Sindicatos del sector público a asambleas informativas a partir de mañana

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – Por unanimidad los sindicatos del sector público con apoyo de las Tres Centrales Obreras, determinaron esta noche, iniciar a partir de mañana miércoles 9 de enero, asambleas informativas a partir de las 6 de la mañana hasta las doce del mediodía.

Las asambleas son convocadas debido a que el Gobierno ha venido dilatando el proceso de negociación del aumento salarial al sector público, dijo Irma Marcía dirigente del SITRAMEDYS.

Las organizaciones del sector público presentaron al gobierno de Juan Hernández una propuesta de incremento salarial desde el mes de agosto de 2018 y hasta la fecha solo son dilatorias y no dan ninguna respuesta.

Este martes tenían una reunión con la Secretaria de Finanzas, Rocío Tabora y la esperaron por varias horas y la funcionaria finalmente no llegó y esto molestó a los representantes de 25 organizaciones sindicales quienes en asamblea tomaron la decisión de irse a asambleas informativas a partir de mañana.

Marcía dijo a Criterio.hn que ellos han vendido solicitando un ajuste salarial de 4 mil lempiras y el gobierno viene aplicando tácticas dilatorias y no les da ninguna respuesta y por eso en compañía de las tres centrales obreras del país se tomó la decisión de parar labores gradualmente hasta que les den respuesta a sus planteamientos.

Recordó que en el año 2016 hicieron la misma jugada con sus dilatorias, negociando hasta el mes de julio y al final en el mes de septiembre les dieron un pírrico reajuste y no quieren volver a caer en esas jugadas del gobierno nacionalista.

La dirigente del Sitramedys dijo que la mayoría de los empleados públicos no gana ni siquiera el salario mínimo y por esa razón y ante el alto costo de la vida no están dispuestos a dejarse engañar por el gobierno de Juan Hernández.

El reto en la formación de la mujer obrera en los sindicatos

Por: Glenn Flores

Cada día,  son más las mujeres que se incorporan a las distintas organizaciones sindicales. El objetivo de este trabajo es contestar las siguientes preguntas: ¿Puede la formación  sindical ayudar al desarrollo de las mujeres en los puestos de liderazgo?, ¿Cómo debería ser la  educación obrera sensible al género?

En pleno siglo XXI las mujeres aún tienen poco acceso a los puestos directivos de una organización sindical. La manera en que se puede romper esta barrera es mediante la formación de las trabajadoras. Ya que la enseñanza ayudaría a preparar a las mujeres a participar y concursar para estos puestos.

Una formación obrera, bien dirigida, lleva a las mujeres a adquirir las destrezas y habilidades para desempeñar papeles protagónicos en todas las actividades sindicalistas ya sean estas como miembros de base, delegadas, representantes o dirigentes.

Sin embargo por más educadas que estén las mujeres en la lucha obrera,  estas no pueden desarrollarse mientras el actual sistema patriarcal de dominación se mantenga vigente en la mente del gremio obrero. Tristemente el ámbito sumamente público de la dirigencia sindical sigue reservado en la mayoría de ocasiones al género masculino.

Un paso importante para revertir esta situación es crear un método pedagógico cuya instrucción sea sensible al género. El primer paso sería que los facilitadores que impartan estas enseñanzas tengan un compromiso con la sensibilidad de género. No utilizarían el lenguaje sexista estos capacitadores.

Este personal tiene que estar formado por hombres y mujeres. Igualmente será importante revisar con ojo de microscopio y mirada de faro,  que el contenido de estas capacitaciones no tengan ningún estereotipo. Y finalmente se debe de aumentar la cantidad de trabajadoras que participan en dichas iniciativas. Ya que es de suma importancia que los talleres, cursos, y seminarios se adopten a las necesidades de las obreras.

Nota relacionada “No queremos flores, queremos nuestros derechos”, gritan mujeres de Honduras (VIDEO)

Por ejemplo estos deben de contemplar si se puede proporcionar el cuidado infantil, además saber si hay condiciones para las madres lactantes, y si los horarios son los adecuados.

