El izquierdista Andrés Manuel López Obrador se perfila como el ganador de las elecciones de este domingo en México

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Tras una campaña electoral  empañada por la violencia y el asesinato de al menos 133 políticos y costosos gastos publicitarios estimados en más de $ 1.200 millones, los mexicanos elegirán este domingo a su nuevo presidente para los próximos seis años, siendo el favorito según todas las encuestas, el izquierdista Manuel López Obrador (AMLO), del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Noticia Relacionada: Ser aspirante político en México significa la muerte

A la jornada electoral están convocados, de acuerdo al censo del Instituto Nacional Electoral (INE),  más de 89.1 millones de mexicanos, quienes escogerán además del nuevo presidente a 3.400 funcionarios  que desempeñarán cargos públicos en 30 de los 32 estados del país.

EL FAVORITO

La mayoría de las encuestas ubican al izquierdista Manuel Andrés Manuel López Obrador como líder  en la intención de voto con 20 puntos por encima de su más cercano contendor, Ricardo Anaya, del Partido Acción Nacional (PAN). 

En el tercer lugar aparece el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, y en el último, Jaime Rodríguez Calderón, conocido como el Bronco.

México
Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Ricardo Anaya.

El nuevo presidente tendrá la tarea de reducir los niveles de pobreza y los altos índices de violencia que sufre México. Estos son los perfiles de los aspirantes al Palacio Nacional.

Esta es la tercera oportunidad consecutiva en la que López Obrador, de 64 años, busca la presidencia de México. El izquierdista ya había sido candidato en el 2006 y en el 2012. En la primera ocasión se proclamó ‘presidente legítimo’, al denunciar fraude electoral en beneficio de  Felipe Calderón, quien lo aventajó por 243.934 votos, de acuerdo a los conteos oficiales.

Este politólogo también fue alcalde de Ciudad de México en el año 2000. Una de sus propuestas es la austeridad en su gabinete: promete bajar el sueldo de su equipo de gobierno y hasta el de él mismo.

A pesar de ser un político de izquierda, tendencia estigmatizada en Latinoamérica, López Obrador es el que más favorabilidad tiene para ganar las elecciones de mañana. “Su estigma es más de luchador social, que no tiene que ver con guerrilla. La izquierda de AMLO es una izquierda que busca la justicia social sin caer en los extremos de una izquierda totalitaria”, ha afirmado a medios de comunicación el director de la encuestadora Mitofsky, Roy Campos.

Con respecto a los asuntos de seguridad, López Obrador propone combatir los altos índices de violencia desde una labor pedagógica. “El modelo que el PRI y el PAN han instrumentado en la lucha contra la delincuencia organizada ha sido una visión muy policiaca y enfocada a la parte armada, mientras que Amlo busca atender la parte social de prevención del delito”, afirmó Sabino Bastidas, profesor de teoría política de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Artículo Relacionado: Elecciones en Venezuela y México y el balance político regional

México

RICARDO ANAYA

Este abogado de 39 años se postuló a las elecciones por el Partido Acción Nacional (PAN), que logró una coalición con el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD). Anaya fue subsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo del Gobierno Federal en el 2011. Además, en el 2012, estuvo en el Parlamento de México como diputado, en representación del estado de Querétaro. También fue presidente de su partido en el 2015. 

El candidato del PAN y del PRD está a favor de reducir la carga impositiva a las empresas con el objetivo de incentivarlas: “Ya estuvo bueno de estarles subiendo los impuestos a los empresarios, lo que necesitamos es que la economía crezca”, dijo en un acto de campaña.

México

JOSÉ ANTONIO MEADE

Según las encuestas, José Antonio Meade ocupa la tercera posición en la carrera electoral. El economista y abogado que lanzó su candidatura por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue secretario de Relaciones Exteriores en el 2012, secretario de Desarrollo Social en el 2015 y en el 2016, secretario de Hacienda y Crédito Público.

La política de equidad de género es su bandera en estas elecciones. Meade promete “que tanto hombres como mujeres reciban un salario equivalente al trabajo, sin que haya desigualdad”.

Meade busca defender las reformas realizadas en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, las cuales calificó como “las más importantes que se han realizado en México en décadas”. “Por muchísima diferencia, Meade es el que mejor conoce cómo funciona la máquina gubernamental en la parte económica. No habría un presidente que hubiera llegado con tanta experiencia en economía”, aclaró Luis González, editor del periódico El Economista de México.

Sin embargo, la carga de estigmatización que conlleva ser parte del PRI ahoga sus posibilidades de triunfar mañana. “El PRI estaba en una posición que al que postulara estaba destinado a perder. Entonces, Meade ha tenido que remar contra la corriente de ese destino. Fue perjudicial para él hacer campaña por un partido rechazado”, afirmó Roy Campos, director de la encuestadora Mitofsky.

Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana reconoce elecciones presidenciales venezolanas

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Una declaración sobre las elecciones presidenciales en la República Bolivariana de Venezuela emitieron miembros del GUE / NGL de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat): João Pimenta Lopes (Vicepresidente), Marina Albiol (coordinadora del GUE / NGL para EuroLat), Estefanía Torres Martínez (miembro), y los suplentes Javier Couso, Tania González Peñas y Xabier Benito.

Los miembros de EuroLat del GUE / NGL reconocen las elecciones presidenciales en Venezuela, donde participaron más de 9 millones de ciudadanos en circunstancias pacíficas:

Este importante logro democrático, que tuvo lugar respetando la Constitución venezolana, así como respetando el acuerdo entre los cuatro candidatos presidenciales, fue presenciado por más de 200 observadores electorales internacionales de todos los continentes (entre ellos, el ex primer ministro español, José Luis). Zapatero y dos miembros del GUE / NGL), validando así la transparencia del proceso.

Los resultados fueron una expresión del apoyo popular al proceso bolivariano, con la reelección de Nicolás Maduro Moros con el 68% de los votos.
Estas elecciones se llevaron a cabo en circunstancias difíciles con el aumento del bloqueo y las sanciones económicas y financieras impuestas por los EE. UU. Y la UE, que han empeorado la situación económica y social en el país.

Además, la votación se produjo en medio de los intentos de sofocar la expresión del libre albedrío del pueblo venezolano, incluido un boicot explícito de las elecciones por una parte de la oposición que llamo a la abstención masiva, y con los anuncios previos de no reconocimiento de las elecciones por la administración de los Estados Unidos y de la Unión Europea. Esto último constituye una violación del principio de no injerencia en los estados soberanos consagrado en la Carta de las Naciones Unidas. Tales acciones no ayudan a encontrar las soluciones políticas necesarias para superar la difícil situación que enfrenta el país.

Los miembros de EuroLat del GUE / NGL condenan todos los intentos de cuestionar la legitimidad de las elecciones venezolanas (básicamente, debido a la abstención -un enfoque hipócrita cuando recordamos la participación del Parlamento Europeo en las elecciones de 2014) y pedimos a la UE y a sus Estados miembros a que adopten una postura responsable de conformidad con los principios de no injerencia, respetando tanto la independencia como la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela como lo expresó la voluntad del pueblo en las urnas.

El GUE / NGL condena además un aumento en las sanciones sofocantes que Estados Unidos anunció el 21 de mayo de 2018, y las intenciones declaradas de la UE de proceder de la misma manera. Tales acciones darán como resultado un empeoramiento de la situación económica y social del país a expensas de su gente.

El GUE / NGL también acoge con beneplácito el llamado a un diálogo nacional que ha sido presentado por el Presidente reelegido de Venezuela inmediatamente después de la votación.

Nota relacionada Nicolás Maduro gana las elecciones presidenciales en Venezuela

El Guengl está consciente de la difícil situación política que enfrenta Venezuela y alienta a la oposición a reanudar el diálogo.

Los miembros de EuroLat del GUE / NGL reafirman su solidaridad con la lucha de los trabajadores y los venezolanos que tienen derecho a decidir libre y pacíficamente su propio destino, y por sus aspiraciones de construir un país de justicia, progreso social, desarrollo y cooperación.(Tomado de Euro Lat)

Nicolás Maduro es juramentado para su nuevo mandato

Nicolás Maduro

El presidente venezolano fue reelecto el pasado 20 de mayo, para un periodo de seis años, en el marco de unas elecciones boicoteadas por la oposición y con la abstención del 52 % del electorado.

