Londres buscará una nueva prórroga para el Brexit: Theresa May

La primera ministra británica se ofrece a intentar acordar un plan con Jeremy Corbyn al que deberán atenerse ambos para asegurar la salida de Reino Unido de la UE

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

 

La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado este martes que buscará una extensión adicional del Artículo 50 del Tratado de Lisboa (que regula el proceso de salida de un Estado miembro), lo que demoraría el Brexit por segunda vez, argumentando que la alternativa de una salida de la UE sin acuerdo no es la opción viable.

La política ha asegurado que la ampliación del plazo sería «lo más corta posible» y que terminaría cuando se llegue a un acuerdo.

«Este debate, esta división no puede prolongarse por mucho más tiempo. Está dañando nuestra política», ha admitido May, que se ha ofrecido a intentar acordar un plan con el líder laborista Jeremy Corbyn al que deberán atenerse ambos para asegurar la salida de Reino Unido de la UE.

Nota relacionada Tras el Brexit: David Cameron anuncia su dimisión como primer ministro de Reino Unido

La primera ministra ha explicado que el plan acordado entre ella y Corbyn se presentaría a los parlamentarios para su aprobación y luego se enviaría al Consejo Europeo la próxima semana.

Si los dos líderes no consiguen ponerse de acuerdo, varias opciones se someterían a votación ante la Cámara de los Comunes.

May enfatizó que quiere que el proceso finalice antes del 22 de mayo para que Reino Unido no tenga que participar en las elecciones al Parlamento Europeo.

Equipo de vigilancia vendido al gobierno de Honduras se habría usado para rastrear, acosar y matar activistas en Honduras

Tomado de: mirror.co.uk

 

Liam Fox Secretario de Comercio Internacional  de Inglaterra, aprobó licencias que vendían equipos de vigilancia a Honduras, donde los activistas son amenazados e incluso asesinados de forma rutinaria.

La obsesión de Liam Fox por asegurar los acuerdos comerciales posteriores al Brexit en todo el mundo puede haber puesto en riesgo la vida de los activistas ambientales, advirtió una organización benéfica.

Según un informe de la organización de derechos humanos Global Witness, el equipo de vigilancia vendido al gobierno de Honduras después de que el gobierno británico aprobó las licencias se usó para rastrear, acosar y matar activistas en el país.

Este año, cinco activistas han sido asesinados por las autoridades hondureñas, según el informe, ya que los activistas por los derechos a la tierra han enfrentado una mayor represión policial y amenazas de muerte.

En febrero, Liam Fox aprobó la venta de equipos de intercepción de telecomunicaciones que la organización cree que pueden haber ayudado al gobierno hondureño a llevar a cabo su campaña de acoso.

Ese trato y las licencias previas para vender equipos de spyware fueron aprobados por el Departamento de Comercio de Liam Fox según una carta vista por el Daily Mirror.

Desde 2010, 128 activistas ambientales han perdido la vida en Honduras, con «muchos otros amenazados, atacados o encarcelados» según la organización benéfica.

Ben Leather, de Global Witnes, le dijo a The Mirror: «El deseo de consolidar nuevos socios comerciales no es una excusa para colgar a los activistas locales para que se sequen.

«En lugar de dar a los regímenes represivos las herramientas para espiar a su gente, Fox y el gobierno del Reino Unido deberían defender los derechos humanos y defenderlos».

En noviembre del año pasado, una disputada elección llevó a una violenta represión en el país centroamericano que dejó al menos 41 activistas muertos, al menos 16 directamente a manos del gobierno, según un informe de la ONU.

El equipo fue vendido al gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

Se cree que incluye tecnología que permite a las autoridades interceptar y monitorear llamadas telefónicas y correos electrónicos, e incluso acceder a servicios encriptados como WhatsApp y Telegram utilizados por activistas.

El Secretario de Comercio Internacional Shadow dijo: «El comercio mundial es importante para nuestra economía, pero nunca debe ser entregado a expensas de los derechos humanos y las libertades básicas.

«Los trabajadores han desafiado constantemente la exportación de equipos de vigilancia a regímenes represivos como Honduras. Ahora aprendemos en este informe de Global Witness que los activistas ambientales están siendo atacados.

«Liam Fox debe cumplir con el derecho internacional que prohíbe la venta de equipos donde exista el riesgo de que sea utilizado para la represión interna o la violación de los derechos humanos.

2017 fue el «año más mortífero registrado» para activistas medioambientales.

Al menos 207 activistas ambientales y de la tierra fueron asesinados en 2017 en 22 países según un informe de Global Witness.

El impactante estudio revela que casi cuatro ecologistas fueron asesinados cada semana, convirtiéndolo en el año más mortífero registrado.

