Transporte pesado de Honduras a paro este lunes en rechazo al aumento en las tarifas del peaje

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Los transportistas de carga pesada de Honduras han anunciado una jornada de protestas a partir de las 6:00 de mañana de este lunes en contra de los incrementos en las tarifas del peaje.

Noticia Relacionada: Aumento en las tarifas del peaje provoca malestar en los hondureños

La acción de protesta  se efectuará de manera simultánea en las casetas de peaje de Siguatepeque, Comayagua, Santa Cruz de Yojoa y en San Manuel, en el departamento de Cortés, según anunciaron los transportistas en redes sociales.

Los camioneros han garantizado que la protesta se desarrollará de manera pacífica de 6:00 a 10:00 de la mañana y advierten a la población tomar las medidas de prevención ante cualquier intención de infiltrados que puedan degenerar su lucha.

Una página de Facebook denominada JRTrailers, aclaró además que la actividad no ha sido ni convocada, ni organizada por miembros de ese gremio con vinculaciones políticas partidarias, por lo que de antemano desautorizan a cualquier persona de esta índole que se pronuncie al respecto o se abrogue la convocatoria.

“Estas acciones son hechas por iniciativas propias, cansados de que las autoridades del transporte sólo se acomoden a los intereses propios”, dice el mensaje.

El pasado 2 de abril, el gobierno autorizó a la firma ecuatoriana Concesionaria Vial (Covi) para que a partir de ese fecha aplicara incrementos en las diferentes tarifas los que van desde dos lempiras para los vehículos livianos hasta 18 lempiras para los automotores de  seis ejes.

Tabla de incremento

Liviano de 19 a 21 lempiras—————-Aumento L. 2.00 

2 ejes de 76 a 82 lempiras——————Aumento L.6.00

3 ejes de 114 a 123 lempiras————–Aumento  L.9.00

4 ejes de 153 a 165 lempiras————–Aumento  L.12.00

5 ejes de 191 a 206 lempiras————–Aumento  L.15.00

6 ejes de 229 a 247 lempiras————–Aumento  L.18.00

Profundo rechazo a ley que regula las redes sociales en Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Las organizaciones integrantes de la sociedad civil, medios de comunicación alternativos, defensores de la libertad de expresión y prensa y la comunidad académica de la región latinoamericana expresaron la tarde de este martes su profundo y total rechazo a la aprobación de la “Ley que Regula los Actos de Odio y Discriminación en Redes Sociales e Internet” en Honduras, porque representa una grave amenaza a la libertad de expresión y acceso a la información en el país.

Señalan además que incumple con los estándares internacionales en materia de Derechos Humanos como la necesidad, proporcionalidad, legalidad, debido proceso y transparencia, los cuales son requisitos indispensables para la limitación a la libertad de expresión.

Exponen también que el Internet es una herramienta que facilita el ejercicio de Derechos Humanos, principalmente la libertad de expresión, acceso a información y de reunión, que la regulación ambigua e imprecisa sobre el contenido que circula en Internet es una vulneración a estos derechos fundamentales

Comunicado: Ley que regula los actos de odio y discriminación en Internet de Honduras

 El pasado 1 de febrero se presentó ante el Congreso Nacional de Honduras la iniciativa de Ley que Regula los Actos de Odio y Discriminación en Redes Sociales e Internet, la cual tiene por objeto que las empresas de proveedores de servicios de Internet, plataformas y administradores de sitios web adopten medidas para evaluar y bloquear información y contenidos que puedan constituir actos de discriminación, de odio, injurias, amenazas o incitación a la violencia.

El texto de la Ley propone la censura de contenido considerado como discriminación, odio, injuria, amenaza o incitación a la violencia, sin embargo, no determina los parámetros para determinar qué contenido debe ser bloqueado. De este modo, el proyecto pone en mano de empresas privadas, a menudo extranjeras, el poder de evaluar qué contenido es ilegal y la obligación de tomar decisiones de censura. Estas son facultades que, en un país democrático, corresponden a los tribunales de justicia. Un procedimiento de este tipo, sin legitimidad legal ni controles democráticos es una restricción desproporcionada e innecesaria de la libertad de expresión; e incumple con estándares mínimos de Derechos Humanos.