Los sindicatos en Honduras deben visualizar el crecimiento de la incorporación de la mujer en todos los niveles de sus estructuras y sobre todo a nivel de los puestos directivos.

Los resultados de este trabajo solo se verán en su totalidad,  cuando termine de morir el sistema patriarcal neo liberal de dominación que ha hecho estragos en las organizaciones sindicales.

Lo anterior va a suceder sumamente pronto ya que hay indicios que el capitalismo se encuentra en caída libre.

La Central de Sindicatos Internacionales (CSI), no confía en el gobierno de JOH

 

“Escuché de los trabajadores en este país, sobre la brutalidad con la cual son tratados y sometidos. Las mujeres son levantadas a las 3 de la mañana para ir a su trabajo y en sus trabajos son sometidas a acoso, brutalidad y violencia”, Shanan Burrow.

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-  La Central Internacional de Sindicatos (CSI) no confía en el gobierno de Juan Hernández y le piden que cambie y que entienda y defienda los derechos de los trabajadores y de los pueblos indígenas que tienen derechos y que deben ser respetados, señaló su secretaria Shanan Burrow. 

Joel Almendares jutno a Shanan Burrow de la CSI.
La secrteraia de la CSI, Shanan Burrow junto a Joel Almendares de la CUTH

Los trabajadores hondureños están siendo sometidos a despidos injustificados y a la violación de sus derechos adquiridos,  además de malos tratos, malos salarios, acoso, brutalidad y violencia, señaló  Burrow.

Burrow, representa a 180 millones de trabajadores en todo el mundo quien y está de visita por Honduras para defender los derechos de los y las trabajadores en Honduras del poder y la codicia de las transnacionales que concentran la riqueza y no comparten con quienes les ayudan a obtenerla.

La señora Burrow se ha reunido con los y las representantes de las centrales obreras de Honduras, El Salvador, Panamá, Brasil, Nicaragua, Guatemala y otros países para conocer la realidad que viven los trabajadores frente a sus gobiernos y a sus empleadores.

“Escuché de los trabajadores en este país, sobre la brutalidad con la cual son tratados y sometidos. Las mujeres son levantadas a las 3 de la mañana para ir a su trabajo y en sus trabajos son sometidas a acoso, brutalidad y violencia”, dijo Burrow.

El gobierno está obligado a defender los derechos y el trabajo decente para todos. Nosotros luchamos por poner un alto a la codicia corporativa y por eso tenemos que estar expectantes para que los derechos de los trabajadores sean garantizados.

“Los trabajadores tienen derecho a un salario digno,  a la protección social y a la negociación colectiva, ese es el mensaje que estamos dejando y el gobierno tiene que cumplir”, señaló con contundencia la representante de la CSI.

Sobre el cierre masivo de instituciones en Honduras que ha provocado la pérdida de sus empleos para más de 20 mil trabajadores, la sindicalista manifestó que invertir en la creación de puestos de trabajo y en la seguridad social de los trabajadores y en los servicios públicos es fundamental para garantizar la protección para todos en el país y no estar cerrando las fuentes de trabajo, eso es improductivo para la clase trabajadora y pare el país mismo.

Burrow señaló que,  hay muchas quejas a nivel internacional en relación a como son tratados los trabajadores y los sindicatos en Honduras y por esa razón es que ella ha venido al país para conocer in situ la situación.

Agregó que,  el mundo entero sabe lo que está sucediendo con los estudiantes universitarios y el riesgo que están corriendo así como siguen muy de cerca el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, los ojos del mundo están puestos en Honduras.

En la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hay varias quejas sobre los derechos laborales en Honduras, incluido lo que sucede con el tratado de Libre Comercio (CAFTA siglas en inglés), y con los pueblos indígenas. Todo el mundo conoce  la situación crítica que se vive en Honduras.  

“El gobierno debe parar los ataques a los trabajadores y a los activistas de los derechos humanos, próximamente estaré en Nueva York en una reunión con los principales directores de las transnacionales más grandes y les reportaré la penosa situación que viven los trabajadores en Honduras”, dijo Burrow.

Finalmente dijo que,  ellos  (CSI) no confían en el gobierno de Juan Hernández y le piden que cambie y que entienda y defienda los derechos que los trabajadores y que los pueblos indígenas tienen derechos que deben ser respetados.