Noticia Relacionada: Nicolás Maduro gana las elecciones presidenciales en Venezuela

«Juro cumplir y hacer cumplir la Constitución y llevar adelante todos los cambios revolucionarios que nos lleven a la Venezuela de paz», dijo Nicolás Maduro al ser juramentado por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente.

La juramentación se efectuó pese a que su actual mandato se agota hasta enero de 2019.

Durante su envestidura, Maduro a su par colombiano, Juan Manuel Santos, de intentar querer provocar una guerra en la frontera común.

Las polémicas elecciones de Venezuela, en las que Maduro resultó reelegido por otros seis años de gobierno, fueron desconocidas por Colombia, así como por otros países de América Latina, Estados Unidos y la Unión Europea.

«Denuncio ante el mundo que Juan Manuel Santos está preparando planes macabros para dejar una situación comprometida, enfrentamiento bélico entre Venezuela y Colombia en la frontera», dijo Maduro en un discurso después de prestar juramento ante la oficialista Asamblea Nacional Constituyente.

Maduro no dio detalles sobre su denuncia, ni es la primera vez que indica que Colombia presuntamente busca un conflicto.

El mandatario, opuesto ideológicamente a Estados Unidos y a Colombia, hizo un llamado a las fuerzas armadas colombianas «a no prestarse a ninguna provocación».

También pidió a sus fuerzas militares un nivel máximo de «inteligencia» y «prevención» en la defensa del país, que comparte 2.200 kilómetros de frontera con Colombia.

«Sabemos más de lo que decimos y sabemos más de lo que ellos creen, yo lo que quiero es paz con Colombia, quiero paz, hermandad», agregó.

Días previos a las elecciones en Venezuela, el presidente Santos ordenó a sus fuerzas militares aumentar la seguridad y los controles en la frontera binacional para impedir el tránsito de votantes de Colombia a Venezuela.

Miles de venezolanos han cruzado la frontera a Colombia huyendo de la hiperinflación y la escasez de bienes esenciales.

Colombia prevé celebrar el domingo una primera vuelta de las elecciones presidenciales.

Propósito oculto del hegemón y sus socios. Elecciones en Venezuela y México II, en clave de sencillez

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

En ciertos momentos de su historia moderna, los EUA han pretendido ser paladines de la libertad y la democracia, defensores de los derechos humanos y de la ley internacional, la autodeterminación. Ha habido gente que se lo tomó en serio y esa idea sigue vigente. Pero, cuando se llega a implementarla, esos principios se subordinan a razones pragmáticas y la retórica invierte los significados de los términos. Protegen los derechos de las víctimas de sus contrarios, pero se hacen de la vista gorda con los que atropellan sus amigos para favorecerlos. A nadie debería sorprender. La hegemonía se estableció hace un siglo a sangre y fuego de cañón. Nadie serio, ningún funcionario de categoría o académico calificado lo desmentirá. Tampoco lo esencial ha sido la ideología.

Democracia se puede definir de muchas maneras. Lo hemos dicho muchos hace tiempo. En los 1940s Albania y Rumanía se llamaban a sí mismas democráticas y después Cambodia se calificó así en época de Pol Pot. Del mismo modo que presididas por feroces dictadores militares Argentina y Brasil se figuraban democracias republicanas. De manera sutil, igual, todavía se alega que Honduras devino democrática en los 1980s, cuando se suprimieron derechos y organizaciones y libertades o se asegura que son democracias los países latinos en que 1% de la población controla la mitad de los recursos y en la práctica todo el poder, y el 80% más pobre hambrea o vende el voto por una provisión.

 Ninguna hoja se mueve en las relaciones de los Estados Unidos con otros sin el diseño del estratega. No varían esas políticas de un día al otro. (Su visión se proyecta al siguiente siglo.) Y antes que una individualizada para cada uno de los países de una región, el Departamento de Estado formula políticas para conjuntos, con una sola base que, al final del día, son sencillas y homologables. Apoyar y promover a quien asegure sus intereses nacionales y estorbar y socavar lo que se les oponga. Y eso no es una política particular suya, una perversidad exclusiva de su etnia, Han recurrido a ella todas las potencias hegemónicas a lo largo de milenios en cualquier geografía de la historia registrada. Desde que el mundo es un campo de contradicciones y convergencias, sobre el cual se juega el poder de grupos, castas, naciones, estados e imperios. Cosa de sentido común. Sin doblez ni refinamiento. El poder es su propio medio y su fin propio.

 Entonces la retahíla de medidas anunciadas (siempre predecibles) por los estadounidenses hoy para castigar a Venezuela por haber celebrado una elección imperfecta, y para obligarla a restaurar lo que ellos consideran democracia, a saber, el campo de ventajas para sus adeptos tiene que verse con sencillez, sin exclamaciones airadas contra el imperialismo, imprecaciones sentimentales por la suave patria, ni reclamos lacrimógenos. Se la debe analizar fríamente como parte de una estrategia, y enfrentarla en la medida en que se disponga de elementos o recursos para ese fin. Hace ya varias décadas que sus teóricos y prácticos de la diplomacia y de las relaciones internacionales en EUA elaboran la tesis del soft power, según la cual, en vez de lanzar con su poder de fuego peligroso, una guerra convencional, es más económico hacer la guerra psicológica (mediática) y comercial.

 ¡El poder suave puede ser bien duro! ¡Debe ser inclemente! Y a tal punto ha sido eficaz implementar esa estrategia que hoy por hoy la China declara oficial abiertamente que uno de sus fines prioritarios de su política exterior es soslayar disputas comerciales con los EUA, que siguen teniendo la economía más grande. No es que sea imposible por supuesto, retar. Es cuestión de cálculo. Del timing. No conviene desgastarse en esa clase de conflicto si no tienes una garantía de vencer. Menos aún sirve de nada gastarse en líricas expresiones que no surten efecto en la relación de poder y a veces no alcanzan a ser provocación. Como sucedía cuando Mao evocaba el tigre de papel.

Concretamente, esta política gringa se dirige a poner también a México y a los mexicanos en ascuas.  En el entendido de que la movilización de quienes ahí temen y quieren evitar una toma del poder democrático pueden aun abortar o prevenir el triunfo de López Obrador. O de que, en todo caso, si ya no se puede, entonces, que AMLO llegue al poder medido con el cordón de Donald Trump y advertido de los límites de su juego.

 Por supuesto es otra cosa. México no importa como Venezuela por falta de producción propia, una gran proporción de sus necesidades básicas, sino que produce sus insumos básicos, alimentos incluso medicina. Tiene (creo estar en lo correcto) una elite con mayor definición de su propio interés, identidad nacional y cultural y por lo mismo podría ser más resistente. ¿Y entonces es preferible hacer la demostración en Venezuela y prevenir?

 Esta serie de medidas draconianas para llevar al límite la confrontación en Venezuela, arrinconarla con ayuda de los más infames regímenes como el vergonzoso de Tremer, el de la dócil Colombia, los ignominiosos de Honduras y Paraguay. Humillarla. Al tiempo que advierte a todos aquellos actores con poder, los Sahib, los caciques coloniales, los políticos apaniguados, empresarios, militares y religiosos en la región, que si quieren proteger sus intereses deben actuar en consonancia con el de EU.

Nota relacionada Elecciones en Venezuela y México y el balance político regional

 Porque esta es la particularidad del soft power, que no la simple diplomacia, esta estrategia precisa del colaboracionismo local en grado absoluto. Si no hubiera pitiyanqui no habría poder yanqui suave. Solo cuando los militares se han olvidado de un compromiso con la propia patria, cuando los empresarios piensan que dependen completamente del mercado estadounidense, cuyo acceso es Edén y panacea, cuando las clases intelectuales y aun los  artistas subordinan  sus propios conceptos de estética y lógica, cuando no queda a salvo nada de la independencia real, entonces suena el estruendo con que el hegemón llama a rematar la obra, llama a la horda y la guarimba al tumulto y exige la represión contra pueblos heroicos.

 ¿Estarán los EUA desatando en América Latina una turbulencia e inestabilidad que justifique nuevos estadios de dominación? ¿A quién beneficiaría esa eventualidad? ¿Cómo enfrentarla mejor?

Elecciones en Venezuela y México y el balance político regional

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

                                                                        A mi cuñada mexicana B.C.C.

Terrible agotamiento al que la han sometido, sus enemigos, con sus chantajes y manipulaciones a la Revolución Bolivariana. Aunque tuviera todas las garantías, padece grave defecto una elección en que no participa la principal oposición. Es como una Constituyente en que solo delibera tu propio partido, una antitesis, lo contrario de lo que se supone que debe ser. (Parte esencial del juego democrático consiste en crear las condiciones en que nadie puede rehusarse a participar.) También parece obvio que, ante el surgimiento de movimientos democráticos con que los pueblos se organizan para tomarse y retener el poder, en los últimos lustros las oligarquías latinas, alineadas con los EUA, avalan todas las trampas (judicialización de la política, sabotajes económicos, golpes suaves, fraudes y alborotos) y fallando esas, se rehúsan a participar, para desacreditar con campañas los procesos.

Con un tercio de participación lastimosamente, la nueva elección no va a resolver los problemas de una Venezuela descoyuntada y acosada. Como un diálogo con opositores que evadan el enfrentamiento electoral no va a desplazar a la dictadura Sandinista, igualmente arrinconada con sus barrabasadas. Porque aquí nadie ha aceptado que la legitimidad socialista dé al traste con el derecho cívico inalienable. Pero las elecciones en México dentro de unas semanas van a impactar favorablemente o no el balance político ideológico de Mesoamérica. Porque se anuncia ahí un cambio y evolución probable que no se esta dando en el resto de la región. De toma de toma de conciencia ciudadana y empoderamiento de un sentido de independencia, que pueden ser las bases para construir una política latinoamericanista, democrática, moderna y progresista vis. a vis. la reacción anti ambientalista, racista y guerrerista de Trump y aláteres.

México aún fue estratégico en los 1980s cuando abanderó un movimiento de Tercer Mundo y luego conformó el Grupo de Contadora. Aunque no sea demostrable, quizás pudo en aquel horizonte hacer valer su peso más allá de un acuerdo de Paz, y lo intentó sin mucho éxito en el Plan Puebla Panamá. Hoy y desde hace rato está muy venido a menos, el pobrecito. Con Peña Nieto inevitablemente se convirtió en un segundón, casi hazmerreír en la comunidad regional, por su corrupción, por el escándalo electoral y por su desempeño en materia de derechos humanos.

Desde 2002, en cambio la Venezuela Bolivariana fue hasta justo antes de la muerte del Comandante Chávez lidereza regional, que entendía el imperativo de hacer bloque. Después, descollaron por su escala la Argentina de los Kirchner y el Brasil de Lula y Dilma, aunque han sido fundamentales para defensa de la nueva izquierda a lo largo de quince años, Ecuador bajo Correa, Bolivia bajo Evo Morales y los partidos socialistas de Uruguay y de Chile, encabezados notablemente por los heroicos Mujica y Bachelet. Honduras no fue, como gusta a muchos imaginarnos una pieza clave en ese ajedrez, si no solo un peón desestimado, en que se ensayaron pavoneos y estratagemas disolventes que, a la postre, resultaron en esta catástrofe que somos hoy.

En las encuestas de los últimos meses se ha sostenido una ventaja sustancial (entre 14 y 20%) de Andrés M. López Obrador, alias El Peje, varias veces antes burlado a última hora por un sistema electoral oficialista distorsionado -como el nuestro- por la corrupción y por la miseria de quienes venden el voto por una provisión en la cadena Superama. El anuncio antier de Margarita Zavala, esposa del ex presidente Felipe Calderón (uno de los más solidarios con Honduras antes que su Canciller se sumará al aquelarre de Clinton) quien izaba una plataforma contra la corrupción, retirándose de la contienda, le abonará sin proponérselo a la candidatura de AMLO a quien lo peor que pueden decir es que esta viejo. Porque en la política siempre habrá interpretaciones y pillos a la sombra del poder probable, pero quienes personifican la corrupción orgánica que atacaba Zavala son el Sr. Anaya del PAN robado y el PRI de Peña. Y ya sea que se ausenten o que se canalicen en su dirección, especulo que, aunque pocos los votos renunciados de Zavala se verterán contra el sistema y a favor de AMLO. Ojalá, como dice el moro. ¿Se anuncia un Sexto Sol? ¿Una nueva época de esplendor?

