Argentinos inventan un lavadora que no utiliza agua

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Lavadora Nimbus inventada en Argentina.
Lavadora Nimbus inventada en Argentina.

El invento trata de contrarrestar uno de los principales problemas ecológicos del mundo: la escasez de agua potable.

La idea surgió en Argentina por medio de Nicolás Araya y Nicolás Vuksanovic, estudiantes de Diseño Industrial en la Universidad Nacional de Cordoba. Se trata de Nimbus, un lavarropa que en lugar de agua utiliza dióxido de carbono como solvente.

El invento se ideó para uso preindustrial, tales como los que se utilizan en hoteles y lavanderías, según los inventores ahorra hasta 300 litros de agua por lavado. El proyecto se destacó en el Concurso Nacional de Innovaciones Innovar 2012. 

El CO2 no es un solvente derivado del petróleo, por lo que no contamina y es renovable. Además, el CO2 se va recuperando después de cada ciclo de lavado por medio de un sistema de filtros que lo purifica. Los jóvenes, que obtuvieron un 10 en la tesis de la carrera de Diseño Industrial, pensaron en elaborar un proyecto mientras cursaban Teoría y Método, una de las materias más importantes de dicha carrera, que pudiera ser útil a uno de los principales problemas ecológicos del mundo: la escasez de agua potable.

Los visionarios declararon que querían “crear un producto que generara un ahorro importante y cuando empezamos a investigar vimos que en los hogares un lavarropas puede gastar hasta 100 litros de agua por ciclo de lavado”. 

Seguidamente pusieron manos a la obra y empezaron a investigar hasta dar con que el dióxido de carbono (CO2) -que es utilizado comúnmente en procesos químicos para separar el aceite de las semillas- también servía para lavar en seco.

A medida que fueron indagando sobre los costos para el proyecto, se dieron cuenta que no prosperaría a nivel doméstico y que, el CO2 solo, no eliminaba toda la suciedad.

Entonces optaron por desarrollar junto a unos ingenieros químicos un co-solvente  (detergente biodegradable) y enfocaron el desarrollo a un lavarropas de escala pre-industrial, con un tambor con capacidad de 20 kilos- como los que utilizan los hoteles o las lavanderías- y que gasta unos 300 litros de agua por ciclo, explicaron los creadores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.