Violencia contra mujeres y niñas refleja problemas estructurales de país

El 52.8% de las mujeres y niñas de 15 años y más han experimentado algún tipo de violencia –física, psicológica, sexual o patrimonial y/o económica y discriminación— al menos una vez en su vida

Tegucigalpa, Honduras. – La violencia contra las mujeres y niñas en Honduras es un flagelo que se normaliza con el paso de los días. Violencia física, psicológica y sexual son las principales agresiones que enfrentan en su conjunto una de cada tres niñas y mujeres de 15 años o más.

Además, las mujeres del país centroamericano se enfrentan a una ola de femicidios que ya supera las muertes violentas de 2022 –ese año se registraron 306 muertes violentas de mujeres y femicidios—.

De acuerdo con datos de la Mesa Técnica Interinstitucional de Muertes Violentas, de la Secretaría de Seguridad, del 01 de enero al 31 de octubre 2023 se registran 333 muertes violentas de mujeres.

Sin embargo, pese a los altos índices de femicidios y múltiples violencias en contra de la mujer, las organizaciones de mujeres y feministas reclaman la falta de respuesta por parte del Estado de Honduras para combatir este flagelo.

“La situación de violencia es alarmante, y es lamentable que las mujeres estemos permanentemente reclamando a la conciencia de las autoridades para que atiendan la violencia en contra de mujeres”, dijo a Criterio.hn Honorina Rodríguez, defensora de los derechos de la mujer.

52 % DE LAS MUJERES HAN EXPERIMENTADO VIOLENCIA LA MENOS UNA VEZ EN SU VIDA

La realidad de las mujeres y niñas se ve reflejada en la Encuesta Nacional Especializada Sobre Violencia Contra Las Mujeres y Niñas de 15 años y más en Honduras (ENESVMN), del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), donde se destaca que el 52.8% de las mujeres y niñas de 15 años y más han experimentado algún tipo de violencia –física, psicológica, sexual o patrimonial y/o económica y discriminación— al menos una vez en su vida.

Rose Diegues, representante residente adjunta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Foto: Jorge Burgos/Criterio.hn

Para Rose Diegues, representante residente adjunta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la violencia contra la mujer “es un indicador más que muestra y refleja los problemas estructurales que sufren las mujeres en la búsqueda por la igualdad”.

Para el caso, el Índice de Brecha Global de Género, señala que Honduras tiene una brecha 73.5 %. Es decir, la igualdad entre hombre y mujeres en todos los ámbitos está muy lejos de lograrse.

El estudio realizado por el INE, con el apoyo del PNUD y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), se destaca que el tipo de violencia que, con más frecuencia experimentan las mujeres y niñas de es la violencia psicológica, seguida de la violencia patrimonial y/o económica o discriminación, violencia sexual y la violencia física.

Honorina Rodríguez, defensora de los derechos de la mujer. Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn

Ante este panorama, Honorina Rodríguez hace un llamado a las autoridades gubernamentales para que pongan el foco de atención en la prevención de las violencias contra la mujer. “Las violencias contra las mujeres no sólo afecta a las mujeres, sino que tiene repercusión en toda la sociedad”, refirió.

SE DEBEN GENERAR POLÍTICAS PÚBLICAS PARA LA PREVENCIÓN DE VIOLENCIA

La violencia no hace ningún tipo de distinción, mujeres de todos los estratos sociales, edades, nivel académico, raza son víctimas. Por lo que el Estado debe dar una mirada profunda a la problemática que limita el desarrollo de las niñas y mujeres y además arrebata la vida de cientos de hondureñas, a través del fortalecimiento de políticas públicas y marcos legales para poner fin a la violencia contra las mujeres y niñas.

Para Rose Diegues uno de los principales problemas que abonan al incremento de la violencia contra mujeres y niñas es la falta de conciencia y la naturalización de las agresiones.

Por lo que, las políticas públicas deben ir encaminadas a la prevención de la violencia contra mujeres y niñas.

Tatiana Lara, delegada presidencial de Ciudad Mujer. Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn

Por su parte, la delegada presidencial de Ciudad Mujer, Tatiana Lara Pineda, señaló Criterio.hn que el trabajo estatal debe tener un fuerte componente de educación y sensibilización a la sociedad hondureña además una vinculación con las comunidades a nivel local. “Debemos ser conscientes de la violencia contra las mujeres”, expresó.

En marzo de 2022 las organizaciones de mujeres y feministas presentaron a la presidenta de la República, Xiomara Castro, la propuesta de Ley Integral de Prevención de Violencias contra las Mujeres, propuesta que aún no ha sido enviada al Congreso Nacional para su aprobación pese a las exigencias de las organizaciones.

Sobre el tema, Tatiana Lara, señaló que se ha desarrollado la socialización de la referida propuesta y que en la actualidad se está en la identificación de recursos para implementar la Ley. “No queremos que simplemente sea un documento que se apruebe en el Congreso, pero que no se destine en el presupuesta nacional los recursos necesarios para su implementación”.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte