Presupuesto de 2019 es un retroceso en la transparencia y rendición de cuentas: Fosdeh

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) denunció este jueves que el Congreso Nacional de Honduras aprobó en diciembre pasado un conjunto de disposiciones legales encaminadas a establecer reservas en la información que se derive del manejo de los fondos del Estado, especialmente lo contemplado en el Presupuesto General de la República.

La organización de sociedad civil precisa, mediante una alerta emitida en las últimas horas, que para tal fin los congresistas aprobaron los acuerdos número 842—2018 y 843-2018, publicados en el diario oficial La Gaceta número 34,839, el 8 de enero pasado.

Según el Fosdeh, las disposiciones del Poder Legislativo son un retroceso en la transparencia y rendición de cuentas de la gestión pública; específicamente en el Presupuesto General de la República de Honduras.

Mauricio Díaz Burdett, director del Fosdeh
Mauricio Díaz Burdet, director del Fosdeh

Para el director del Fosdeh, Mauricio Díaz, las medidas adoptadas afectarán no solo la función periodística, sino que además el trabajo técnico que realiza dicha organización y otras que pretenden la mejor toma de decisiones sobre las políticas públicas, mediante la transparencia y la rendición de cuentas.

A continuación la alerta del Fosdeh:

El Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH) alerta a la ciudadanía en general sobre el Acuerdo No. 843-2018 publicado en el Diario Oficial La Gaceta No. 34,839 del 08 de enero del presente año por parte de la Secretaría de Finanzas. Que en su Artículo 1 expone “Reclasificar con carácter de reservado…” varios elementos, en este caso nosotros abordaremos específicamente; numeral 10 “Proyecto de Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República y de las Instituciones Descentralizadas, en tanto el mismo no haya sido enviado oficialmente al Congreso Nacional de la República para su aprobación”.

 En este sentido desde el FOSDEH expresamos:

  1. El “Acuerdo” constituye un retroceso a la transparencia, rendición de cuentas y la débil participación ciudadana hasta ahora construida, en el diseño y formulación del Presupuesto General de la República;
  2. Facilita la corrupción y la impunidad en el uso de recursos públicos, dando lugar a varios “Pactos de Impunidad”. Debido que, a mayores niveles de opacidad y secretividad, se propicia la discrecionalidad en el uso de los fondos públicos para intereses particulares;
  3. Se percibe un nuevo mecanismo para encubrir la falta planificación, visión estratégica institucional, e indebido uso de los recursos públicos sin deducir responsabilidades a las autoridades;
  4. No existen razones técnicas o de seguridad nacional que sustenten el encubrimiento del anteproyecto del Presupuesto como un documento de “carácter reservado”. Este hecho va en contra de todos los convenios internacionales de acceso a la información suscritos por Honduras y, además, puede catalogarse como una violación explicita a los derechos económicos, sociales y culturales de las personas;
  5. Si la ciudadanía no conoce el Presupuesto General de la República formulado ¿cómo hará sus demandas a las autoridades económicas?, ¿cómo sabrá hacia donde van las prioridades del Presupuesto?;
  6. Este tipo de acciones no abona a la democracia, ni gobernanza económica y social, ni a una política fiscal sana que aspiramos tener;
  7. Posteriormente, el FOSDEH hará referencia de otras aprobaciones del Congreso Nacional como las contenidas en Acuerdo No. 842-2018 que hacen reservas especiales relacionadas a las Exoneraciones Fiscales, Tranferencias a los Tres Poderes del Estado sobre gastos de Seguridad del Estado y Seguridad Nacional;

Las acciones y decisiones aprobadas en el país, como la actual, promueven el crecimiento de la corrupción y la impunidad. No es en vano que cataloguen a Honduras como un país altamente corrupto. Según Transparencia Internacional, el Índice de Percepción de la Corrupción ubica en el puesto 132 con una puntuación de 29 para el 2018. Adicionalmente la Encuesta de Presupuesto Abierto de International Budget Partnership para el año 2017 arrojó en materia de Participación Ciudadana; 7 puntos de 100.

El Presupuesto General de la República son nuestros impuestos presentes y futuros, es decir, nuestros recursos ¿por qué esconder la formulación y diseño del Presupuesto? Los ciudadanos merecemos conocer por qué, cómo, en qué, a donde, y quienes manejan nuestros recursos. Por el fortalecimiento a la transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana ¡Exigimos la derogación del Acuerdo No 843-2018!

Tegucigalpa, M.D.C. 31 de enero de 2019

Canasta básica hondureña cuesta entre 15 y 16 mil lempiras: Fosdeh

Mientras el COHEP inventa una canasta básica de 5,600 lempiras mensuales, el FOSDEH apunta que esta oscila entre los 15 y 16 mil lempiras. 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Un informe presentado por el Consejo Hondureño de la Empresa Privada, revela que el costo para suplir la Canasta Básica familiar en Honduras es de al menos 5,596.21 lempiras, cifras que ponen a muchos a pensar tomando en cuanto el aumento constantes en algunos insumos familiares.

Sin embargo,  y como algo contradictorio investigadores del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), indican que el costo real de la Canasta Básica Alimentaria andaría alrededor de entre 15 mil a 16 mil lempiras en el país.

En estos días se discute en Honduras  un nuevo ajuste salarial unificado para el año 2017 y los sectores afines a la negociación deberán tomar en cuenta el costo real de la canasta básica en Honduras.

Además deberán tomar en cuenta otros factores que inciden en el aumento de los productos que componen la canasta alimenticia hondureña,  como el deslizamiento de la moneda, los altos costos a los servicios públicos y el precio en los carburantes.

En la actualidad y en teoría el salario mínimo vigente en el país es de 7,759.98 lempiras mensuales, y solo el 40 por ciento de la población asalariada recibe el sueldo establecido, y un 60 por ciento recibe una paga por debajo del salario mínimo, de acuerdo con el sector obrero.

Indicadores del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), muestran que la población asalariada en el país es de 1,833,932 personas, de las cuales 1,174,723 trabajan en el área urbana y 659,209 en el sector rural.

La negociación del nuevo salario mínimo estará basada en variables indispensables como ser el índice de inflación registrado al mes de noviembre por el Banco Central de Honduras y el crecimiento económico proyectado al cierre del presente año.

En este contexto,  cifras del Banco Central de Honduras muestran que la inflación interanual se situó en el mes de noviembre en 3.04 por ciento, siendo mayor a la observada en el mismo mes del año previo del 2.10 por ciento de igual forma la acumulada se ubicó en 3.04 por ciento.

La Secretaría de Trabajo y Previsión Social ha manifestado que se prevé un aumento de aproximadamente 5.20 % al 6 % de manera general, siempre que los niveles de inflación no excedan el 8 % anual.