Cultuespacio.

¡Te Molesta mi amor!

Compartir

Para el colectivo Arcoíris

Daysi Flores

Por: Daysi Flores

JASS

Se apagaron las luces de colores. Se fueron las imitaciones chinas de nieve para cubrir la sequía tropical que invade de gorgojo las montañas. Las calles han vuelto a su paso. Se fue el pánico producido por el Chicungunya y ha sido reemplazado por el Zica y las múltiples amenazas que el zancudo ha representado siempre,  pero que ahora son “importantes.”

Se fueron los mensajes publicitarios de “amor, paz y Jesús” que nos receta un presidente ilegitimo en campaña electoral permanente. Ha cambiado su árbol de muertes y desapariciones más grandes del mundo por el circo de la elección de la Corte Suprema, dejando claro que necesita seguir controlando este poder para no ser de los siguientes con viaje gratis a EUA.

Los mensajes comerciales como el que nos vende la felicidad en una botella nos bombardean con corazones, dulces y chocolates del Día del Amor y la Amistad. Nos invitan a comprar y consumir en nombre de un AMOR que nos salvará de todas nuestras pesadillas. Incluyendo la de este gobierno de muerte, corrupción, armas, enfermedades y dolor.

Nos convencen que regalar chocolates extranjeros sirve para demostrar nuestro amor,  pero son indiferentes ante los escandalosos índices del maltrato y el abuso hechos en nombre de ese mismo amor. Nos crean una fantasía de amor donde somos seres incompletos, esperando que llegue aquel que nos hará felices.

Nos recetan canciones que se traban al intentar nombrar otros amores, amores como el mío o el de Tony o el de Kendra: amores que de tan reales insultan su retrato publicitario de fantasía. Esos amores que te molestan tanto. Esos que te ponen tan incómodo cuando se nombran o hacen una manifestación pública de amor.

Amores que se ven a los ojos de un cuerpo idéntico y encuentran en esa mirada la más profunda de las búsquedas: la de una misma. Amores que están más cerca de amar un igual. Amores que te molestan porque te desafían las ideas de un Dios que proclama amor pero que es incapaz de aceptarlos todos.

Te molesta mi amor que busca felicidad porque pone en evidencia tu miedo terrible a que nunca llegue tu “felices para siempre”. Te molesta que mi corazón sea tan grande que intente amar a más de una persona porque el tuyo tiene derechos reservados y espacios minimalistas.

Te molesta mi afán por cuidar la vida porque el tuyo y el de tu comercio es simplemente acabar con ella. Te molesta mi amor porque lucha por su espacio en el mundo mientras vos buscás a quién entregarlo. Te molesta mi amor que cura heridas,  pero no lame ni compra conciencias. Te molesta mi amor,  pero no te molesta mi muerte, mis golpes, mis marcas, ni mis destierros… ¿Te has preguntado qué será lo que realmente debería molestarte?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.