Fulton se va nuevamente a cumplir con su misión militar

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La embajada de los Estados Unidos informó este viernes que la encargada de Negocios, Heide Fulton, se retirará nuevamente de Honduras de manera momentánea para atender su misión de reservista del ejército de su país.

Funton, quien posee el rango de teniente coronel, estará fuera de Honduras durante el mes de febrero, hasta principios de marzo de 2019, precisó la misión diplomática de los Estados Unidos mediante un comunicado.

“Como reservista del ejército, la Sra. Fulton cada año debe cumplir su servicio mandatorio en el ejército en la Oficina de Asuntos Civiles en el Comando Europeo de Estados Unidos en Stuttgart, Alemania, siempre manteniendo su cargo diplomático ante el pueblo y gobierno de Honduras”, dice el comunicado. 

Se informó además, que en ausencia de Fulton, el Departamento de Estado enviará a Lawrence Gumbiner como encargado de Negocios Interino, realizando las mismas funciones de Fulton.  Gumbiner es alto funcionario de carrera del Servicio Exterior de los Estados Unidos desde 1988.

Noticia Relacionada: La teniente coronel Heide Fulton deja embajada de Estados Unidos

A continuación el comunicado de la embajada de los Estados Unidos

Tegucigalpa–Como diplomática de carrera del Servicio Exterior de los Estados Unidos, y con una amplia hoja de vida, la Encargada de Negocios Heide Bronke Fulton también continúa siendo Reservista Activa del Ejército de Estados Unidos con un rango de Teniente Coronel. Como reservista del ejército, la Sra. Fulton cada año debe cumplir su servicio mandatorio en el ejército en la Oficina de Asuntos Civiles en el Comando Europeo de Estados Unidos en Stuttgart, Alemania, siempre manteniendo su cargo diplomático ante el pueblo y gobierno de Honduras. 

Por esta razón, la Encargada de Negocios estará fuera de Honduras durante el mes de febrero, hasta principios de marzo de 2019. Después de su servicio como reservista, regresará al país para continuar el compromiso del gobierno de los Estados Unidos en el desarrollo y fortalecimiento de la agenda común entre Estados Unidos y Honduras en beneficio de nuestros dos pueblos.

Durante la ausencia de la Sra. Fulton, el Departamento de Estado enviará al Señor Lawrence Gumbiner como Encargado de Negocios Interino, realizando las mismas funciones de la Sra. Fulton.  El Señor Lawrence Gumbiner es alto funcionario de carrera del Servicio Exterior de los Estados Unidos desde 1988. Recientemente se desempeñó como Encargado de Negocios en la Embajada de los Estados Unidos en Cuba (2017-2018), y como Ministro Consejero en la Embajada de los Estados Unidos en Perú (2014-2017). Desde 2012 hasta 2014, el Sr.

 Gumbiner se desempeñó como Representante Permanente Adjunto de los Estados Unidos ante la O.E.A. El Sr. Gumbiner ocupó el cargo de Subsecretario Adjunto en la Oficina de Océanos, Medio Ambiente y Ciencia (2010-2012). Entre otras asignaciones se incluyen Consejero Económico en la Embajada de los Estados Unidos en Colombia, Consejero Económico Adjunto en la Embajada de los Estados Unidos en Nicaragua y el Enlace con Mercosur en la Oficina de Asuntos del Cono Sur y de Brasil. Completó su licenciatura en la Universidad de California en Davis y su Doctorado en Derecho en la Universidad de California, Hastings College of Law.

Durante la estadía del Encargado de Negocios Interino Gumbiner en Honduras, los mensajes enviados desde la cuenta oficial de Twitter @USAmbHonduras serán firmados con sus iniciales.