Cada vez más, el derramamiento de sangre se relaciona con el crecimiento de los agronegocios globales con un gran aumento de los homicidios relacionados con los productos de consumo.

Incluyendo ataques brutales contra quienes defienden sus tierras de la agricultura destructiva, como el acaparamiento de tierras para obtener aceite de palma, que se usa en artículos para el hogar como jabón y café.

El informe de Global Witness «¿A qué precio?» Muestra que, por primera vez, los agronegocios han superado a la minería como la industria más asociada a estos ataques.

Los ataques incluyen el asesinato de Hernán Bedoya en Colombia, fusilado 14 veces por un grupo paramilitar por protestar contra el aceite de palma y las plantaciones de banano en tierras robadas de su comunidad; una masacre del ejército de ocho aldeanos en Filipinas que se opusieron a una plantación de café en su tierra; y ataques violentos de granjeros brasileños, usando machetes y rifles, que dejaron severamente heridos a 22 miembros de la población indígena de Gamela, algunos con las manos cortadas.

                                          Ben Leather

«Ben Leather de Global Witness dijo:» Los activistas locales están siendo asesinados ya que los gobiernos y las empresas valoran los beneficios rápidos sobre la vida humana.

«Muchos de los productos que surgen de este derramamiento de sangre están en los estantes de nuestros supermercados. Sin embargo, a medida que comunidades valientes se enfrentan a funcionarios corruptos, industrias destructivas y devastación ambiental, son brutalmente silenciados. Ya es suficiente».

Mr Leather agregó: «A medida que el país comienza a establecer nuevas relaciones comerciales, Liam Fox debe demostrar que el Gobierno del Reino Unido está liderando el estándar mundial en la protección de los defensores de la tierra y el medio ambiente.

«Al alentar la venta de tecnología de vigilancia a un gobierno que ha demostrado espiar y atacar a los activistas, el gobierno del Reino Unido puede haber arriesgado vidas.

«Cuando estas nuevas cifras anuales muestran un aumento en los ataques y asesinatos de activistas que defienden sus tierras, ¿por qué el gobierno del Reino Unido pondría en riesgo los derechos humanos al fomentar el comercio de equipos de interceptación de telecomunicaciones con sus líderes empresariales?»

La Ley británica de control de exportaciones de 2008 prohíbe la venta de armas a países que las utilizarán contra sus ciudadanos, pero los mismos controles no se aplican al spyware, que puede exponerlos a las autoridades.

Pero el gobierno dice que todas las exportaciones se miden cuidadosamente según los criterios consolidados de la UE antes de ser aprobadas.

defensores de derechos humanos

La Red Nacional de Defensores de Derechos Humanos de Honduras documentó 1.232 ataques contra defensores de los derechos humanos en Honduras en 2016 y 2017.

Los activistas ambientales en Honduras a menudo son amenazados o asesinados cuando se oponen al trabajo de las compañías eléctricas que construyen represas.

En marzo de 2016, la activista hondureña de derechos humanos y medioambiente Berta Cáceres fue asesinada pocas semanas después de protestar por el desarrollo de una represa hidroeléctrica.

Una cadena de oficiales y agentes militares para la empresa que está construyendo el proyecto ha sido arrestada en los últimos meses, pero solo después de dos años de presión internacional.

En el último año, además de las cinco muertes, Global Witness informó que el activista Martín Fernández fue agredido por hombres armados mientras inspeccionaba el daño ambiental causado por una represa hidroeléctrica en el norte de Honduras.

Otro activista, Luis Mejía, recibió una nota debajo de su puerta después de que su casa fuera rociada con balas que decían: «Luis, no queremos, pero si no desapareces en tres días, te mataremos».

¿El lugar más mortífero para ser un ecologista?

Brasil registró el peor año registrado en cualquier parte del mundo, con 57 asesinatos en 2017.

48 personas murieron en Filipinas en 2017, el número más alto jamás documentado en un país asiático.

El 60% de los asesinatos registrados fueron en América Latina. México y Perú vieron aumentos marcados en los homicidios, de 3 a 15 y de 2 a 8, respectivamente.

Nicaragua fue el peor lugar per cápita con 4 asesinatos.

Enfrentar a los cazadores furtivos se volvió aún más peligroso, con un récord de 23 personas asesinadas por tomar una posición en contra del comercio ilegal de vida silvestre, en su mayoría guardaparques en África.

Global Witness vinculó a las fuerzas de seguridad del gobierno con 53 de los asesinatos del año pasado, y con actores no estatales, como bandas criminales, a 90.

