Pugna entre grupos económicos estaría generando conflicto en EEH

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La problemática por la que atraviesa actualmente la Empresa Energía Honduras (EEH), es según  el expresidente del Banco Central de Honduras, Hugo Noé Pino, una pugna entre grupo económicos y el reacomodo de capitales.

Noticia Relacionada: Pese a quejas de usuarios, Hernández ratifica contrato a EEH

En los últimos días los hondureños han condenado los cobros exagerados por parte de la firma honduro-colombiana, que en el 2016 asumió la transmisión y cobro de la energía que históricamente venía realizando la  estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

Esta semana los hondureños han sido sorprendidos por la llegada a sus hogares de dos facturas de cobro, lo que ha generado confusión, ya que sus valores no coinciden.  A partir del 2 de mayo la lectura del consumo eléctrico la asumió personal de EEH, en reemplazo de Enterprise Consulting (EC), firma propiedad de un banco hondureño.

Honduras
Hugo Noé Pino, expresidente del Banco Central de Honduras.

Lo antes expuesto, según Noé Pino, es una estrategia para confundir al pueblo hondureño, quien a la vez no descartó que exista un reacomodo de capitales, porque de todos es conocido que en como accionistas de la EEH participan grupos nacionales y extranjeros.

El economista reafirmó además  lo que ha señalado el dirigente sindical de la ENEE, Miguel Aguilar, en cuanto a que actualmente existe un pleito de poder entre grupos económicos por la disputa del fideicomiso de la estatal eléctrica.

El economista sugirió analizar los intereses de los grupos económicos que están participando en el negocio de la energía y es algo que, a su juicio, es una historia que todavía no se conoce a profundidad.

Consideró casi imposible que el Estado de Honduras rescinda el contrato, porque este tipo de transacciones son pactadas a un largo periodo de tiempo y porque la recisión de un contrato implica un alto costo para el Estado.

El también exsecretario de Finanzas y expresidente del Colegio de Economistas de Honduras, recordó además que la negociación, así como la aprobación del contrato con EEH se hizo de prisa en el Congreso Nacional, y ahora quien paga esos errores es la población.

Amplió que todo el entuerto se origina por la improvisación, porque antes de entablar una concesión de manejo de la transmisión y cobro de la energía, se debió establecer los parámetros mediante los cuales se iba a evaluar a la empresa.

Señaló además que se hizo una mala negociación para favorecer a grupos económicos y afectar a la población en general.

Consideró que la EEH está abusando de la población hondureña, la que actualmente está ejerciendo presión sobre el gobierno.

Finalmente, aconsejó que los contratos firmados mediante alianzas público-privadas, especialmente la de los aeropuertos y carreteras, deben ser auditadas por empresas internacionales para establecer las condiciones pactadas, porque en la actualidad se están cometiendo muchos abusos en contra de los hondureños.