Las medidas desproporcionadas de censura de contenido e información en Internet ponen en riesgo el ejercicio de la libertad de expresión de activistas, defensores de Derechos Humanos, opositores y de la población hondureña en general, que es fundamental para la existencia de una sociedad democrática.

Por otro lado, se regula la responsabilidad de proveedores de servicios de Internet, plataformas y administradores de sitios web, obligándolos a determinar mecanismos internos para el bloqueo del contenido ilegal, así como de realizar avisos periódicos a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), como consecuencia cada proveedor y empresa tendrán la facultad discrecional de determinar estos procedimientos. Lo anterior claramente vulnera el principio del debido proceso, por la falta de legalidad y uniformidad para establecer los mecanismos de reclamo y bloqueo de contenido. Además, se imponen sanciones administrativas a los proveedores y empresas de Internet, sin distinguir entre actores muy diferentes del ecosistema de Internet, como medios de comunicación en línea, redes sociales o aplicaciones de distinto tipo.

Estas medidas vulneran los principios de proporcionalidad, legalidad y necesidad que se requieren para la restricción de la libertad de expresión, que tienen por objetivo impedir abusos y arbitrariedades. Además de la falta de precisión para determinar qué se considera contenido ilegal y de las obligaciones dañosas que se imponen a los actores de Internet, el proyecto prevé sanciones de bloqueo de sitios web y servicios de Internet. Estas son sanciones extremas equiparables a la censura a medios de comunicación, que afectarán a cientos de miles de personas en Honduras que hacen un uso legal y legítimo de las redes sociales. Esta Ley, como está redactada, puede usarse para restringir la libertad de expresión en Internet, limitando la crítica al Gobierno e impidiendo que la sociedad exija el respeto de Derechos Fundamentales, la transparencia y la lucha contra la corrupción.

En este sentido, las organizaciones abajo firmantes, integrantes de la sociedad civil y la comunidad académica de la región latinoamericana, afirmamos nuestra posición sobre esta iniciativa de ley en los siguientes términos:

Expresamos nuestro rechazo a la aprobación de la “Ley que Regula los Actos de Odio y Discriminación en Redes Sociales e Internet” en Honduras, porque representa una grave amenaza a la libertad de expresión y acceso a la información en el país, además que incumple con los estándares internacionales en materia de Derechos Humanos como la necesidad, proporcionalidad, legalidad, debido proceso y transparencia, los cuales son requisitos indispensables para la limitación a la libertad de expresión.

 Exponemos que Internet es una herramienta que facilita el ejercicio de Derechos Humanos, principalmente la libertad de expresión, acceso a información y de reunión, que la regulación ambigua e imprecisa sobre el contenido que circula en Internet es una vulneración a estos derechos fundamentales. Además, sostenemos que las sanciones de bloqueo de servicios, aplicaciones y sitios web pueden tener consecuencias desastrosas para la libre expresión de usuarios legítimos. 

Nota relacionada Conozca el proyecto de Ley que regula los actos de odio y discriminación en redes sociales e internet

Manifestamos nuestra preocupación del contexto político social que está atravesando Honduras, principalmente ante el incumplimiento de garantías y derechos fundamentales que ocasionan un deterioro al régimen democrático, así como del uso excesivo e ilegal de la fuerza pública para silenciar a la población, principalmente a activistas, defensores de Derechos Humanos y opositores.

 Exigimos que la “Ley que Regula los Actos de Odio y Discriminación en Redes Sociales e Internet” no sea aprobada por el Congreso Nacional de Honduras, porque contraviene estándares establecidos en la Constitución de Honduras y tratados y convenios internacionales en materia de Derechos Humanos de los que Honduras es parte, relacionados principalmente con la libertad de expresión, acceso a la información y debido proceso.

