Caravana de migrantes parece ser tema olvidado

Por: Redacción CRITERIO*

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- La caravana de migrantes hondureños que partió desde la ciudad de San Pedro Sula, Honduras, cargada de sueños, esperanzas y temores ante la pobreza e inseguridad que viven en su país, parece haber pasado a un segundo plano, sin importar lo que estan sufriendo en Tijuana, México.

En el camino se fueron sumando migrantes de Guatemala y El Salvador lo que convirtió el éxodo hondureño en un éxodo centroamericano.

En la frontera han sido recibidos por xenofóbos y racistas mexicanos que han pedido que los expulsen de su país y otros, que son la mayoría, los han ayudado y han mostrado su solidaridad para con sus hermanos del istmo centroamericano.

También han sido recibidos con gases lacrimógenos y disparos con balas de goma por parte de la guardia nacional de los Estados Unidos y de la patrulla fronteriza, azuzados bajo las ordenes de Donald Trump.

El gobierno de Honduras está envuelto en un escándalo de corrupción que va dese la captura del hermano del presidente Juan Hernández, quien ha sido acusado en los Estados Unidos de ser un fuerte narcotraficante desde el 2004 y de haber introducido cientos de kilos de cocaína al territorio norteamericano con su propia marca  «TH».

Por otro lado el principal testigo del denominado Caso Pandora, Fernando Suárez Ramírez, ha soltado nombres como Juan Hernández, la fallecida Hilda Hernández, Mauricio Villeda, Elvin Santos y otros de menos peso, de ser los responsables del saqueo de fondos estatales a través de las fundaciones Di Batista y Todos Somos Honduras para beneficiar la campaña del actual mandatario.

En el caso de México,  la toma del nuevo presidente Andrés Manuel López Obrador, parece haber pasado a un segundo plano el infierno que están viviendo los migrantes en la frontera con Estados Unidos.

En el campo de refugiados centroamericanos en Tijuana faltan muchos médicos, abogados y trabajadores sociales. Esta gente está sola. ¿Dónde está la ayuda internacional?, ha escrito el periodista mexicano Jorge Ramos en su cuenta de Twitter

La situación en el campo de refugiados en Tijuana es caótica, hace falta comida, medicinas, agua y frazadas para enfrentar el duro frío por las noches. Hay muchos adultos y niños enfermos que ha desbordado a Tijuana y a México.

Las lluvias tienen a los centroamericanos viviendo y durmiendo rodeados de charcos que amenazan su salud sobre todo la de los niños y niñas que viajan con sus hijos, huyendo de la pobreza y de la inseguridad que viven en sus países de origen, porque no hay que olvidar que Guatemala, Honduras y El Salvador comparten las mismas realidades.

Hay urgencia de mas médicos y medicamentos para atender a los miles de refugiados y combatir las enfermedades provocadas por las lluvias y por las pruebas que han tenidos que pasar en el camino hacia los Estados Unidos a través de sus países y en su paso por México.

Nota relacionada La caravana de migrantes no está causando la crisis fronteriza: es Trump

Hay falta de trabajadores sociales que documenten cada historia para que puedan presentar sus peticiones de asilo.

Los migrantes hacen un llamado a la ayuda internacional de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y y a los organismos de socorro como la Cruz Roja, Cruz Verde.

Este sábado,  Andrés Manuel López Obrador, se ha convertido en el presidente de México y esta será la primera crisis que enfrentará como presidente de los mexicanos.

*Fotos de Jorge Ramos