Bienvenida al liberal Luis Zelaya, alias el Piche (a E.H.)

 

rodolfo-pastor-fasquellePor: Rodolfo Pastor Fasquelle

El Partido Liberal es de difícil pero quizás no imposible rescate a mediano plazo como un tercio excluso, con capacidad de influir. Aun si hoy tiene menos, porque también en la oposición fue torpe y tuvo graves resbalones, todavía en la última elección, el PL alcanzó casi 20% del voto nacional. Un día pudiera llegar a ser un socio o un aliado en la lucha contra el cachurequismo local.

Tres precandidatos liberales se han lanzado recientemente, lo cual honra la tradición democrática por rescatar de esa  institución. Varios son ex funcionarios, diputados. Otros son novatos. No es problema que sea nuevo nadie, y se le note, al revés, para muchos es primicia ¿una cualidad anhelada?  ¿Un mérito o una virtud? Alguna vez, todos fuimos nuevos, y torpes. Yo no voy a tratar de influir entre ellos porque dejé al P.L. en Junio de 2009, cuando ese Partido -que fundó un ancestro, al que pertenecieron mis abuelos y que presidió mi padre- traicionó su legado con un golpe y provocó inmenso daño al país, del que no se ha disculpado.

Pero veo que con el bien orquestado y financiado lanzamiento del Lic. Luis Zelaya, se le quiere reanimar y se empiezan a perfilar tres corrientes, de veinte que querían diputarse su candidatura. Quiero primero que todo, sin importar el partido, darle la bienvenida a la lucha cívica al ciudadano Luis Zelaya. Congratularle su audacia de lanzarse, sin previa filiación conocida, como precandidato liberal a la contienda. Honduras y el PL necesitan de todos sus ciudadanos de buena fe. Y no hay que resignarse ni subordinarse ante políticos menos calificados que uno, solo porque estaban antes ahí. EL CCEPL no debe exigirle pago de membresía. No pierde nada con su esfuerzo organizador o su apasionamiento. Aun si ligero su planteamiento de abordaje racional de los problemas nacionales es mejor que nada.

Me parece lo de menos que no sepa hablar ni gesticular, porque eso lo puede aprender y siempre he dicho que no es para eso que ocupamos gobernantes. No me importa o, por decirlo de otro modo, no me irrita mucho que, presentándose como nuevo político, venga a estas alturas del nuevo milenio don Luis, a hacer política exactamente del mismo modo que se hacía un siglo atrás. Es decir, reuniendo a gente inocente, como también hace JOH, agitándoles enfrente un trapo de colores y vociferando con un aparato de sonido a todo volumen consignas antiguas y recién horneadas, que él supone populares. Y subiendo, después, a un escenario para ser ovacionado con su mujer y familia vestida con la bandera del partido. Se ha venido haciendo por  décadas. Es un género ritual de la vida cívica, analogable a la velada en la cultura

Así cubierto por tres canales en el escenario de un salón caliente, se ha presentado Luis Zelaya ante el activismo acarreado, este fin de semana en San Pedro Sula, rodeado de los amigos presuntos que lo apoyan. Políticos de poderosas maquinarias y clientelas, López de Micheletti, Lara del Clan, el Opus liberal y la M. Espinoza, menos cándida de lo que hubiera podido pensarse… Y ha profesado L.Z. su civismo y  credo conservador. Planteando un plan, que puede tener cualquier cosa porque es una expresión de anhelos e intenciones, en vez de un análisis de causas, una definición de metas, un recuento de los recursos y un delineamiento de estrategias. Es bueno que todo ciudadano se preocupe por esos retos. Y mejor que se ejercite la imaginación.

Piche (así llaman a los Luises en mi pueblo) Zelaya ha venido pues a hacer política como vienen haciéndola en el patio desde hace tiempo. Declarándole su amor a Honduras, pobre virgen desnuda, como alguna vez hizo Morazán (a quien si le creo) con Centroamérica, y como han hecho -en mi presencia- casi todos los políticos en mas de medio siglo, los peores con especial pasión. En todo caso, criticaría esa invocación a Dios de la cual –horas después– se burló amenazante JOH, recordándonos que ese había sido su eslogan. De la mano de dios.Es una pena que caiga en el mismo atolladero, el nuevo. Antes de C. Flores, fue secular y laico el liberalismo, que nació en el s.  XVIII para someter el poder publico al escrutinio y la sanción ciudadana, contra la idea de que, de la gracia divina derivaba un poder absoluto de los reyes. Alegar que van a llegar o han llegado al solio presidencial por un arresto de la divinidad raya en la herejía y la blasfemia. Y es curioso que el clero no proteste que los políticos invoquen en vano el nombre de Dios porque, en su libro, esta prohibido.

