“No voy triste, por el contrario, me voy muy optimista, orgullosa, satisfecha”: Julieta Castellanos

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Al presentar su informe de gestión en las áreas académicas, vinculación, investigación, docencia e inversión en infraestructura, Julieta Castellanos—quien dejó ayer la rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH)—dijo que se iba del cargo satisfecha por todo lo que hizo.

Julieta Castellanos
                        Julieta Castellanos, presentó su informe la tarde de ayer lunes.

Noticia Relacionada: Estudiantes celebran con fiesta la salida de Julieta Castellanos

“No voy triste, por el contrario, me voy muy optimista, orgullosa, satisfecha; siempre miro el futuro con mucho optimismo. Pese a todos los problemas, si todos hacemos lo mejor, el país puede mejorar y es lo que hemos demostrado en la Universidad”, expresó Castellanos.

Castellanos concluyó ayer 25 de septiembre su segundo periodo como rectora, cargo al que llegó en el 2009.

Mediante un resumen de cuatro páginas atribuyó a su mandato transformaciones académicas, la internacionalización de la educación superior, importantes avances en infraestructura, investigación científica, logros en vinculación Universidad-Sociedad y presencia y proyección nacional e internacional.

Especificó que uno de los logros más significativos alcanzados en los últimos años es la ampliación de la cobertura educativa a nivel nacional, de 65,392 estudiantes en el año 2008, a más de 87 mil en el 2017, a través de los centros regionales, telecentros, institutos tecnológicos, Centros de Recursos de Aprendizaje para la Educación a Distancia (CRAED) y clases virtuales. Entre el 2007 y el 2016 se graduaron 53,312 profesionales y en lo que va de 2017 se registran más de 2,500 nuevos graduados.

Asimismo y producto de la aprobación y entrada en vigencia de las Normas Académicas, estableció que el índice académico de los universitarios subió de 39% a 70%; la cantidad de estudiantes con excelencia académica aumentó de 3,018 a más de 11 mil y el número de becas estudiantiles pasó de 11 millones de lempiras a 65 millones, beneficiándose a jóvenes hondureños de bajos recursos de zonas hondureñas postergadas; de igual manera, el promedio de reprobación bajó del 8% al 5% y la eficiencia terminal bajó de 12 años a 8 años en las diferentes carreras universitarias.

En el área de infraestructura detalló que hasta la fecha se han concluido 80 proyectos a nivel nacional, destinados a fines académicos.

Destacó además que entre el 2009 y el 2017 la Alma Máter suscribió 172 convenios internacionales, de los cuales están vigentes 145. Estos convenios se han suscrito con 35 países, la mayor relación se da con países del continente americano y Europa, particularmente España.

Dijo además que durante sus dos periodos, la UNAH recobró la credibilidad y la institucionalidad, que se había perdido en las gestiones anteriores.

La exautoridad universitaria, anunció que a partir de la fecha retomará su labor como docente en la Facultad de Ciencias Sociales, y en caso de requerir su apoyo en la investigación científica, trabajará también.

La gestión de Castellanos fue aplaudida por muchos y cuestionada por otros. Estos últimos que la condenan  por la criminalización de la  protesta estudiantil y por la campaña negativa y de estigmatización contra los defensores de los derechos humanos.

Julieta Castellanos será sustituida de manera interina por el hasta ayer director de la UNAH-Valle de Sula, Francisco Herrera, quien será juramentado hoy a las 10:00 de la mañana.