En total abandono la infraestructura educativa: Casa Alianza

La situación de la infraestructura educativa en el país es de precariedad, no obstante, el gobierno le recorta el presupuesto a la Secretaría de Educación y se lo aumenta a la de Seguridad y Defensa, principalmente para la creación de nuevos batallones militares

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El nombramiento de la nueva Secretaria de Educación Rutilia Calderón no se ha visto reflejado en la infraestructura de los centros educativos públicos del país, ya que ésta se encuentra en total abandono y no hay indicios de una mejoría, ni a corto ni a mediano plazo, dice Casa Alianza en su informe mensual del mes de julio recién pasado.

En muchos educativos los niños y jóvenes deben recibir sus clases al aire libre por el deterioro de los centros educativos. (foto de archivo)

El abandono en que se encuentra la infraestructura del país se ve reflejado en una gran cantidad de centros educativo a lo largo y ancho del territorio nacional; tal es el caso del Centro de Educación Básica (CEB) José Cecilio del Valle, ubicado en la aldea La Cuesta en San Lorenzo, Valle.

A este CEB asisten 180 estudiantes que reciben clases en situación peligrosa para su integridad física, debido a que el techo del edificio amenaza con derrumbarse en cualquier momento debido al mal estado en que se encuentra, ya que desde hace varios años no ha tenido mantenimiento.

Otro de los problemas a los que tienen que hacerle frente los alumnos de este centro educativo es a la falta de mobiliario, principalmente sillas, situación que los obliga a sentarse en baldes, troncos de madera y piedras.

 En similares condiciones se encuentra el instituto Pedro Nufio de la ciudad de Choluteca, el techo está en malas condiciones y se filtra el agua lluvia, sin que las autoridades le presten la atención requerida. Al otro extremo del país, la escuela Lila Luz Maradiaga, ubicada en el barrio Cabañas de San Pedro Sula, Cortés, presenta las mismas condiciones de deterioro de los centros anteriormente mencionados.

 “Aquí tenemos problemas graves, el techo está a punto de colapsar; además, el sistema eléctrico nunca ha sido cambiado y cuando llueve la escuela se inunda, pero incluso así no recibimos respuesta”, director de la Escuela Lila Luz Maradiaga, Merling Paredes.

Los problemas de los centros escolares son variados, tal es el caso de la escuela Luis García Bustamante, ubicada en la colonia La Pradera, sector Satélite de San Pedro Sula en donde se carece de agua potable para el aseo de los servicios sanitarios. “Nos toca estar acumulando agua porque s ólo nos llega dos o tres veces a la semana.

En varias ocasiones hemos pedido ayuda, pero no nos dan respuesta. Hace cuatro meses recibimos la visita de la primera dama, (Ana García de Hernández) se suponía que nos ayudaría, pero hasta el momento no nos han ayudado en nada” Docente de la Escuela, Karla Alvarez .  

Otra de las escuelas que lanzó un SOS es la Estados Unidos, ubicada en la Ciudad de Tegucigalpa, ya que el muro perimetral se encuentra resquebrajado, las paredes de las aulas con fisuras, además no cuentan con pupitres, y los existentes están carcomidos por la polilla. Asimismo, se reportó que la escuela Gabriela Mistral, de la ciudad de El Paraíso, tiene siete aulas sin techo, lo que representa un peligro para los 667 alumnos del centro educativo.

La situación de la infraestructura educativa en el país es de precariedad, no obstante, el gobierno le recorta el presupuesto a la Secretaría de Educación y se lo aumenta a la de Seguridad y Defensa, principalmente para la creación de nuevos batallones militares