Si el partido de López Obrador consigue prevalecer sobre los ardides que fácilmente se vislumbran, a mí al menos me luce que se definirá un nuevo balance regional. Que México se convertirá en el país líder de la región y aglutinador de un amplio espectro. Tendrá enemigos sin duda. Pero también ventajas que antes no ha tenido nadie. Aunque no sea más que porque, a diferencia de Venezuela a la cual los halcones han intentado repetidamente desestabilizar, los gringos no pueden, no querrán hacer eso en México. Y porque este, además de petróleo y gas, y una diversidad de materias primas e industrias para procesarlas, dispone de un mayor y mas sólido peso económico. Es uno de los Veinte y, a mediano plazo de los Diez, y aun con debilidades parecidas, su democracia se construye sobre una base más amplia.  

Nota relacionada Nicolás Maduro gana las elecciones presidenciales en Venezuela

La política en México, y no solo por cuestión de escala es mas compleja que la nuestra, y todos los poderes fácticos de ese país deben estar hoy desesperados por no haber consolidado una oposición conservadora eficiente contra el Peje. Quien pareciera ya haber condensado y catalizado una voluntad popular de cambio que -en ese caso- seria inmarcesible.  Ya es improbable o seria inconsecuente el retiro del candidato del PRI, J. A. Meade. Pero tienen muchos recursos y harán todo lo que este en sus manos todavía para redefinir el resultado. De ahí la duda. Tendrá que ser sabio López. Negociar una entente con su propio empresariado y capital. Y recurrir a la diplomacia frente a la Unión Americana la que, felizmente, bien conocida, permite el recurso inteligente a una diversidad de actores formales e informales. Europa, Asia y África serán cruciales. Pero la sobrevivencia y trascendencia de México bajo A.M.L.O. dependerá de su capacidad para concertar con otros variopintos países de Mesoamérica y América Latina, entre los cuales deberá volver a ser adelantado y par. Ha mostrado antes tener las destrezas políticas don Andrés, y tiene el mejor equipo político y una inteligencia con refinamiento y visión.

México volverá a ser una potencia en el Continente cuando entienda que necesita al Subcontinente para sobrevivir. Ahí -como consecuencia de la catástrofe – creada por la política sucia- se han asentado desde hace años, cientos de miles de latino y centroamericanos, que no pudieron llegar más allá. Migrantes integrados, con quienes fueron todos muy delicados en el Segundo Debate ayer. Muchos hondureños. Hay que desearle lo mejor a López Obrador. ¡Y avivar a un nuevo fuego mexicano!

Países del Grupo de Lima no reconocen resultados en Venezuela

Tomado de: Deutsche Welle

Los 14 países que conforman el grupo incluyen Argentina, Brasil y Canadá. Estos países han anunciado que llamarán a sus respectivos embajadores venezolanos para protestar por lo que consideran una elección ilegítima.

Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía señalaron este lunes (21.05.2018) que van a reducir sus relaciones diplomáticas con Venezuela y llamarán a consulta a sus respectivos embajadores en Caracas.

Anteriormente, estos Gobiernos indicaron que no reconocerían los resultados por «no cumplir con los estándares democráticos y transparentes». La decisión fue hecha pública en un comunicado conjunto. 

Maduro fue reelegido para el periodo 2019-2025 tras obtener un 68 por ciento de los votos con una baja participación, del 46 por ciento, según cifras oficiales. 

Nota relacionada Honduras participa en Grupo Lima, en Perú para invalidar elecciones en Venezuela

El Grupo de Lima, creado el 8 de agosto de 2017 en la capital del Perú por países críticos con el Gobierno de Maduro, presentará una nueva declaración sobre la situación en Venezuela en el 48 periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA). 

Los países también anunciaron que, en la primera quincena de junio de 2018, celebrarán una reunión de alto nivel en Perú para tratar el tema migratorio y de refugio ante el «preocupante incremento en los flujos de venezolanos que se ven obligados a abandonar su país».

