Chicago elige primera alcaldesa negra y lesbiana

Tomado de Pressenza

“Están viendo una ciudad donde no importa de qué color eres, donde no importa lo alto que eres y donde no importa a quién amas”, dijo Lori Lightfoot, la primera mujer negra y abiertamente homosexual elegida como alcaldesa de Chicago.

La ciudad de Chicago, la tercera más grande de Estados Unidos, eligió este martes a la primera alcaldesa negra y homosexual de su historia.

La ex fiscal federal Lori Lightfoot se impuso con más del 70% de los votos a su contrincante Toni Preckwinkle, también afroamericana demócrata y hace doblemente historia al convertirse en la primera alcaldesa abiertamente homosexual de Chicago y la primera mujer afroamericana en ocupar el cargo.

La ex fiscal federal, de 56 años, hasta ahora no había ejercido ningún cargo electo, y durante la campaña se presentó a sí misma como un antídoto a los ocho años en el poder de su predecesor, Rahm Emanuel, quien cerró docenas de colegios públicos donde estudiaban negros e hispanos, mayoritariamente.

Lightfoot presidió, durante el mandato de Emanuel, un gabinete que elaboraba un informe sobre brutalidad policial cuando la ciudad vivió una grave crisis en 2014 debido a la muerte por 16 tiros de un adolescente negro a manos de un agente blanco y en el mismo acusó al departamento de policía de la metrópoli de racismo sistemático.

Durante la campaña se propuso como meta reducir la violencia armada que es uno de los principales problemas que afligen a la ciudad de 2,7 millones de habitantes, al igual que las disparidades económicas.

Más de 550 personas fueron asesinadas en Chicago el año pasado debido a la violencia de pandillas, a menudo alimentada por el tráfico de drogas, la mayoría en los barrios afroamericanos y con dificultades económicas.

“Movimiento para el cambio”

Luego de la elección Lightfoot se mostró muy agradecida: “Gracias, Chicago. Desde el fondo de mi corazón, gracias. Hoy, hiciste más que hacer historia. Has creado un movimiento para el cambio”, expresó.

Y reconoció que hace 11 meses, cuando inició el recorrido hacia la alcaldía, nadie les dio una gran oportunidad “nos enfrentaban a poderosos intereses, una máquina poderosa y un poderoso alcalde”, recordó.

De cara al futuro manifestó: “juntos podemos y finalmente pondremos los intereses de nuestro pueblo —de todo nuestro pueblo— por delante de los intereses de unos pocos poderosos. Juntos podemos y haremos de Chicago un lugar donde tu código postal no determine tu destino”.

 

En ese sentido aseguró que darán a todos los vecindarios la misma importancia y dedicación que se le da actualmente al centro de la ciudad.

“No somos nosotros contra ellos, o vecindarios versus el centro de la ciudad. Estamos juntos en esto y Crecemos juntos”, prometió.

Al volver a agradecer por la votación expresó “están viendo una ciudad donde no importa de qué color eres, donde no importa lo alto que eres, y donde no importa a quién amas”.

“En Chicago vamos a construir juntos, vamos a celebrar nuestras diferencias. Abrazaremos nuestra singularidad. Y vamos a asegurarnos de que todos tenemos toda la oportunidad de triunfar”, agregó.

“Todos los niños deben saber esto: cada uno de ustedes, un día, puede ser el alcalde de Chicago”, concluyó.

Juez señala que Trump viola la primera enmienda al bloquear a usuarios de Twitter

Además del hombre mismo, tal vez nada ha definido la personalidad política del presidente Trump más que Twitter.

Fue a través de la cuenta @realDonaldTrump en la plataforma social que Trump inició lo que alguna vez pareció una candidatura presidencial a largo plazo y movilizó su base electoral.

Ahora que está en la Casa Blanca, usa Twitter para anunciar políticas, dirigir la diplomacia y ordenar a sus subordinados frente a una audiencia que ha crecido a 52 millones de seguidores.

Donald Trump El presidente Trump tiene 52.2 millones de seguidores en Twitter. Varios usuarios de Twitter

dijeron que habían sido bloqueados por la cuenta @realDonaldTrump después de criticar al presidente.

Con la misma frecuencia, el Sr. Trump usa Twitter como arma, arremetiendo contra los demócratas, los medios de comunicación, la investigación del abogado especial que se cierne sobre su administración y cualquier otra cosa que provoque su ira, dentro o fuera del gobierno.

Pero el miércoles, uno de los jueces federales de Manhattan declaró inocente uno de los hábitos de Twitter del Sr. Trump, su práctica de bloquear a los críticos en el servicio, impidiéndoles comprometerse con su cuenta.

En su fallo, la Jueza del Tribunal Federal del Distrito Naomi Reice Buchwald escribió sobre siete demandantes que demandaron al Sr. Trump y varios de sus ayudantes después de ser bloqueados por la cuenta de Twitter del Sr. Trump que «el discurso en el que intentan participar está protegido por la Primera Enmienda.

«El juez Buchwald agregó que Trump y Dan Scavino, el director de redes sociales de la Casa Blanca,» ejercen el control gubernamental sobre ciertos aspectos de la cuenta @realDonaldTrump «.

Los demandantes, quienes se unieron al pleito por el Instituto Knight First Amendment en la Universidad de Columbia, argumentaron que el feed de Twitter del Sr. Trump era una cuenta oficial del gobierno y que el bloqueo de los usuarios era una violación de los derechos de la Primera Enmienda.

En su decisión, el juez Buchwald, que fue designado para el banquillo federal en 1999 por el presidente Bill Clinton, estuvo de acuerdo.

«La exclusión basada en el punto de vista de los demandantes individuales de ese foro público designado está proscrita por la Primera Enmienda y no puede ser justificada por los intereses personales de la Primera Enmienda del presidente», escribió.

Jameel Jaffer, el director ejecutivo del Instituto Knight First Amendment y el abogado de los demandantes, dijo que estaba claro lo que el Sr. Trump debería hacer a la luz del fallo.

«La posición que está tomando la administración Trump es que el presidente tiene derecho a bloquear a las personas, y que la corte no tiene la capacidad de ordenarle que haga lo contrario», dijo Jaffer. Aunque el juez no lo ordenó, dijo: «Lo correcto para el presidente y su director de redes sociales sería ingresar a la cuenta del presidente y desbloquear a todos los que han sido bloqueados desde el punto de vista».

No hubo señal inmediata de que sucedería.

«Estamos respetuosamente en desacuerdo con la decisión de la corte y estamos considerando nuestros próximos pasos», dijo una portavoz del Departamento de Justicia, que representa al Sr. Trump en el caso.