Global.

El acusador de Dilma Rousseff terminó suspendido por corrupción

Eduardo Cunha

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Pocas crisis políticas han tenido consecuencias funestas para tantos funcionarios de alto rango y como pocas el acusador resultó más condenado por graves actos ilegales que su acusada, en este caso, la presidenta de Brasil.

Eduardo Cunha
Eduardo Cunha

El pleno del Supremo Tribunal de Brasil respaldó hoy por unanimidad la decisión del magistrado Teori Zavascki, que suspendió el mandato del diputado Eduardo Cunha, presidente de la Cámara Baja, involucrado en graves asuntos de corrupción.

Los otros diez miembros de la corte aceptaron los argumentos presentados por Zavascki, con lo que quedó en firme una medida cautelar dictada por el magistrado hoy mismo y que separa a Cunha del cargo y deja en manos del Legislativo una decisión sobre una eventual pérdida definitiva del mandato. 

La decisión, que generó otro terremoto político en un país que sufre una histórica crisis gubernamental y su peor recesión en décadas, llegó tras un pedido del principal fiscal de Brasil.  Eduardo Cunha, cuyo mandato fue suspendido hoy por la Corte Suprema, anunció que apelará la sentencia, que atribuyó a su decisión de iniciar el trámite para un juicio político contra la mandataria, Dilma Rousseff.

El Supremo “profirió una decisión” y “respetamos a la suprema corte”, cuya sentencia “obviamente debe ser cumplida”, declaró Cunha a periodistas tras conocerse el dictamen del tribunal, adoptado en forma unánime por sus once miembros por las supuestas implicaciones del diputado en las corruptelas en la estatal Petrobras.

Pese a manifestar su “respeto” por el tribunal, Cunha consideró “obvio” que sufre “una represalia por el proceso de ‘impeachment’”, que él puso en marcha en su condición de presidente de la Cámara de Diputados, tal como lo establece la Constitución.  Como presidente de la cámara, Cunha era el tercero en la línea de sucesión presidencial y se habría convertido en segundo si -tal y como se espera- Rousseff es suspendida de su cargo la próxima semana por supuestas irregularidades presupuestarias. Ahora sería reemplazada por el vicepresidente Michel Temer, de 75 años.

El juez del Supremo Tribunal Federal (STF) Teori Zavascki aceptó un requerimiento presentado cinco meses atrás por el fiscal general, que buscaba la remoción de Cunha por intimidar supuestamente a congresistas y obstruir la investigación de las acusaciones de que tiene cuentas bancarias secretas en Suiza.

Cunha es el único legislador en funciones oficialmente acusado de corrupción por el máximo tribunal brasileño en un extendido escándalo sobre sobornos relacionado con la compañía estatal de petróleo Petrobras.  Cristiano evangélico con fuerte apoyo de la derecha religiosa en el Congreso, Cunha ha estado eludiendo durante meses las audiencias de la comisión de ética de la Cámara baja para determinar si mintió sobre las cuentas suizas.

El vicepresidente de la cámara, Waldir Maranhao, del Partido Progresista y que también está siendo investigado en el escándalo de Petrobras, se convirtió en presidente interino de los diputados tras la suspensión de Cunha.

Hábil gestor de los procedimientos parlamentarios, Cunha ha sido calificado por los medios brasileños como el Frank Underwood de la política brasileña, en referencia al despiadado presidente de la serie de Netflix “House of Cards”.  Otro pedido para su remoción, bajo el argumento de que un acusado no puede ser sucesor de la presidencia, será evaluado más tarde el jueves por el pleno del STF.

Rousseff arreció contra Cunha el jueves por lanzar el “vergonzoso” proceso en su contra, asegurando que está motivado por venganza, ya que su Partido de los Trabajadores no acudió en su ayuda para evitar la investigación de la comisión de ética.  “No le dimos los votos y ahí es cuando empezó el proceso de juicio político”, afirmó Rousseff. “Es un claro abuso de poder. Usó su posición para vengarse”.

Un comité creado en el Senado para el juicio político decidirá el viernes si recomienda que el pleno de la Cámara alta vote en favor de enjuiciarla. La votación, prevista para el miércoles, suspendería a Rousseff y la sustituiría por Temer, quien ya está formando un gabinete.(Tomado de ADN- Agencia de Datos y Noticias)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.