Alaska y Hawái ya no quieren seguir perteneciendo a EEUU

IMA22
Regiones como Alaska (comprada por EEUU a Rusia en el siglo XIX) quiere emanciparse de Washington y convertirse en Estado soberano. (Foto: web).

 

Por: Agencias

redaccion@criterio.hn

Washington. A inicios de los años noventa, los países pertenecientes a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), se desligaron del poderío Ruso y se convirtieron en países independientes, ahora  un grupo de representantes de los pueblos originarios de Hawái y Alaska buscan independizarse de EE.UU.

Los activistas denuncian que sus territorios fueron anexados de manera «fraudulenta» y llaman a la ONU a ayudarles en el proceso de autodeterminación.

¿Qué tienen en común dos estados norteamericanos tan distintos por su clima y procedencia de sus aborígenes como Alaska y Hawái? Obviamente, forman parte de un país, tienen el mismo presidente y fueron los últimos estados en formar parte de EE.UU.

Pero no son las únicas características que comparten estos territorios separados por unos 5.000 kilómetros.

Varios representantes de sus pueblos autóctonos –los esquimales y los aleutas en el caso de Alaska y los polinesios, en el de Hawái– reclaman su derecho a la independencia de Washington. A principios de mayo, ellos volvieron a solicitar a la comunidad internacional que garantice su derecho a la libre determinación.

En la petición, los portavoces de estos pueblos indígenas califican su integración a los EE.UU. como una «anexión ilegal» y exigen a las Naciones Unidas que «corrijan (lo que ellos consideran) un error».

Al mismo tiempo, denuncian que la gestión de Washington suprime su cultura original y daña el medioambiente de sus regiones.

En este sueño de independencia los pueblos indígenas de Alaska y Hawái han solicitado a la Organización de Naciones Unidas (ONU), que tome en consideración la cuestión de la «anexión» de sus territorios por parte de Estados Unidos, exigiendo garantizar su derecho a la libre determinación y la celebración de un referéndum.

Además Pueblos  Alaska y Hawái apelan a la comunidad internacional a garantizar su derecho a la libre determinación debido a la «anexión ilegal» y la «ocupación» de sus territorios por EE.UU.

En la petición presentada solicitan a los países miembros de la ONU plantear el asunto para la reunión del 11 de mayo dedicada a la revisión periódica de los derechos humanos y libertades en EE.UU.

Se subraya que Alaska y Hawái «en 1959 fueron absorbidos por EE.UU. por medio del fraude y la violación deliberada de los principios de la ONU y el proceso de libre determinación». Los autores del documento instan a la organización a «corregir el error».

ima2
Hawái es otro de los estados de EEUU que quiere independizarse. El archipiélago está a más de dos mil kilómetros de las costas norteamericanas y alberga bases militares que son desplazadas a menudo a Asia. (Foto: web).

 

«Ellos toman nuestra tierra y extraen en enormes cantidades los recursos minerales, dañando el medio ambiente. Creemos que los rusos nos pueden ayudar. En 2017 se cumplen 150 años de la venta de Alaska por Rusia a Estados Unidos, dijo Ronald Barnes, representante de Alaska en el grupo ‘La  alianza de Alaska y Hawái por la autodeterminación’.

“Si pudiéramos, seguir trabajando con los rusos,  presentar la verdad sobre lo que realmente sucedió en la historia y también rechazar el concepto distorsionado sobre Alaska y nuestra gente, pienso, que sería una buena manera de arreglar la situación», dijo Barnes.

Hawái

Es el más reciente de los cincuenta estados de los Estados Unidos (desde el 21 de agosto de 1959). El estado ocupa la mayor parte del archipiélago de Hawái, el grupo de islas más norteño de la Polinesia, en el océano Pacífico central, al suroeste de los Estados Unidos continentales, al sureste de Japón y el noreste de Australia.

El archipiélago de Hawái tiene gran diversidad paisajística, un clima tropical cálido, numerosas playas públicas y varios volcanes activos que lo convierten en un destino muy popular para turistas, surfistas, biólogos o vulcanólogos. Debido a su ubicación en medio del Pacífico, Hawái presenta diversas influencias norteamericanas y asiáticas junto con su cultura nativa.

El estado cuenta con un millón de residentes permanentes además de los visitantes ocasionales y el personal de la armada estadounidense. Su capital es Honolulu, en la isla de Oʻahu.

El estado abarca la casi totalidad de la cadena de islas del archipiélago de Hawái, compuesto por cientos de islas repartidas a lo largo de 2400 km. En el extremo sureste del grupo de islas se hallan las ocho islas principales, que son, de noroeste a sureste,Niʻihau, Kauaʻi, Oʻahu, Molokaʻi, Lānaʻi, Kahoʻolawe, Maui y Hawaiʻi.

Hawái es el octavo estado estadounidense menos extenso, el undécimo menos populoso pero el decimotercero más densamente poblado de los cincuenta de la nación. La costa hawaiana tiene 1210 km de longitud, la cuarta más larga de los Estados Unidos tras las de Alaska, Florida y California.

Alaska

Forma parte de los Estados Unidos, como un estado (desde el 3 de enero de 1959 pasa a ser el estado número 49), situado en el extremo noroeste de América del Norte, con capital en Juneau. Fue el penúltimo en incorporarse a los Estados Unidos, sustituyendo a Texas como el estado más grande de la nación. Se halla rodeado por los océanos Ártico y Pacífico, comparte frontera con Canadá, y está separado de Rusia por el estrecho de Bering.

Alaska recibe el nombre del vocablo aleutiano alyeska o alaxsxaq, que significa «tierra grande», o más literalmente, «el objeto contra el que la acción del mar es dirigida».

El final de la guerra mundial y el comienzo de la Guerra Fría aceleraron la necesidad de integrar este territorio a la Unión. En 1959, Alaska fue por fin aceptada como 49° estado de los Estados Unidos de América.

El descubrimiento de importantísimos yacimientos petrolíferos ha permitido un enorme crecimiento económico en Alaska durante las últimas décadas, pese al aislamiento geográfico y a las duras condiciones de vida. El mayor hito de su desarrollo ha sido la construcción, a partir de 1974, del Trans-Alaska Pipeline, un oleoducto de 1.269 km que une la Bahía Prudhoe con el puerto deValdez.