Que es la CSI

La Confederación Sindical Internacional (CSI) es la voz de los trabajadores y trabajadoras a nivel mundial.

El cometido fundamental de la CSI es promover y defender los derechos e intereses de los trabajadores impulsando la cooperación internacional entre sindicatos, organizando campañas mundiales y representándolos ante las principales instituciones mundiales.

Sus principales ámbitos de actividad incluyen los siguientes: derechos humanos y sindicales; economía, sociedad y lugares de trabajo; igualdad y lucha contra la discriminación; y solidaridad internacional.

La CSI defiende los principios de democracia e independencia sindical. Está regida por congresos mundiales que se llevan a cabo cada cuatro años, un Consejo General y un Buró Ejecutivo.

Las organizaciones regionales de la CSI son la Organización Regional Asia-Pacífico (CSI-AP), la Organización Regional africana (CSI-AF) y la Organización Regional de las Américas (CSA). Coopera además estrechamente con la Confederación Europea de Sindicatos, incluso a través del Consejo Regional Paneuropeo.

La CSI mantiene estrechas relaciones con las Federaciones Sindicales Internacionales y con la Comisión Sindical Consultiva ante la OCDE (TUAC). Desarrolla además una excelente colaboración con la Organización Internacional del Trabajo y con varias otras agencias especializadas de la ONU.

Empleados públicos de Honduras a paros a partir de esta semana

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La plataforma de sindicatos de las instituciones gubernamentales anuncia asambleas informativas a partir de la presente semana,  ante la negativa del gobierno de brindarles un aumento de salario.

La dirigencia sindical advierte que la paralización involucra a 17 sindicatos del sector público y al menos 25,000 trabajadores, para quienes se demanda un incremento salarial de 3,000 lempiras, el equivalente a 136 dólares.

Los hondureños deben tomar nota sobre la paralización de los hospitales y centros de salud.
Los hondureños deben tomar nota sobre la paralización de los hospitales y centros de salud.

“De antemano pedimos disculpas al pueblo hondureño porque a partir de este lunes 9 de noviembre iniciaremos con asambleas informativas en los hospitales y centros de salud del país, dijo Irma Mecías del Sindicato de  Trabajadores de la Medicina Hospitales y Similares (Sitramedhys)

Mencías apuntó que, los sindicatos se han agrupado en la organización reivindicativa del sector público y a través de ella tienen ya 5 años de venir presentando propuestas para un  ajuste salarial porque no tienen contrato colectivo ni estatuto.

La última propuesta de 3,000 lempiras se le presentó al presidente de la República,  Juan Hernández,  quien se comprometió a analizarla y delegó al Secretario del Trabajo, Carlos Madero y hasta la fecha no les ha dado ninguna respuesta, informó la empleada de la salud.

Solo son evasivas por parte de este funcionario, se tenía que suscribir un acta la cual no quiso hacerlo y por eso hemos dicho basta ante tanta mentira y desidia por parte del gobierno.

Señaló que los trabajadores no son los responsables del saqueo que ha habido en las instituciones del Estado,  porque no son ellos quienes las manejan, pero si son los que dan la cara diariamente ante la población para atenderla, por lo tanto exigen que se les respete, caso contrario vienen las medidas de presión a partir de la semana que inicia hoy.

Las paralizaciones se producirán en Salud, Educación,  Insep, Enag, Injupemp y  Dei, entre otras instituciones del Estado que están pidiendo un aumento salarial de 3 mil lempiras mensuales.

Por su parte Elvin Canales, del sindicato del Hospital San Felipe, dijo que el gobierno con sus negativas los ha orillado a esas acciones al no aumentarles en los últimos 6 años.

Canales dijo que la propuesta no es inventada y que se ha elaborado con base a un estudio que elaboró el economista del sindicato y se presentó con todos los parámetros económicos y legales.

El líder sindical dijo que son alrededor de 25 mil trabajadores los afectados y que no van a claudicar en esta lucha hasta lograr su aumento porque la canasta se ha disparado en los últimos años y ya no les ajusta el salario para mantener a sus familias.