Aporte de la pesca artesanal no se refleja en las estadísticas de Honduras

En el año 2015  sumaron 32.000 toneladas de pescado  y no 11.000 toneladas como se reportó, dice Dirk Zeller de Sea Around Us

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Foto de portada: Rare/George Stoyle

Tegucigalpa.- Las capturas de las pesquerías artesanales que operan en la zona económica exclusiva de Honduras han contribuido más de lo que se pensaba al crecimiento económico y a la seguridad alimentaria del país centroamericano.

Esto, de acuerdo a un reciente estudio publicado por un grupo de investigadores internacionales que se dieron a la tarea de desagregar los datos de captura existentes para la pesca industrial y artesanal, para luego añadir estimados de capturas no reportadas en cada sector.

Tras este esfuerzo, los científicos descubrieron que desde 1996 en adelante, la flota artesanal de Honduras capturó más pescado que la industrial y que desde el año 2000 en adelante también ha tenido más ganancias.

Nota relacionada Honduras posee el banco de pesca más grande de América

“Lo primero que notamos es que las estadísticas oficiales combinan datos de las capturas industriales y artesanales. Esto hace que el crecimiento del sector de pequeña escala pase desapercibido”, dice Steven Canty, autor principal del estudio y científico de la Estación Marina Smithsonian en Florida. “Especialmente en la costa Caribe, el crecimiento ha sido significativo desde mediados de los años noventa y alcanzó un pico en 2003 con desembarcos que totalizaron $35 millones”.

El incremento en el valor del producto de la flota artesanal ha ido de la mano con un incremento en la cantidad de peces capturados. En la actualidad, los pescadores artesanales son responsables de más del 60% de lo que se captura en aguas hondureñas. “Estos resultados demuestran dos cosas: la importancia de desagregar la data por sector para identificar tendencias importantes y cuán vital es la pesca artesanal para Honduras.

Este sector respalda la resiliencia de las comunidades costeras a través de la provisión de comida y empleo”, dice Brittany Derrick, coautora del estudio e investigadora con la iniciativa Sea Around Us en la Universidad de Columbia Británica. Al incorporar los estimados de capturas no reportadas a la data oficialmente reportada utilizando el método de reconstrucción de capturas de Sea Around Us, los investigadores también notaron que el total de capturas en los últimos 65 años es tres veces mayor de lo que se reportó.

 “Al estimar las capturas no reportadas, sin importar si estas capturas fueron descartadas en el mar o desembarcadas y sencillamente no declaradas debido a la falta de infraestructura y otras limitaciones, pudimos determinar la cantidad de peces capturados tanto del lado del Caribe como del Pacífico.

Nuestro total sumó 32.000 toneladas en 2015 y no 11.000 toneladas como se reportó”, dijo otro coautor del reporte, Dirk Zeller, quien dirige la iniciativa Sea Around Us – Océano Indico en la Universidad de Australia Occidental. Una vez que tuvieron la captura reconstruida por sector, Derrick, Zeller y el resto de sus colegas observaron que las capturas industriales empezaron a disminuir en 1986 y cayeron dramáticamente a mediados de la década del 2000.

“Este declive fue enmascarado por la agregación de la data en las estadísticas oficiales. Esto subraya la necesidad urgente de un manejo de pesquerías y de un sistema de reporte exhaustivo en Honduras”, Zeller agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.