La obligada consecuencia del fallo a favor de los pandoros

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

                                      Solo para gente muy lista

Lo hará Salvador. Yo no le voy a preguntar a la Sra. Coronela Fulton ¿qué piensa sobre el fallo del sábado que dejó ir libres, para defenderse de cargos menores, a la casi totalidad de los imputados en el caso llamado Pandora? Aunque me imagino que ella tampoco puede entender, como no entiendo yo (¿lo entiende Ud., avezado lector?) que antes de 2015 (cuando se tipificó el lavado) no fuera gravísimo delito tomar el dinero del presupuesto del Estado para otro fin que no fuera el explicitado en la ley de presupuesto, depositarlo en tu cuenta personal y pagárselo a fundaciones que –después- se lo pagaban (sin exigir liquidación) a empresas –de que son dueños y directivos el Primer Cuñado y la Primera Dama— para realizar actividades que no se realizaron. Sencillo. El fallo es una leguleyada mas, de la miríada a las que aquí llaman justicia, no puede caber duda. Da miedo y grima su desfachatez. Desilusiona. ¿Cómo vamos a salir del impasse de la corrupción si esto no se castiga? ¿Cómo escaparemos de la burla?

Aunque yo no soy de los que pensaba que ya estaba resuelto el problema con la denuncia, ni de los muchos enardecidos indignados y vengativos, que ardían por ver a todos estos señores (entre ellos un primo segundo, a quien tengo cariño) humillados, despojados y arruinados. (Hay mucho resentimiento acumulado, una maligna disposición a creer cualquier maledicencia y a suponer que la justicia tiene que fallar de acuerdo a esa opinión pública o general.) Ni estoy -para nada- seguro que los imputados robaran descaradamente -como alega tanta gente- para su beneficio. Más bien pienso que obviamente cayeron en la trampa de acomodarse al uso tramposo de siempre, haciendo lo que antes se había hecho muchas veces, sifoneando fondos públicos para partidos que participaban en campañas políticas, por instrucciones superiores de jerarcas partidarios empautados que, si aún no involucran directamente al ex Presidente Lobo ni al Presidente J.O.H, si tocan a parientes del circulo inmediato del mandatario.

Respeto la jurisdicción y la independencia de la juez a la que encomia el Sr. Argueta –sucesor de otro reo, que pervirtió la justicia– quien no debió en todo caso públicamente pronunciarse ni aplaudir ese fallo en un asunto sobre el cual podría tener que fallar como magistrado y en el cual, ahora, tendrá que excusarse, y no soy un profesional de las leyes, pero tomar lo ajeno, aunque sea como Robin, para dárselo a los pobres partidos políticos, es robar. Y robar es delito desde que Moisés bajo de la montaña con las tablas de la ley grabadas con el dedo de Dios sobre la piedra, y perdóneme los ilustrados el símil. No importa cómo se le llamó antes, en la Honduras republicana, siempre esto fue un delito, y no solo encubría quien actuaba para realizarlo. Lo cometía.

Es decir, si quedaba demostrado que delinquían estos señores -todos y la señora también- que habían sustraído L. 282 millones de lempiras de la Secretaria de Agricultura y Ganadería, destinados fines de interés general, a saber, capacitación de los agricultores y campesinos que producen nuestros alimentos. Y quienes confesaban haber desviado y conducido esos fondos a campañas publicitarias de grupo y partido, más que encubrir una monstruosidad, tenían por la confianza pública de sus cargos, que rechazar un hurto mayor.

Un hurto a los recursos públicos, que son del pueblo pobre de Honduras. Merecedor de un castigo que exige su comparecencia, el arraigo de los imputados, y por lo consiguiente una reposición de lo desaparecido.  Pero si en una convoluta interpretación de la jueza que sabe que era para los partidos el dinero, eso era solo un encubrimiento, su fallo queda a la vista exige la aclaración completa y transparente, confesión pública de los hechos, en su detalle. A menos que se remita a y responda el tope. Alguien que estaba por encima. Que les dio la orden, siendo su superior y a quien no creían poder rechazar.