El vocero del Departamento de Comercio Internacional dijo: «El gobierno asume muy seriamente sus responsabilidades de exportación de armas al operar uno de los regímenes de control de exportación de armas más sólidos del mundo.

«Los riesgos en torno a los abusos de los derechos humanos son una parte clave de nuestra evaluación de licencias y el gobierno no otorgará licencias para la exportación de artículos donde hacerlo sería inconsistente con cualquier disposición de los criterios consolidados de licencias de exportación de armas de la UE y nacionales, incluyendo, donde evaluamos existe un claro riesgo de que los bienes puedan ser utilizados para la represión interna «.

China, la megapotencia financiera global

Por: Ignacio Ramonet*

redaccion@criterio.hn

París. Contrariamente a lo que muchos piensan, China se halla aún lejos de representar un auténtico rival para Washington. En 2015, Estados Unidos sigue ejerciendo una indiscutible dominación hegemónica sobre el planeta. Tanto en el dominio militar (fundamental) como en varios otros sectores determinantes, en particular el tecnológico (Internet) y el soft power (cultura de masas). Lo cual no significa que China no haya realizado prodigiosos avances en los últimos treinta años. Nunca en la historia, ningún ­país creció tanto en tan poco tiempo.

Sin embargo, el “Imperio del medio” sigue siendo un Estado ‘emergente’, con gigantescas bolsas de pobreza en diversas zonas del interior y con un Producto Interior Bruto por habitante (PIB/per capita, en 2013) de apenas 6.800 dólares, semejante al de, por ejemplo, Namibia, República Dominicana o Perú; muy inferior al de, por ejemplo, España (30.000 dólares), Francia (42.000) o Estados Unidos (53.000). Pero su masa demográfica es tan enorme (casi mil quinientos millones de habitantes) que su peso económico global está alcanzando niveles inauditos. De hecho, desde diciembre de 2014, en términos de poder adquisitivo global de su población, China es ya la primera potencia económica del planeta. Su economía representa el 16,5% de la economía mundial, frente al 16,3% de Estados Unidos que ocupaba ese puesto de “primera potencia económica” desde 1872…

Poco a poco, y a pesar de sus considerables flaquezas, Pekín va configu­rándose efectivamente como la única potencia capaz de establecer, a medio plazo, una verdadera ‘rivalidad estratégica’ con Washington. El presidente Barack Obama no se equivoca cuando identifica a China como el país que podría disputarle a Estados Unidos –en la segunda mitad del siglo XXI–, su hegemonía planetaria.

En esa perspectiva, decidida a rivalizar con Estados Unidos en un sector en el que éstos aparecían como intocables, China acaba de abrir un nuevo frente, esta vez contra el poderío financiero norteamericano. Con la reciente creación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB, por sus siglas en inglés) –al que España se adhirió el pasado 14 de abril–, Pekín aporta una nueva prueba de sus ambiciones.

Este Banco quiere rivalizar nada menos que con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, o sea las dos principales instituciones financieras planetarias creadas bajo los auspicios de Washington al final de la Segunda Guerra Mundial en el marco de los Acuerdos de Bretton Woods  y controladas desde entonces por Estados Unidos y el campo occidental. El AIIB competirá además con el Banco Asiático de Desarrollo (BASD, por sus siglas en inglés), creado en 1966, y muy controlado por Japón. Por eso, ni Tokio, ni Washington se han adherido –por ahora– al AIIB aunque han fracasado rotundamente en su intento por disuadir a sus principales aliados de hacerlo.

El plazo impuesto por Pekín para ser “miembro fundador” del AIIB se terminaba el pasado 31 de marzo. Y a esa fecha ya se habían adherido unos 57 países, entre ellos los BRICS (Brasil, Rusia, la India y Sudáfrica), así como algunos de los principales socios de Estados Unidos como Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Países Bajos, Australia, Corea del Sur, Israel, etc. Lo cual constituye una enorme victoria diplomática de Pekín y un paso más en la vía para imponerse como potencia financiera internacional.

La creación del AIIB es asimismo la consecuencia de las críticas constantes contra el FMI, y que este organismo no ha sabido corregir. En particular en lo que concierne al voto. Como se sabe, para adoptar una decisión importante en el seno del FMI es necesario el 85% de los derechos de voto. Lo cual significa que Estados Unidos (que dispone del 16,74% de los votos) posee en realidad un derecho de veto. La Unión Europea también, si todos sus miembros (que disponen, juntos, de más del 30% de los votos) se unen. Mientras que, por ejemplo, China sólo tiene el 3,81% de los votos, la India el 2,81% y Brasil el 2,50%…

Este sistema tan inequitativo de votación permite que el FMI sea, desde 1945, un ‘agente objetivo’ del capitalismo en su versión ultraliberal, partidario a ultranza de las privatizaciones, de los ‘ajustes estructurales’ (como el que se le impuso a América Latina y África en los años 1980 y 1990, y que se le impone hoy a Grecia), de la desregulación financiera y de la desregulación del trabajo.

