Exempleados de Diario Tiempo exigen pago de prestaciones

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegugucigalpa.-Los exempleados de la desaparecida Editorial Honduras (Diario Tiempo) exigieron este lunes, mediante una protesta, que se les pague sus prestaciones laborales.

tiempo

La actividad se llevó a cabo simultáneamente en la capital Tegucigalpa y  en la norteña ciudad de San Pedro Sula, en las afueras del edificio que alberga al Poder Judicial, donde las extrabajadores se dirigieron al gobierno, Corte Suprema de Justicia (CSJ), Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a la embajada de Estados Unidos, “para recordarles que los dueños de esta desaparecida empresa (Jaime Rosenthal e hijos) aún no pagan los derechos laborales a más de 285 extrabajadores”.

tiempo1

Mediante un comunicado señalaron que la familia Rosenthal dejó abandonada la empresa luego que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos los acusara de lavadores de dinero sucio procedente del narcotráfico. La edición impresa de Diario Tiempo fue suspendida el 27 de octubre del año pasado.

Señalaron que el cierre del medio de comunicación fue decisión de la familia Rosenthal, para evadir su responsabilidad con los trabajadores sindicalizados y que no fue un cierre obligado por el gobierno de Honduras o el gobierno de Estados Unidos.

tiempo3
Asimismo denunciaron “que la familia Rosenthal, en su afán de aparentar ser empresarios responsables y honestos, ha querido también responsabilizar del cierre de la empresa a los trabajadores a quienes ellos burlaron al dejarlos abandonados en el vetusto edificio de la primera y quinta avenida del barrio Santa Anita.

Los afectados solicitaron al presidente, Juan Hernández, que interponga su buena voluntad para que la situación se resuelva de la manera más pronta.

 A continuación el comunicado de los exempleados de Diario Tiempo:

1.- Los exempleados de Editorial Honduras (Diario Tiempo) nos dirigimos a la sociedad hondureña, autoridades del Gobierno Central, Corte Suprema de Justicia, Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa para recordarles que los dueños de esta desaparecida empresa (Jaime Rosenthal e hijos) aún no pagan los derechos laborales a más de 285 extrabajadores.
2.-Luego de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusara en octubre de 2015 a miembros de la familia Rosenthal como lavadores de dinero sucio procedente del narcotráfico, esta familia suspendió la edición impresa del Diario Tiempo (27 de octubre de 2015) y posteriormente dejó abandonada la empresa con 285 trabajadores a quienes nos les pagó los salarios de octubre, noviembre, diciembre, decimotercer mes y las prestaciones laborales. 
3.- Luego de que lográramos obtener el despido indirecto a finales de 2015, los extrabajadores presentamos el pasado 3 de febrero de 2016 una demanda laboral contra el representante legal de Editorial Honduras (Diario Tiempo), Carlos Rosenthal, para que responda por nuestros derechos adquiridos. Ese procedimiento se encuentra en la etapa de notificación de la parte demandada.
4.- Al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta, solicitamos que garantice la transparencia y agilidad en la aplicación de justicia en este caso, cuyos únicos responsables son los miembros de la familia Rosenthal por haber cerrado operaciones y haber dejado abandonados a todos los trabajadores. 
5.- La actitud irresponsable de la familia Rosenthal, que se traduce en la violación de nuestros derechos laborales, ha impactado fuertemente en el grupo de extrabajadores al extremo de causar la muerte de un compañero que padecía cáncer (Walter Pineda, foto que acompaña este comunicado) y el daño emocional y físico de dos compañeros que han sufrido parálisis parcial.
6.- Solicitamos al presidente Juan Orlando Hernández interponer su buena voluntad para que esta situación se resuelva de la manera más pronta a favor de las familias de los extrabajadores de Diario Tiempo que sufren las consecuencias de acciones malintencionadas de empresarios irresponsables, como los Rosenthal. 
7.- Aclaramos a la sociedad hondureña que el cierre de Diario Tiempo fue decisión única de la familia Rosenthal, para evadir su responsabilidad con los trabajadores sindicalizados y que no fue un cierre obligado por el gobierno de Honduras, el Gobierno de Estados Unidos.
8.- Denunciamos ante la sociedad hondureña que la familia Rosenthal, en su afán de aparentar ser empresarios responsables y honestos, ha querido también responsabilizar del cierre de la empresa a los trabajadores a quienes ellos burlaron al dejarlos abandonados en el vetusto edificio de la primera y quinta avenida del barrio Santa Anita.

San Pedro Sula, lunes 11 de abril de 2016.