Alcalde de Tocoa se queja de la precariedad del hospital San Isidro

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- “El hospital regional San Isidro está careciendo de todas las necesidades básicas y quizás por temor las autoridades hospitalarias no dan a conocer la realidad”, dijo Adán Fúnez, Alcalde Municipal del norteño municipio de Tocoa, en el departamento de Colón. 

Especificó, que es insuficiente el personal que atiende en todas las salas de ese centro hospitalario y espacialmente en la de Covid-19, que, por la demanda de atenciones a personas contagiadas, en los últimos días fue ampliada de 13 a 23 camas. Detalló, que tampoco hay medicamentos, equipos de bioseguridad, ni ambulancias.

El edil dice que la situación es preocupante porque falta todo y porque a ese centro asistencial llegan pacientes de cinco departamentos.

Sin embargo, afirmó, que la Corporación Municipal lo ha autorizado a comprar una ambulancia, porque hay mucha gente pobre que no tiene como trasladarse para recibir atención médica en la Ceiba, San Pedro Sula o Tegucigalpa. “Aunque sea usada porque nuevas tienen un costo muy elevado”, dijo Funez.

Fúnez se quejó por la incapacidad del laboratorio de virología en el procesamiento de las pruebas de Covid-19 que atrasa los resultados hasta en 60 días en una situación que agrava la pandemia y oculta la realidad. A la fecha dice que a Tocoa le deben los resultados de 295 pacientes sospechosos de la enfermedad.

Pero vale mencionar, que esa situación no es exclusiva de Tocoa Colón, sino de todo el país que se ve afectado por no contar con los resultados de las pruebas realizadas a los pacientes sospechosos de Covid-19.   

La doctora Karla Pavón, directora del Laboratorio de Virología ha informado que en total hay 5000 pruebas PCR que no han sido procesadas por problemas derivados de la negligencia de la Secretaría de Salud que no los ha dotado de los insumos y de los equipos necesarios para trabajar al 100%.

Indicó que en este momento no cuenta con los kits de extracción que se requieren y que los equipos instalados en Tegucigalpa son insuficientes y que están en mal estado. Expresó, que a veces hay retrasos en el procesamiento de las pruebas hasta por fallas en el sistema de energía eléctrica, lo que determina que el laboratorio de virología también sufre por la misma precariedad que hay en los hospitales y centros de salud del país.      

En el hospital San Isidro, los pacientes de Covid-19 son atendidos en una sala improvisada que al inicio fue de 13 camas y que por la demanda de atenciones se amplió a 23. El municipio también ha instalado un centro de estabilización y uno de triaje, con atención las 24 horas que es apoyado por la municipalidad.

El alcalde dice que, en esa ciudad, de 95 mil habitantes, 10 personas se han recuperado de la enfermedad, pero que es lamentable la realidad del hospital.

 “Para saber de las necesidades hay que estar en el lugar de los hechos, aquí nadie viene, y como alcalde se lo transmito al gobierno y al Ministerio de Salud, me gustaría que el viceministro, Roberto Cosenza, que está atendiendo en la costa norte que nos haga una visita”, expresó el alcalde Fúnez.

Fúnez dijo, que los fondos asignados por el gobierno central para el mantenimiento de los centros de triaje y de estabilización no se pueden utilizarse en el hospital, pero que con fondos municipales han contratado a un médico internista que se estaba necesitando en el hospital.

En la última década por política del gobierno sectores sociales como educación y salud se han visto estancados por las reducciones presupuestarias que contrastan con las asignaciones que reciben las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. Desde los años 90s en la gestión administrativa de Rafael Callejas, se sentaron las bases para la privatización de los servicios públicos, incluida la salud.

Desde ese momento la salud pública se ha debilitado porque los gobiernos nacionalistas y liberales continuaron con las políticas de descentralización y privatización de servicios.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.