Además, bajo el pretexto de “lucha contra la corrupción” y “de promoción de la moralidad financiera”, el Banco Mundial y el FMI (cuyos dos precedentes Directores gerentes fueron Rodrigo Rato y Dominique Strauss-Kahn…) se niegan a favorecer las inversiones para el desarrollo de las infraestructuras de muchos países emergentes.

En el nuevo Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB) ningún Estado, ni siquiera China, tendrá derecho de veto. Por vez primera, en un proyecto financiero de esta envergadura, las grandes potencias occidentales sólo dispondrán de un papel secundario. Mientras que el papel de los actores regionales será ­determinante.

El AIIB surge también, en el marco de una arquitectura financiera mundial alternativa, como una pieza que se añade al Banco de Desarrollo de China (creado por Pekín en 1994) y que le acaba de prestar 3.500 millones de dólares a la empresa estatal brasileña Petrobras, muy afectada por la caída de los precios del petróleo y por un enorme escándalo de corrupción (2). Y al Nuevo Banco de Desarrollo BRICS (New Development Bank BRICS, NDB BRICS) (3), creado el 15 de julio de 2014 con ocasión de la VI cumbre de los BRICS (Brasil, Rusia, la India, China, Sudáfrica) que tuvo lugar en Fortaleza (Brasil). La sede del NDB BRICS está –no podía ser de otra manera– en Shanghái (China) y su capital inicial es de 100.000 millones de dólares. Sus principales objetivos son: favorecer una mayor cooperación financiera y fomentar un mejor desarrollo de los Estados emergentes. O sea, los objetivos del Banco Mundial… Otro de sus propósitos, reivindicado por Pekín, es reducir la dependencia de estos Estados con respecto a los bancos crediticios occidentales y al dólar.

La batalla de la moneda es otro aspecto de la ofensiva china por la hegemonía mundial. De tal modo que, por ejemplo, todos los financiamientos realizados por el Banco AIIB este año, unos 50.000 millones de dólares, lo son en yuans chinos. Las reservas de Pekín en divisas extranjeras ascienden a 3,7 billones de dólares… Pero las fluctuaciones del ‘billete verde’ estadounidense y las flaquezas del euro hacen que China desee disponer de su propia divisa, y quiera imponerla como divisa internacional. Más de un millar de bancos en unos 85 países utilizan ya el yuan en sus transferencias. En África, el yuan es, desde hace tiempo, un instrumento fundamental de la política china de inversiones. Nigeria, Ghana, Zimbabue y Sudáfrica, por ejemplo, son algunos de los países que han adoptado el “billete rojo” como moneda de pago internacional y de reserva. El volumen de los intercambios comerciales de Pekín con los países africanos alcanzó, en 2014, unos 200.000 millones de dólares, o sea más del doble de los intercambios de África con Estados Unidos.

Con América Latina también se han incrementado de manera espectacular los intercambios comerciales (entre 2000 y 2013, se multiplicaron por 22). En 2013, el volumen comercial total China-América Latina alcanzó los 275.000 millones de dólares. Y se estima que esta cifra se duplicará al finalizar esta década. En los próximos diez años, China invertirá 250.000 millones de dólares en América Latina, anunció el presidente  Xi Jinping, en enero pasado en Pekín, durante el primer Foro Ministerial entre China y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Las cifras de los créditos chinos a América Latina son menos destacadas, pero también reflejan la inaudita expansión de la potencia financiera asiática y sus intereses prioritarios en petróleo, minerales y productos agrícolas. De 2005 a 2014, esos créditos sumaron 119.000 millones de dólares. Y de ese total, casi la mitad (56 300 millones de dólares) se concedió a Venezuela, que posee las mayores reservas de hidrocarburos del mundo. Le siguen Brasil y Argentina, grandes exportadores de soja, con 22 000 y 19 000 millones de dólares, respectivamente.

Desde el inicio del siglo XXI, China viene aumentando sus inversiones directas en el exterior, alcanzando una media de 200.000 millones de dólares al año. Su potencia de fuego inversionista sigue siendo menor que la de Estados Unidos (367.000 millones de dólares en 2012), pero ya le está empezando a morder los talones. Con cierto “pánico estratégico”, Washington ve acercarse la hora en que China se impondrá también como megapotencia financiera.

*Director de Le Monde Diplomatique.