Para beneficiar a Callejas, Ebal Díaz dice que “ley de extradición no existe”

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El asesor presidencial Ebal Díaz dice que en Honduras no existe la “ley de extracción” por lo que ha dejado entrever que no cabe la petición en ese sentido, que hizo el gobierno de los Estados Unidos sobre el expresidente de Honduras y exdirigente deportivo, Rafael Leonardo Callejas.

Díaz, quien es abogado, dijo que desconoce de qué ha sido acusado el expresidente hondureño. “No sé de qué lo están acusando”, apuntó al tiempo que señaló que en Honduras no “hay una ley de extradición, no existe una ley de extradición, lo que hay es una reforma Constitucional del artículo del 102 que permite la extradición del hondureño con aquellos (países) que Honduras tenga tratados, entonces depende de cada tratado. Lo que hay que ver es lo que dice el convenio con Estados Unidos”, expresó un tanto confuso uno de los hombres fuertes del presidente Juan Hernández.

Añadió que los hondureños que han sido extraditados a la nación del norte han obedecido al “delito de narcotráfico, todos han sido por crimen organizado, que no es este caso”, dijo al referirse a la solicitud de Callejas, quien dijo tiene derecho a un debido proceso “como cualquier persona que es sometida a un señalamiento judicial”.

EXTRADICIÓN

La reforma por adición al artículo 102 de la Constitución de la República, que entró en vigencia el 24 de enero de 2012, establece que ningún hondureño podrá ser expatriado ni entregado por las autoridades a un Estado extranjero. Se exceptúan de esta disposición los casos relacionados con delitos de Tráfico de Estupefacientes, en cualquiera de sus tipologías, Terrorismo y cualquier otro ilícito de Crimen Organizado y cuando exista tratado o convenio de extradición con el país solicitante.

En ningún caso se podrá extraditar a un hondureño por delitos políticos y comunes y conexos.

En el caso de Callejas el gobierno de los Estados Unidos le ha imputado 92 cargos, entre los que destacan los delitos de lavado de activos y asociación para delinquir, que son una tipología de delitos de crimen organizado, por lo que efectivamente su extradición cabe en el marco del convenio suscrito con Honduras.

JUSTIFICA CORRUPCIÓN

Por otra parte, el asesor presidencial justificó el caso de corrupción del expresidente de Honduras en la FIFA, al decir que es un fenómeno mundial que involucra a funcionarios y exfuncionarios del fútbol de varios países del mundo  y que lastimosamente en Honduras está siendo visto con tintes políticos

“Es un fenómeno de todo Latinoamérica, es un fenómeno mundial, aquí nosotros cometemos el error de ver que solo es en Honduras, esto es un fenómeno internacional, aquí hay personajes suizos…el presidente de la Confederación de Costa Rica está en la cárcel por si no lo sabían”, sustentó.

Agregó que en la amplia lista de corruptos hay gente de El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Uruguay Paraguay, Argentina, Brasil.

Aunque la corrupción no justifica el caso de Honduras, dijo que es bueno revisar el contexto porque “hay algunos que lo están viendo con interés  político y van a tratar de aprovechar” la situación, “pero aquí están de todos los países desde Europa, porque hay gente de Francia, Suiza, de todas partes”.

Callejas quien se desempeñó por tres  periodos consecutivos como presidente de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (FENAFUTH) fue pedido el jueves pasado en extradición por el Gobierno de los Estados Unidos, tras ser acusado de actos de corrupción en la FIFA.

El exdirigente deportivo gobernó Honduras durante 1990-1994 y ha sido acusado junto con el presidente de la FENAFUTH y presidente interino de la CONCACAF, Alfredo Hawit, de recibir 600 mil dólares de la empresa Media World, en concepto de sobornos para las transmisiones  de los partidos mundialistas de la Selección Nacional de Honduras.

Pese a tener un pasado oscuro por actos de corrupción, actualmente Callejas, basado en un fallo de la Corte Suprema de Justicia de abril pasado,  busca nuevamente llegar a la presidencia de Honduras.