Militares de Honduras advierten por enésima vez con repremir enérgicamente a los manifestantes durante paro nacional

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) integrada por cuerpos militares, advirtió este viernes con reprimir de manera enérgica a los hondureños que participen en las actividades de protesta que se lleven a cabo en el marco del paro nacional del  20 al 27 de enero.

Noticia Relacionada: Gobierno de Honduras advierte represión contra ciudadanos que participen en las protestas del paro nacional

El paro nacional ha sido convocado por la Alianza de Oposición contra la Dictadura y pretende boicotear, mediante toma de vías públicas,  la asunción el 27 de enero del segundo mandato del presidente, Juan Hernández.

“Fusina con el propósito de prevenir actos violentos y garantizar la seguridad a los manifestantes y a la población en general, ejecutará operaciones preventivas de seguridad pública, con los recursos humanos y logísticos necesarios   para hacer cumplir lo establecido en la Constitución de la República”, dice un nuevo comunicado de la Fusina publicado este día.

La fuerza militar establece además que es responsabilidad de los entes de seguridad del Estado, “ser enérgicos en mantener el orden y garantizar a la población el derecho constitucional a la libre circulación y locomoción en todo el territorio nacional”.

Asimismo, que en aplicación del  artículo 79 de la Constitución de la República, Fusina procederá “al desalojo inmediato de manifestantes que persistan en bloquear ejes carreteros, calles y avenidas del país, y que con acciones vandálicas arriesguen la integridad física de la población, así como la destrucción de la propiedad pública y privada”.

El defensor de los derechos humanos, Edy Tábora, dijo a CRITERIO que tanto el gobierno, como la cúpula empresarial y los medios de comunicación tradicionales, pretenden imponer la tesis que lo más importante es el respeto a la propiedad privada y la libre locomoción, cuando eso no se puede aplicar en las condiciones actuales de Honduras porque ha existido dos ilegalidades: la violación a la Constitución de la República a través de la reelección y el irrespeto a la voluntad popular, mediante el fraude.

Ante dichas arbitrariedades y ante la falta de institucionalidad, Tábora argumentó que a la población sólo le queda el derecho a la libertad de expresión y a la protesta en los espacios públicos.

Es obvio que la protesta, afectará la libertad de circulación, “pero el problema es que como estamos hablando de defender la democracia, el Estado de Derecho, aquí la  pregunta es ¿cuál es el derecho más importante en esta crisis política para defender la democracia y el Estado de Derecho, si ya se asistió a la institucionalidad y no respondió? Entonces sólo queda el derecho a la protesta social, prosiguió.

Ahondó que hasta el momento la población hondureña sólo ha ejercido el derecho a la protesta social, pero que el artículo tres de la Constitución faculta a la insurrección, que podría conllevar a una revolución e incluso violenta, para buscar cambios estructurales y defender la Constitución.

CRISIS POLÍTICA

Actualmente Honduras vive una crisis política propiciada por indicios de fraude en las pasadas elecciones, mediante las cuales Hernández fue declarado ganador por el Tribunal Supremo Electoral (TSE)  y logró reelegirse violentando la Constitución de la República.

La Alianza de Oposición contra la Dictadura, alega que el ganador de los comicios fue su candidato Salvador Nasralla.

El Partido Liberal, que se ubica como la tercera fuerza política, desconoce los resultados del Tribunal Electoral y, al igual que la Alianza Opositora, sostiene que el ganador de las elecciones fue Nasralla.

Ante la falta de transparencia y poca certeza en los resultados del TSE, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, recomendó la repetición de los comicios.

A continuación el nuevo comunicado de Fusina:

COMUNICADO

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), referente a manifestaciones convocadas, a la opinión pública nacional e internacional comunica:

1. FUSINA con el propósito de prevenir actos violentos y garantizar la seguridad a los manifestantes y a la población en general, ejecutará operaciones preventivas de seguridad pública, con los recursos humanos y logísticos necesarios para hacer cumplir lo establecido en la Constitución de la República.

2. Es responsabilidad de los entes de seguridad del Estado, ser enérgicos en mantener el orden y garantizar a la población el derecho constitucional a la libre circulación y locomoción en todo el territorio nacional.

3. El Artículo 79 de la Carta Magna expresa el derecho a la manifestación pública de manera pacífica; su incumplimiento faculta a FUSINA proceder al desalojo inmediato de manifestantes que persistan en bloquear ejes carreteros, calles y avenidas del país, y que con acciones vandálicas arriesguen la integridad física de la población, así como la destrucción de la propiedad pública y privada.

4. Los cuerpos de investigación y operadores de justicia de manera coordinada, trabajan en los expedientes investigativos de las personas responsables de hechos consecutivos de delitos, registrados en las manifestaciones violentas desde el pasado mes de diciembre de 2017, a la fecha. Cabe destacar que los casos individualizados se encuentran en su etapa final, próximos a ser judicializados.

5. En relación a la responsabilidad directa que se hace a miembros de los entes de seguridad del Estado en los que se les vincula con agresiones físicas y verbales contra representantes de medios de comunicación nacionales e internacionales, reafirmamos nuestro permanente compromiso de actuar enmarcados siempre en la irrestricta protección de cada una de las garantías individuales contenidas en nuestra legislación y en la normativa de aplicación universal.

FUSINA reafirma el compromiso permanente de salvaguardar el Estado de Derecho, el respeto de la institucionalidad, así como cumplir y hacer cumplir la Ley e insta a la población a desarrollar sus actividades cotidianas en total normalidad.

Tegucigalpa, M.D.C, 19 de enero de 2018