También voy a querer aquí exculparlo, al pobre Piche de la acusación solo aparentemente grave de asociación ilícita, con el ala mas ferozmente retardataria del P.L. Dime con quien andas, dice el dicho antiguo, y te diré quien eres. En política, uno no puede -siendo práctico- rechazar adeptos, ni por bolos ni por viciosos, ni por incultos o inmorales. Lo que no es legítimo es complacerlos y congraciárselos a base de inmoralidades. Pero hay un vacío ahí. Y para hacer política hay que ser creíble, sólido. Y algunas condiciones que se le tienen que exigir para entrar al foro.

El novel precandidato es un hombre que incluso administró una universidad privada. Pero no es buen historiador, Luis Zelaya. Tampoco es un académico en cualquier sentido del término. (Ud. puede entrar a Google Académico -programa buscador computarizado que consigna los trabajos del gremio- y dar el nombre de cualquier colega y va a encontrar -no todo lo que ha hecho el mencionado pero- al menos docenas de citas de trabajos suyos de investigación en cualquiera de las ciencias, y los trabajos de otros académicos sobre los suyos.) Del Sr. Zelaya no hay nada. Ni un articulo.  Ni una mención académica. Nunca estuvo ahí.

En este primer discurso sin embargo impostándose de historiador y de profeta, el Sr. Zelaya ha declarado palmariamente que él será el Zelaya que reunificará al partido Liberal que otro Zelaya habría dividido. Selló así su futuro electoral y dio a conocer los alcances de su particular comprensión de la historia y la política.

El Partido Liberal, Sr. Zelaya, para su mayor ilustración, fue dividido por el golpe con el cual Carlos Flores Facusse y Roberto Micheletti B. (quien ahora lo acuerpa y lo transporta a Ud.) derrocaron al gobierno liberal del Presidente Manuel Zelaya, a cuya salida el P.L. -su partido- contaba con 20% de ventaja sobre su único contrincante. Es un mortal con defectos, Mel. Pero luchó desde las estructuras locales. Y desde el golpe, nadie ha logrado hacer carrera política en el liberalismo contra Mel,  a quien añoran y quieren sus correligionarios liberales más que a los aludidos o los que me reservo mencionar para un día más soleado. Rectifique. Piche. Evite tener que pedir perdón. Animo. Estudie. Piense antes de hablar y no se deje… Suerte. Quizás. La próxima.

6 comentarios en “Bienvenida al liberal Luis Zelaya, alias el Piche (a E.H.)

  • el febrero 15, 2017 a las 6:02 pm
    Permalink

    Adelante joven unificador de la familia liberal, correligionario Luis Zelaya; los que conocimos el tenebroso y mortal continuismo de Tiburcio Carias; tal como lo sufrieron en carne propia nuestros grandes ideólogos liberales: Ramón Villeda Morales, Ángel Zúñiga Huete, Modesto Rodas Alvarado, Carlos Roberto Reina Idiáquez y otros ilustres líderes Liberales de corazón; fuimos sorprendidos a partir del tercer año de gobierno del egocéntrico Mel Zelaya, pues mirábamos con mucha incredulidad y tristeza como por su ambición de CONTINUISMO EN EL PODER al igual que Tiburcio Carias Andino, Inicio su aventura nefasta para nuestro partido llevando a la gran masa liberal con medidas populistas a que lo apoyararan en el triste proyecto de la CUARTA URNA, cuyo único resultado logrado fue dividir a la familia liberal y al noble pueblo hondureño. Desde luego que los eternos revolucionarios de la burocracia política de honduras ( chamberos, pancistas ) y los caudillos burócratas dirigentes de las clases trabajadoras y campesinas de Honduras encontraron en esa aventura una puerta de salida y muy buen caldo de cultivo para resurgir, como siempre se han autollamado los eternos Morazanes del pueblo hondureño; y formaron la organización que a la postre llamaron LIBRE; que de eso sus seguidores solamente llevan el nombre ya que ese partido lo dirigen como lo diría Don Clodomiro Santos de Moráis Los señores feudales MEL y Patricia. Quienes surgieron del anonimato gracias al partido liberal que los dio a conocer al pueblo hondureño y de él se beneficiaron durante muchos años al grado que nos llegaron a gobernar solo para jodernos.
    Sinceramente quiero reconocer como buen liberal que he sido; mi inocencia al pensar con mucho orgullo liberal que después de mel la hija de don Modesto Rodas Alvarado seria nuestra candidata; pero que decepción, el pensamiento hacia el mal llamado socialismo del siglo 21 ya lo traían en el paquete de gobierno, quienes mofándose de nuestra fidelidad liberal y creyendo que somos borregos obedientes y no deliberantes como los cachurecos, rápido y sin oposición nos iban a imponer esos modelos de dictaduras democráticas a base de manipulación de las leyes e instituciones, como actualmente el presente gobierno pretende perpetuarse en el poder.
    Fue así como trajeron a nuestro país a Hugo Chávez, quien empezó a despotricar contra los que el llamo pitiyanquis sin pensar que en el mismo estrado el estaba rodeado de un 99.9% de pitiyanquis, además los inundo de petrodólares, tractores, financiamiento, de medidas populistas; que el actual presidente Juan Orlando Hernández se las copio a ustedes y se las está devolviendo aumentadas y corregidas; y que al igual que en tiempos de la conquista española les ha vuelto a quitar parte del pobre pueblo hondureño engañado; que ustedes en el gobierno del PODER CIUDADANO compraron con las mismas medidas populistas insostenibles a todas luces.
    Ahora ese partido llamado libre pero con vocación de esclavo a su señor feudal; continua arremetiendo a través de las intervenciones de sus líderes en radio, televisión, entrevistas, etc. contra el gran PARTIDO LIBERAL DE HONDURAS obedeciendo a sus grandes consejeros quienes les dicen que solo de ahí van a poder seguir sacando más votos; mas ni saben que por su ceguera política, falta de discernimiento y ese tutifruti político ideológico que tienen en su interior con grandes intereses diametralmente opuestos y encontrados no se han dado cuenta que; los verdaderos LIBERALES de pensamiento patriótico y unificador de la familia hondureña que ya no quieren más odio en este país se han salido y lo siguen haciendo de manera continua y regresan a su casa donde el padre con los brazos abiertos los recibe y hacemos fiesta por su retorno, porque este hijo querido estaba perdido y ha sido hallado.
    Esa esta siendo la función de nuestro joven líder LUIS ZELAYA. Adelante SUMA, UNIR, VENCER.