 ¿Alguien a quien no se podía desobedecer? Que nos expliquen ellos y la Juez en su nombre que cosa estaban encubriendo y a quien encubrían. Que, si no, son cómplices dolosos del mismo delito, ellos con la jueza y con quienes más ratifiquen el fallo insólito y reos tendrán que ir con los demás supremos por pretender suplantar la ley con interpretaciones antojadizas.

La democracia de los gorilas

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

El nuevo escenario político de Honduras ya diseñado por el Departamento de Estado del gran país del norte, es una realidad, los militares no solamente votarán en favor del Partido Nacional sino, además, cuidarán las urnas electorales y, por si fuera poco, también las transportaran hasta el circo central, perdón quise decir, hasta el Tribunal Supremo Electoral TSE.

Esto se llama democracia MADE IN USA.

No tardará “la sargento” Heide Fulton en aplaudir “la genial idea nacionalista”.

Al buen entendedor pocas palabras, desde aquel golpe de Estado del 28 de junio del 2009, las cosas en términos políticos quedaron mas que claras, la única democracia aceptable en Honduras es la diseñada en los Estados Unidos, todo lo demás es pura ilusión; para quien tenga tiempo, voluntad y deseo de salir de la obscuridad bueno seria que lea SOBRE EL PODER Y LA IDEOLOGIA de Noam Chomsky.

Hecha la recomendación sobre Noam Chomsky, ojalá que alguien se atreva, porque hoy día la moda es no darle trabajo al pobre cerebro, eso quizá explique porque seguimos siendo países dominados.

Como decía al principio de esta columna, el ultimo golpe de Estado en Honduras, fue diseñado en inglés, pero ejecutado a lo catracho, ha y por cierto ejecutado por los militares, mismos que ahora decidirán quién será el presidente de Honduras, bueno en realidad no decidirán, simplemente cumplirán con una función circense para legitimar ese show político que se vive cada cuatro años en el país más pobre de toda la región.

La democracia de los gorilas ha sido diseñada para largo rato, quiere usted pruebas de lo que digo, pues baste con que tome papel y lápiz y se de a la tarea de revisar lo que han sido las dos ultimas elecciones en Honduras (2013 y 2017) vera que ambas tienen la venia bendita del Departamento de Estado, en más de algún periódico tarifado usted encontrara la ya tan trillada frase ESTADOS UNIDOS FELICITA A HONDURAS POR LA TRANSPARENCIA ELECTORAL, dentro de esa frase se resume todo.

Nota relacionada Democracia y Estado de derecho estilo Honduras

Pero ahora resulta que, para garantizar el diseño de la democracia gringa en Honduras, hay necesidad de hacer algunos ajustes necesarios, dado que las pasadas elecciones del 2017 pusieron en riesgo dicho diseño, pues ante la mirada de propios y extraños el pueblo se volcó masivamente por sacar del poder al Partido Nacional y a su inconstitucional candidato presidencial, en otras palabras, los catrachos se decidieron por una democracia sin la firma de los Estados Unidos.

Pero los fusiles MADE IN USA nuevamente contuvieron la avalancha social.

Lastimosamente mas allá de la organización de la maquinaria electoral que presenta el único partido de oposición que existe en Honduras, no hay más; es decir no existe un movimiento social ni siquiera mínimamente organizado, las pocas organizaciones sociales existentes, usualmente están muy contaminadas por la corrupción de sus dirigentes, esto naturalmente desfavorece visiblemente a la oposición política en Honduras dado que no cuenta con ese apoyo a la hora de llevar a cabo acciones contundentes que puedan hacer retroceder o al menos contener el diseño de la democracia norteamericana, que a todas luces es mas que una brutal injerencia en los asuntos internos de Honduras.

En resumidas cuentas, no se extrañe usted, si “la sargento” Heide Fulton aparece un buen día de estos tirándole agua bendita al “proyecto nacionalista” para que los gorilas además de asesinar y torturar, también puedan votar.