Global.

Tres niños hondureños que buscaban el sueño americano se ahogaron en Guatemala

Este es el río donde se ahogaron los inafntes

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- La migración de infantes en busca del sueño americano y la negligencia del gobierno siguen cobrando vidas de menores y este jueves las autoridades municipales de Omoa, departamento de Cortés, informaron que tres menores hondureños se ahogaron en un Río de Guatemala en su intento de llegar ilegalmente a Estados Unidos.

Este es el río donde se ahogaron los inafntes
Este es el río donde se ahogaron los infantes

Una de los infantes que pereció ahogada fue identificada como Jennifer Gavarrete López, quien mañana  viernes cumpliría once años.

De los  otros dos niños se dijo que tenían  5 y 7 años de edad y hasta el momento no han sido encontrados tras naufragar en su intento por cruzar el rio entre Guatemala y México.

Se informó además  que todos ellos son originarios de la comunidad de San Carlos en Omoa, Cortés, aldea desde donde salieron el pasado domingo.

Una tía de Jennifer relató que cerca de la 6 de la mañana, su hermana y la niña salieron en busca de una mejor calidad de vida, pero el lamentablemente no llegaron a su destino.

Agregó que el  hecho ocurrió cuando la balsa en la que viajaban,   justo en la frontera entre Guatemala y México, se hundió dejando el trágico saldo de los menores muertos.

La pariente apuntó que la menor le extendía los brazos a su madre para que le ayudara, pero la mamá no pudo hacer y al final la menor pereció ahogada.

La niña estaría de cumpleaños mañana.

El alcalde del municipio de Omoa, Ricardo Alvarado, aseguró que la familia salió del país en busca de una vida mejor.

“El pueblo de Omoa está de luto, realmente consternados nosotros con el fallecimiento de esta niña”, dijo el edil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.