Ante desprotección estatal, niños siguen siendo víctimas de la violencia en Honduras

Por: redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- Para la defensora de los derechos humanos, Itsmania  Platero, las mujeres y la niñez en Honduras están desprotegidas y siendo utilizadas y traficadas a través de las redes sociales. Ella dice que diariamente se reporta el  desaparecimiento de tres niños y como mínimo dos mujeres extraviadas.

Expresó, que la situación es grave, porque aprovechando la pandemia del Covid-19, las organizaciones criminales han profundizado la trata de personas en la niñez. “Esto es de alta preocupación”, sostuvo Platero, en una radioemisora de la capital. Advirtiendo, que, a la temporada de vacaciones hay que ponerle atención, porque en ese momento se producen incrementos del turismo sexual.

Asimismo, reveló, la existencia de gente dedicada a reclutar niños, niñas  y mujeres en los lugares donde el turismo y la afluencia de personas es mayor. Para ella, la trata de personas  es un negocio grande en los países del triángulo norte de Centroamérica, porque un niño, por ejemplo, puede ser negociado hasta  cinco o seis veces, sacándole más provecho que a una arma o a cualquier droga.  

Platero dijo, que el gobierno de los Estados Unidos ha determinado apoyar el combate de la trata de personas, el lavado de activos y demás criminalidad internacional que se desarrolla en los países del triángulo norte.

Sin embargo, aseguró,  que hasta el momento, eso no ha sido efectivo, porque en estos países, las autoridades  no han establecido ni tan siquiera una campaña de atención, para que los padres cuiden a sus hijos, que les están siendo arrebatados.

En tal sentido,  afirmó, que el Departamento de Estado de los Estados Unidos ya ha manifestado que Honduras no cumple con las normas mínimas  para el combate de la trata de personas, e informó que un total de 500 niños migrantes no acompañados serán retornados al país y que hasta hoy nadie sabe cuál será su futuro. Para ella también es preocupante, la constante aparición de niños y niñas muertas.  

Esta situación también ha calado en las autoridades del gobierno, que el pasado 23 de octubre, a través de  la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) alertaron a los hondureños a estar atentos por la ola de desapariciones de menores de edad que se ha registrado en los últimos meses.

En su comunicado, la DINAF advirtió que los menores pueden ser víctimas de prostitución infantil, tráfico de personas, narcotráfico, trata y maras y pandillas.

La Policía Nacional informó el pasado 23 de octubre, sobre el desaparecimiento de dos niñas, con los nombres de, María Fernanda y  María Guadalupe, en la colonia La Era de Tegucigalpa. 

El pasado 11 de octubre, en la aldea Quebrada Seca, en  Nueva Arcadia Copán, tras citarse con una mujer que conoció a través del Facebook, desapareció sin dejar rastro, el joven,  Oscar Barrera, de 16 años.  El muchacho salió de su comunidad con rumbo a la Entrada, Copán y no regresó.

Los familiares del joven reportaron su desaparecimiento en esa misma noche, pero hasta el pasado martes, 20 de este mes, no habían tenido noticias de él.

De igual manera,  el 21 de septiembre, en la colonia Policarpo Paz García, de la capital, se reportó el desaparecimiento de la menor, Nora Yamileth Canales, de 14 años, pero un día después, la niña fue hallada en el Hospital Materno Infantil de Tegucigalpa, con heridas y golpes, derivados de un supuesto atropellamiento.

El 18 de junio, en una zona boscosa de Turquoise Bay, en Roatán, fue encontrado muerto un niño de cuatro años de edad, quien al momento de su reconocimiento mostraba signos de haber sido abusado sexualmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.