Maduro exige a EE.UU. que se retracte de las acusaciones contra su vicepresidente

Por: Redacción AGENCIAS

redaccion@criterio.hn

El Parlamento, de mayoría opositora, aprobó hoy iniciar una investigación sobre las acusaciones lanzadas por EE.UU.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este martes que su Gobierno exigirá al de Estados Unidos que se retracte por las acusaciones de narcotráfico que el Departamento del Tesoro del país norteamericano dio a conocer contra el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami.

«He ordenado a la canciller de la república (Delcy Rodríguez) que cite al encargado de negocios de Estados Unidos en Venezuela y le entregue una nota de protesta y le exija que aclare y se retracte de estas acusaciones», afirmó Maduro frente a El Aissami y una decena de gobernadores chavistas en cadena obligatoria de radio y televisión.

Es «una agresión que Venezuela responderá paso a paso con equilibrio y contundencia»: Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

El mandatario calificó dichas acusaciones como una «decisión ilegal, inaudita e infame» y como «una agresión que Venezuela responderá paso a paso con equilibrio y contundencia».

En este sentido, el jefe de Estado aseguró que mientras El Aissami lideró la cartera de Interior y Justicia -entre 2008 y 2012- «Venezuela propinó los golpes más grandes contra los capos del narcotráfico que nunca jamás se han dado».

Venezuela propinó los golpes más grandes contra los capos del narcotráfico que nunca jamás se han dado: Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Detalló que durante esta gestión 102 capos fueron capturados y 21 de ellos extraditados a EEUU, lo que le valió a El Aissami «felicitaciones de los gobiernos» de la nación norteamericana que «constan en documentos» por lo que, consideró, las recientes acusaciones parecen «una venganza del narcotráfico».

«Venezuela va a activar todos los mecanismos legales, políticos, diplomáticos, nacionales e internacionales para contrarrestar, para desmontar esta infamia», sostuvo Maduro, para luego instar a los venezolanos a defender al vicepresidente pues, aseguró, hacerlo constituye una apología a la llamada revolución bolivariana.

Venezuela va a activar todos los mecanismos legales, políticos, diplomáticos, nacionales e internacionales para contrarrestar, para desmontar esta infamia»: Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

El mandatario afirmó también que esas acusaciones surgieron después de que varios dirigentes de la oposición venezolana viajaran a Washington a «hacer ‘lobby» y «conspirar contra nuestra patria».

«Ahora la acusación es de terrorista y narcotraficante, pues los terroristas, los que han financiado el terrorismo en el mundo para destruir a Siria, Irak y Libia están en los Estados Unidos, en el poder, y los narcotraficantes se lucran en las cuentas bancarias de los Estados Unidos», añadió.

El Parlamento abre una investigación

En cambio, la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), de mayoría opositora, aprobó hoy iniciar una investigación sobre las acusaciones lanzadas por EE.UU.

La Asamblea con el voto mayoritario de los opositores aprobó “nombrar una comisión especial (…) con el fin de investigar las graves denuncias internacionales contra el vicepresidente de la República, Tareck el Aissami” e indicó que solicitarán a Estados Unidos “las evidencias que sustentan las denuncias” contra el funcionario. Asimismo, el Parlamento exhortó a la Fiscalía venezolana a abrir una investigación sobre las denuncias.

El Parlamento solicitó pruebas a EE.UU. sobre las acusaciones

EE.UU. sancionó también al empresario Samark José López Bello por ser el «testaferro» del vicepresidente venezolano y proporcionar «material, apoyo financiero, bienes y servicios» al narcotráfico, explicó ayer un alto funcionario estadounidense en una llamada telefónica con periodistas.

Según esa acusación, El Aissami «facilitó el envío de narcóticos desde Venezuela» y «supervisó o poseyó parcialmente envíos de narcóticos de más de 1.000 kilogramos desde Venezuela en múltiples ocasiones, incluyendo algunos con destino final en México y en Estados Unidos».

El Aissami calificó hoy de «miserable agresión» las sanciones económicas impuestas y señaló que tiene la «moral intacta», «mayor firmeza y convicción antiimperialista», «mayor conciencia chavista».

El Aissami calificó hoy de «miserable agresión» las sanciones económicas impuestas

Por narcotráfico EE.UU. sanciona a vicepresidente de Venezuela

Por: Redacción AGENCIAS

redaccion@criterio.hn

El Gobierno de Estados Unidos impuso hoy sanciones económicas al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, al que acusa de «desempeñar un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos».

El Departamento del Tesoro estadounidense sancionó también al empresario Samak José López Bello por considerarle el «testaferro» de El Aissami y proporcionar «material, apoyo financiero, bienes y servicios en apoyo de actividades de tráfico internacional de narcóticos» o actuar «en nombre de El Aissami», explicó hoy un alto funcionario de EEUU en una llamada telefónica con periodistas.

La imposición de estas sanciones «no es una reacción» a su nombramiento como vicepresidente el pasado mes de enero, aclaró la fuente. «Es el resultado de una investigación de años relacionada con el narcotráfico», explicó el funcionario, que insistió en aclarar que estas sanciones no son una represalia diplomática contra el Gobierno de Venezuela sino que se dirigen a dos individuos «exclusivamente» por sus supuestos vínculos con el narcotráfico. «Esto muestra que investigamos hasta el final independientemente de qué cargo tenga la persona», agregó.

Las sanciones implican que se bloquean los activos de los dos individuos bajo la jurisdicción estadounidense y que los ciudadanos estadounidenses no pueden hacer transacciones con ellos. La inclusión de un miembro del Gobierno de Venezuela en la lista de sancionados del Tesoro de EEUU «no significa que el Gobierno en sí mismo está también bloqueado», precisa el Departamento en un comunicado de su web.

«Sin embargo, los ciudadanos estadounidenses deberían ser cautos en sus tratos con el Gobierno (venezolano) para asegurarse de que no están involucrados en transacciones, directas o indirectas, con una persona de la lista», agrega la nota.

Un total de 34 legisladores estadounidenses solicitaron la semana pasada al presidente de EEUU, Donald Trump, que tomara medidas inmediatas para sancionar a los funcionarios del Gobierno venezolano que están «beneficiándose» de las violaciones de derechos humanos que, según ellos, se cometen en la nación petrolera.

«El reciente nombramiento por parte de Nicolás Maduro de (el vicepresidente) Tarek El Aissami  le pone en fila para posiblemente convertirse en el próximo líder de Venezuela, lo cual es extremadamente preocupante dados sus demostrados vínculos con el narcotráfico y las organizaciones terroristas», rezaba la carta.

El pasado 4 de enero, el presidente Maduro anunció como nuevo vicepresidente de su Gobierno a El Aissami, quien hasta ese momento era gobernador del céntrico estado Aragua.