 Suscriben:

 Instituto Panameño de Derecho y Nuevas Tecnologías (Centroamérica)

Access Now (Global)

Código Sur (Latinoamérica)

Fundación Acceso y Observatorio Regional de Seguridad Digital (Centroamérica)

Contra Corriente (Honduras)

Derechos Digitales (Latinoamérica)

Horizontal (Mexico)

Sursiendo, Comunicación y Cultura Digital (México)

Asociacion por los Derechos Civiles (Argentina)

Public Knowledge (Estados Unidos)

Espacio Público (Venezuela)

Nodo Común (Latinoamérica)

Red Tz’ikin – Realizadores Independientes de Guatemala

Caracol Producciones (Guatemala)

Hiperderecho (Perú)

Asuntos del Sur (Latinoamérica)

Centro de Estudios Constitucionales y de Derechos Humanos (Argentina)

Artículo 19 (México y Centroamérica)

TEDIC (Paraguay)

Internet Society (Honduras)

Red de Desarrollo Sostenible (Honduras)

Usuarios Digitales (Ecuador)

Asociación para una Ciudadanía Participativa (Honduras)

Intervozes (Brasil)

Comité para la Protección de los Periodistas (Global)

Red en Defensa de los Derechos Digitales (Mexico)

Movimiento de Radios Comunitarias de Guatemala

Asociación por la Democracia y los Derechos Humanos (Honduras)

Colectivo Lastiri (Honduras)

Colectivo Creando en las Calles (Honduras)

Asociación Libre Pensamiento (Honduras)

Criterio.hn (Honduras)

Centro de Derechos de Mujeres (Honduras)

Asociación Nacional de Escritoras de Honduras (Honduras)

Comité por la Libre Expresión (Honduras)

Internet Society capítulo República Dominicana

Arde Honduras en rechazo al fraude electoral de Juan Hernández

Ante la imposibilidad de dar certeza a los resultados electorales, la OEA ha propuesto nuevas elecciones

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Varias zonas de Honduras han sido tomadas esta noche por ciudadanos indignados que se resisten a aceptar los resultados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que han dado como ganador de las elecciones del 26 de noviembre al candidato de Partido Nacional y presidente, Juan Hernández.

El centro comercial City Mall de San Pedro Sula.

Noticia Relacionada: Mediante un oscuro escrutinio, TSE oficializa a Hernández como el ganador de los comicios del 26 de noviembre

Durante las acciones de protesta han sido incendiados edificios públicos y privados y los protestantes aseguran que no cesarán hasta que se les respete su voluntad expresada en las urnas y que, según ellos, favorece al candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla.

Hasta las 11:00 de la noche del domingo  se reportaba la quema de Banpaís, ubicado en City Mall de San Pedro Sula; la Empresa Energía de Honduras, de avenida Circunvalación de San Pedro Sula; los juzgados de San Pedro Sula  y la alcaldía de La Ceiba, Atlántida.

Se reportaban además tomas de vías públicas en las principales ciudades del país y de carreteras, e incluso las acciones de protesta se extendieron a las aduanas de las zonas fronterizas, con la intención de paralizar la economía de este país centroamericano.

 

Las protestas iniciaron a tempranas horas de la noche luego que el TSE declarara como ganador de las elecciones del pasado 26 de noviembre al presidente, Juan Hernández, quien violentando la Constitución se postuló en busca de un segundo mandato.

Ante la crisis política, la secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA) propuso esta noche la convocatoria a nuevas elecciones.

Las protestas en Honduras se han convertido en algo cotidiano y producto de ello ya se reportan al menos 20 muertos los que, según, organizaciones defensoras de derechos humanos han caído a manos de las fuerzas de seguridad del Estado.

Honduras

El coordinador de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, Manuel Zelaya Rosales, pidió a los simpatizantes de esta plataforma política que sigan en las calles. Dijo que saluda el comunicado de la OEA sobre el planteamiento de nuevas elecciones, pero que la lucha debe continuar a través de las protestas.