Alianza Opositora lanza la Operación Antifraude de cara a las elecciones de noviembre

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- La Alianza Opositora lanzó ayer en la ciudad de EL Progreso, departamento de Yoro la «Operación Antifraude” que consiste en una lucha para contrarrestar y denunciar el pretendido fraude que el Partido Nacional estaría fraguando para el próximo proceso electoral de noviembre.

La alianza reunida en el municipio de El Progreso,  Yoro ayer 

sábado

Entre las acciones a desarrollar en esta operación está un simulacro electoral a realizarse el 6 de agosto, a través del cual todos los colectivos se movilizarán en los ocho mil centros electorales de todo el país.

En cada centro se desarrollará una jornada especial de acciones e información que se darán a conocer oportunamente.

La segunda  acción consiste en una gran movilización ciudadana, donde todo  el país vendrá hacia la capital de Honduras, para exigir las reformas electorales que garanticen elecciones transparentes.

En la acción número tres,  se ordena a todos los candidatos a alcaldes, candidatos a limpias, diputados,  coordinadores departamentales y municipales, que para el 27 de agosto como fecha máxima,  deberán entregar a la alianza de oposición, los 36 mil nombres y los números de tarjetas de identidad de los hombres y mujeres que cuidaran y contarán los votos como miembros de las mesas electorales receptoras.

En la cuarta acción,  se convoca a toda la estructura nacional para que inicien de inmediato, en cada comunidad y en cada urna, la revisión y cotejo del censo nacional electoral, para determinar los traslados ilegales, los muertos que aparecen, los vivos que no están, así como los votantes que no son de la comunidad o se encuentran en el extranjero. También deberán constatar que no estén incluidos los militares y policías activos, y los presidiarios.

La alianza de oposición habilitará centros de denuncia y páginas electrónicas para recolectar y documentar el fraude electoral.

En la quinta acción hay una advertencia para las personas que el día de las elecciones porten manojos de billetes para chantajear y comprar el voto de los ciudadanos o los miembros de las Mesas Electorales Receptoras (MER), ejercerán vigilancia permanente en cada urna y se encargarán de ponerlos a la orden de las autoridades para que vayan a la cárcel de forma inmediata por delito flagrante.

En defensa de la soberanía popular, en defensa de tu voto y de mi voto por unas elecciones limpias sin trampas, sin compra de votos y sin fraude, vamos a las urnas a vencer la dictadura y la reelección ilegal, finaliza diciendo el documento donde la Alianza Opositora anunció la Operación Antifraude.