    Respuesta
  • el octubre 22, 2016 a las 6:31 am
    Permalink

    Si es importante su análisis Se Rodrigo, le cuento que tuve la oportunidad de escuchar al Sr Luis Zelanda y con mucha retórica y elocuencia por cierto que dicho sea de paso ya días no escuchaba, pues sólo comentar que el erró de Luis Zelaya sólo fue esa frase de lo que un Zelaya dividió, un Zelaya unira alli definió su línea y su apoyo que recibe de los ricos que lo apoyan.

    Respuesta
  • el octubre 21, 2016 a las 10:40 pm
    Permalink

    «Que visión corta del Partido Liberal tiene Fofo, Candidato Fracasado, cree que aquí lloramos por los idos, y que sudamos por la crisis del 2009»

    «Este es tiempo de unir a los que se fueron y atraerlos, olvidar las divisiones, y si es necesario recordar que de acá, de esta casa del Liberalismo surgió la división.», «Porque difamar a un Candidato, en forma tan vil, cuando el mismo Fofo, apareció con una «flor rosada» de simbolo de su movimiento, desplazando la bella Bandera Liberal, nadie le critico; y hoy, alejado del Partido, Fofo critíca a este nuevo Líder, como nuevos han sido todos al iniciar sus Campañas…»

    «Que bien que se fué, que bien que esta allá, donde el electorado los tiene en un franco descenso abajo del 7%, y el Liberalismo esta unificando a aquellos y a Luis le toca, y lo ha puesto como su meta, reunir al Grande Colorado para que todos salgamos de abajo de las piedras»

    «LOS IDOS, ESTAN BIEN IDOS»…

    Respuesta
  • el octubre 21, 2016 a las 4:47 pm
    Permalink

    Creo Don Fito que volvio a mostrar lo viceral y servicial que es usted a lo que considera que representa el poder, sale en defensa de su Imagen Idolatrada, la que defiende porque lo rescato del ostracismo politico a que lo llevo su mediocridad politica y su triste desempeño como funcionario en el gobierno del Ing Flores, ud parece haber brillado en un Gabinete Mediocre, Liderado por Cayita, por designio de su Lider y los adlateres felices, celebrando las chavacanadas caracteristicas de ese nefasto periodo, que para ud y de acuerdo a.su condicion es lo mejor que le pudo acontecer a esta sociedad, como dice el dicho, El León juzga por su Condición, escribe muy bien, Maneja.bien la semantica, pero hasta ahí, Le aclaro no soy Seguidor de Luis Zelaya, pero si soy Liberal, admire a su Padre, Gran Luchador del Partido Liberal, no puedo decir lo mismo de usted, siempre se caracterizo por ser un activista de escenario en los eventos de cierre de campaña, Buscando a sus.amigos.para que lo recomendaran con el Hombre, para que le.dieran alguito, no extrañan sus actitudes, que tenga buen dia y que.bien que dejo el.Partido Liberal, ojala y bote el papelito de.la Direccion.del mismo, para que.no.vuelva. Un Abrazo

    Respuesta
  • el octubre 21, 2016 a las 7:10 am
    Permalink

    Mi admiración y respeto para este gran Hondureño Rodolfo Pastor

    Respuesta
  • el octubre 20, 2016 a las 7:59 pm
    Permalink

    mi respeto Dr fasquel si con esa cátedra se pierde de unificar ese partido que quedó reducido a un cuarto de la militancia que tenían antes de convertirlo en golpista siendo un poco amable les dejo 1\4

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.