumento, esta crisis ha sido histórica, por muchos años los agricultores, campesinos y pobladores han venido arrastrando problemas del pasado.

El viceministro del Instituto Nacional Agrario (INA), Rafael Alegría, en entrevista con Criterio.hn, manifestó que, “estamos enfrentando una acumulación de problemas históricos que se vienen arrastrando desde hace 20 o 40 años, sumado a estos últimos doce años de abandono total por el gobierno de Juan Orlando Hernández. 

Ayer el Banco Central de Honduras (BCH), publicó un informe con los índices de precios al consumidor y la inflación mensual e interanual en Honduras supera el 10% de inflación, siendo los productos más afectados, los alimentos y bebidas no alcohólicas con 0.64 de puntos porcentuales

En la toma de posesión la presidenta Xiomara Castro, entre sus muchas propuestas, anunció que iba a adoptar el bono tecnológico creado en el gobierno del Poder Ciudadano. “Vamos a apoyar con financiamiento y tecnología la sustitución de importaciones, especialmente en alimentos”.

El pasado 8 de junio el gobierno de Xiomara Castro inició la entrega del Bono Tecnológico Productivo (BTP) para apoyar a los pequeños y medianos productores del país. En esta primera etapa serán beneficiados 120 mil pequeños productores que se dedican a la agricultura.

El bono consiste en dotar de semilla mejorada, fertilizantes e insumos para el control de plagas y la siembra de arroz, frijol o sorgo.

Además el gobierno de Castro aprobó 1,000 millones de lempiras a través de Banadesa para apoyar a los campesinos con prestamos al 2,5 % de interés para la siembra de primera.

Sin embargo, el economista Julio Raudales le manifestó a Criterio.hn que, “el famoso bono tecnológico no será la solución para el campo, no es así que se mejora la productividad de un país, porque no es regalándole una bolsita con insumos a la gente para que siga sembrando agricultura de subsistencia, eso no mejora las cosas” añadió.

Raudales manifestó que, hay proyectos como el bono tecnológico que no son rentables socialmente, no es regalando bonos tecnológicos que se logran mejoras en la producción, ni haciendo regalías a la población, “debemos asegurarnos que el dinero del Estado sea usado en proyectos que sean rentables para la población”, dijo Raudales.

Alegría, en defensa del gobierno del cual es parte, aseguró que, los campesinos tienen la esperanza que este gobierno les resuelva los problemas, “es lo que estamos haciendo, tenemos una política como acceder a la tierra de campesinos, mujeres, jóvenes, pueblos indígenas para asegurarles su permanencia de accesos a la tierra”, adelantó.

Raudales lamentó que, “Nos vamos a gastar el dinero en cosas que no tienen ningún beneficio para el país y no vamos a tener más riqueza futura, que es lo más importante”. Agregó que, la mayoría de los agricultores en el país producen solo para subsistir porque no tienen todos los instrumentos de trabajo en el campo.

Raudales considera que, hay alimentos que se producen en el país, pero los últimos años ha habido limitaciones para su producción, sobre todo en las regiones más pobres del país, como en el corredor seco, aseguró que, si no hay una buena producción interna este año y no hay insumos para producir alimentos, habrá un aumento de precios que afectarán a los grupos más pobres del país.

Alegría manifestó que, se habla de seguridad jurídica, pero esto solo es para los grandes terratenientes y empresarios, pero para los pueblos indígenas, campesinos y mujeres nadie hace nada, “nosotros vamos a titular esas tierras de indígenas, mujeres y campesinos, en una campaña masiva”.

Alegría dijo que, están organizando la empresa campesina y ya tienen lineamientos generales sobre eso, que buscan ayudas mediante cooperaciones. Aseguró que, el problema aquí es que el feudalismo se apoderaba de grandes cantidades de tierras.

Bajo la administración del expresidente, Juan Orlando Hernández Alvarado, se creó un plan de Desarrollo Agrícola de Honduras (PDAH), que obligó al sector agrícola del país a ser militarizado y que, fueran los militares los administraran los fondos destinados al agro y al desarrollo de la seguridad alimentaria del país.

Según el  portal de la Secretaría de Finanzas,  el programa adscrito a las Fuerzas Armadas, hasta junio de 2022, se asignaron 194 millones 350 mil 454.77 de los cuales se trasfirieron 80 millones 364 mil 371.76 y se ejecutaron 67 millones 975 mil 021.03, quedando en la cuenta de bancos 12 millones 313 mil 076.84.

El presupuesto que manejaron los militares el 2019 fue de 100 millones, el 2020 570, el 2021 tuvieron 554 millones y para este año se estima que el presupuesto sea superior a los 3, 843 millones de lempiras hasta el 2025.

Por su parte el economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH), Ismael Zepeda, en entrevista con Criterio.hn, aseguró que, Honduras sigue teniendo deficiencias en acceso, consumo y producción, “en la ruralidad de nuestro país hay complicaciones, nuestros campesinos viven el día a día bajo un nivel de autoconsumo de protección alimentaria, hay complejidades de acceso a la tecnología, educación y una alta migración interna”. 

Zepeda aseguró que, los campesinos siguen viviendo despojos constantes de la tierra durante las últimas décadas, esto hace que los productores, campesinos y etnias, padezcan enormemente del abandono del Estado.

Sin embargo, manifestó que, los campesinos ya tienen programas que intentan acercar el acceso al crédito, por la banca comercial y la banca estatal y se espera que generen resultados positivos.

Zepeda agregó que, los campesinos han sufrido el aumento a fertilizantes y abono para producir.  Ante la escalada de precios los últimos años es cada vez más difícil para los agricultores.

Expuso que, hay programas de la cooperación internacional para colocar recursos y capacidad técnica para poder producir, para tener programas familiares y cajas rurales esto hace esperar que haya un mejoramiento y eficiencia en el campesinado, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.