¿Se resquebraja la MACCIH?

 

 Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa – Ante la salida de tres de los principales personeros de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH), a los hondureños les asalta el pensamiento si es que la misión se está resquebrajando o que está pasando.

El primero en salir fue el fiscal internacional contra la corrupción,  Manuel Garrido, quien salió en el mes de mayo y en su momento se informó que se iba porque ocuparía un puesto en su natal Argentina, sin embargo no se ha sabido cual es el cargo para el cual iba y si ya tomó posesión del mismo.

En Honduras trascendió que Garrido se habría ido molesto porque en el primer informe presentado por la MACCIH ante la Organización de Estados Americanos (OEA), porque se resaltaba que el gobierno está apoyando el trabajo de la misión y eso no es cierto porque el principal obstáculo que hay es la famosa “Ley de Secretos” que no permite muchas investigaciones.

Dos semanas atrás abandonó la misión el encargado de asuntos políticos, Jacobo Domínguez Gudini, señalado de prestarse junto a los partidos políticos encabezados por el Partido Nacional, a trastocar la ley de política limpia.

En su momento también trascendió que Domínguez Gudini era la persona que estaba boicoteando desde adentro a la MACCIH porque el hombre es cercano al presidente de México, Enrique Peña Nieto,  y si la misión tiene éxito va para la nación azteca y por esa razón es el interés que fracase.

Sin embargo a pesar de los señalamientos hechos contra Domínguez, el secretario general de la OEA, Luis Almagro lo habría premiado con un alto cargo dentro del organismo regional.

Momentos cuando William Ramírez era despedido por sus colegas de la MACCIH

Anoche trascendió que otro miembro de la MACCIH de nombre William Ramírez quien se venía desempeñando como Jefe del Equipo de Investigación, anunció su retiro de la misión.

El vocero de la MACCIH, Juan Jiménez Mayor, en escuetas declaraciones, se limitó a decir que Ramírez ha cumplido su ciclo de trabajo y por esa razón debe irse.

Son tres personeros los que han abandonado el barco en menos de tres meses y esto deja un mal sabor en la población que se pregunta: ¿Será que se está desquebrajando la MACCIH?