Masacres suman y siguen en Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- La inseguridad campea en Honduras, las masacres siguen a la orden del día y continuaron la noche de ayer sábado cuando seis personas a bordo de un automóvil fueron asesinadas a balazo limpio en el desvío que de Siguatepeque conduce a La Esperanza, Intibucá.

En este vehículo fueron asesinadas las seis personas
En este vehículo fueron asesinadas las seis personas

Los asesinados se conducían en un vehículo color champán marca Ford con  placas PBD-6232 y ya han sido identificados tres de ellos que respondían a los nombres de Alexis Mauricio Mejía Villanueva, Karen Lorena Rodríguez Cárcamo y Wilmer Antonio Garay.

De acuerdo a información proporcionada por la policía, Garay era integrante de la banda “Los Aguacates”, que opera en varios sectores de la ciudad de San Pedro Sula.

Wilmer Garay en vida
Wilmer Garay en vida

Entre las víctimas se registran dos mujeres y cuatro hombres, todos quedaron en el interior de la camioneta.

El hecho violento tuvo lugar alrededor de las 7 y 30 de la noche en el desvío de Siguatepeque hacia La Esperanza, específicamente a unos metros de la gasolinera Texaco.

De acuerdo a versiones preliminares brindadas por vecinos del lugar señalan que los ahora occisos eran seguidos por dos camionetas, desde donde se bajaron hombres fuertemente armados quienes comenzaron a dispararles desde varias posiciones.

Como siempre los curiosos abarrotan las escenas del crimen, muchas veces contaminándolas
Como siempre los curiosos abarrotan las escenas del crimen, muchas veces contaminándolas

Pesquisas recabadas en la escena por miembros de la policía manifestaron que hay una persona herida que fue llevada a un centro asistencial y a quien se le encontró una carta de libertad y que había salido recientemente de la cárcel de Comayagua, donde fue acusado por extorsión, asociación ilícita y secuestro.

Hasta la fecha se registran en Honduras unas 85 masacres en lo que va de este año y han dejado al menos 323 muertos, según cifras oficiales.