El FMLN presenta reforma constitucional para reclamar posesión de Isla Conejo por parte de El Salvador

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) presentó el pasado martes una reforma a la Constitución para que El Salvador reclame la posesión de la Isla Conejo, ubicada en el Pacífico.

El partido de gobierno pidió a la Asamblea Legislativa reformar el artículo 84 de la Constitución para definir y enumerar los límites territoriales del Estado Salvadoreño sobre los cuales ejerce soberanía y jurisdicción.

La pretensión de El Salvador podría revivir un conflicto que fue superado en 1992, gracias a una sentencia de la Corte Internacional de Justicia de la Haya del 11 de septiembre de 1992, que determinó la repartición de varias islas y aguas del sector entre los dos países.

En sí, los diputados del FMNL  quieren que en la Constitución quede expreso que a El Salvador le corresponde, según ellos, conforme a fuentes del Derecho Internacional, las islas Lica o Irca, Chuchito, Conejo, Perico, Periquito, San Juán.

Los diputados Carlos Ruiz y Rolando Mata, quienes firmaron la pieza de correspondencia, aseguraron que con esa reforma constitucional se evitará que cualquier otra ley con calidad de infra constitucional transgreda o vulnere el territorio nacional.

“La isla Conejo, Periquito y otros islotes deben ser señalados con precisión que son propiedad del Estado Salvadoreño”, declaró el diputado Ruiz.

Para el diputado oficialista, los gobiernos de El Salvador han tenido un “descuido” y no han hecho las delimitaciones territoriales, lo que ha permitido que Honduras tenga una ocupación sobre la isla Conejo.

La reforma constitucional solamente requiere de la mayoría simple de 43 votos para ser aprobada en la actual legislatura.

Pero debe ser ratificada por mayoría calificada de 56 en la nueva legislatura, que va iniciar el próximo martes 1 de mayo.

La Isla Conejo se encuentra en el Golfo de Fonseca en un territorio de 50 hectáreas. Se encuentra bajo la administración de Honduras desde 1982 cuando la ocupó un pequeño destacamento militar, posteriormente un fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya del 11 de septiembre de 1992 repartió varias islas y aguas del sector.

El Salvador sostiene que el fallo no mencionó directamente la isla y la reclama como parte de su territorio, el que considera fue ocupado ilegalmente. En tanto Honduras alega que la isla no entró en el fallo por no estar en disputa dado su cercanía a la costa hondureña y que en 2002 la Corte rechazó una petición de El Salvador sobre las aguas de la isla.

En la administración presidencial de Francisco Flores (1999-2004) el tema generó fricciones con Honduras, principalmente en 2002 cuando El Salvador interpuso un recurso de revisión del fallo de 1992.

Asimismo, en la gestión de Mauricio Funes  (2009-2014), las fricciones diplomáticas afloraron entre Honduras y El Salvador motivados por insinuaciones del vecino país de reclamar la isla Conejo, cuya posesión se sabe que es de Honduras.

El 11 de septiembre de 1992, en el fallo, la Corte reconoció a Honduras 300.1 kilómetros cuadrados en tierra firme y las islas tradicionales en el Golfo de Fonseca, a excepción de Meanguera y Meanguerita que se las cedieron a El Salvador, logró en tierra firme 137.8 kilómetros cuadrados; siendo sus fallos inapelables.