Oposición venezolana afirma que solo voto el 30% de la población

El abstencionismo es muy marcado en Latino América por ejemplo en Honduras fue del 52%, en México es del 55%, en Chile fue del 59% y en Argentina fue del 60%

A la hora de cierre de los comicios en Venezuela, el Frente Amplio que reúne a las principales fuerzas de la oposición venezolana, realizó una rueda de prensa en la que sostuvo que, de acuerdo a sus datos preliminares, menos del 30% de los votantes participaron de las elecciones presidenciales convocadas para hoy por el régimen de Nicolás Maduro.

Según denunció el diputado por Voluntad Popular Juan Andrés Mejía, el gobierno montó «puntos rojos» (mesas para controlar el «carnet de la patria», un sistema de identificación chavista), a menos de 200 metros del 85% de los centros de votación, como una manera de coaccionar a los votantes.

«Ahora están terminando de cocinar los números definitivos para terminar de montar esta farsa electoral», afirmó.

«Ustedes vieron como los centros de votación estuvieron vacíos y ahora van a vender una realidad que no existió. Aquí no hay democracia, nuestro derecho a votar y elegir fue secuestrado el día de hoy», agregó.

«El presidente de la República ha sido derrotado por la valentía del pueblo venezolano», agregó Víctor Márquez, presidente de la Asociación de Profesores Universitarios de la Universidad Central de Venezuela y vocero del Frente Amplio. Exigió que el Presidente «salga a reconocer la derrota electoral, pues se puso en evidencia que sólo representa a una minoría en el poder que desea seguir perpetuándose en el poder».

Nota relacionada Nicolás Maduro gana las elecciones presidenciales en Venezuela

«Hay que festejar este resultado y salir a las calles a decir ‘Fuera Maduro porque el pueblo no te quiere'», pidió.

Minutos más tarde, Juan Pablo Guanipa, diputado de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, aseguró que «hoy se demostró que el pueblo rechaza a Maduro» y adelantó que lo que anuncie «la irresponsable de Tibisay Lucen», directora del Consejo Nacional Electoral (CNE), «no tiene interés alguno para el pueblo venezolano» porque esa cifra «no la creerá nadie». «Hoy el silencio habló», agregó.

«Van a anunciar cifras que nadie puede creer. Esas cifras nada tendrán que ver con la realidad», aseguró el dirigente opositor.

Por su parte, pidió a los candidatos que se presentaron a las elecciones de este domingo a no legitimar «la farsa de hoy» y llamó a «reunificar las fuerzas» de oposición.

«Lo que ha hecho hoy Maduro es profundizar la crisis. Mañana daremos a conocer el cronograma de acciones que vamos a desarrollar de ahora en adelante», anunció.

El abstencionismo es muy marcado en Latino América por ejemplo en Honduras fue del 52%, en México es del 55%, en Chile fue del 59% y en Argentina fue del 60%

Nicolás Maduro gana las elecciones presidenciales en Venezuela

 

Con 5.823.728 de los votos Nicolás Maduro es reelecto tras unos comicios que se desarrollaron en un ambiente de paz.

El candidato del Frente Amplio de la Patria, Nicolás Maduro, es el ganador de las elecciones presidenciales en Venezuela de este domingo con el 5.823.728 votos informó el Consejo Nacional Electoral (CNE).

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, detalla que 8.603.936 millones de votos válido durante la jornada electoral.

El candidato Nicolás Maduro fue reelecto con 5.823.728 votos (67.7 por ciento) en unos comicios que transcurrieron sin incidentes y con una participación electoral de 46,01 por ciento una proyección de 48 por ciento.

El segundo candidato más votado es Henri Falcón, de Avanzada Progresista (AP), con 1 millón 820.552 votos (21.1 por ciento) de los sufragios.

Asimismo, en tercer lugar, está Javier Bertucci, de Esperanza por el Cambio, con 925.042 de los votos, mientras que Reinaldo Quijada, del partido Unidad Política Popular 89 (UPP89), tiene 34.614 votos de venezolanos.

Un total 20.526.978 venezolanos en el país y 107.284 residenciados en el extranjero están habilitados para ejercer su derecho al voto en los 14.638 centros de votación y 34.143 mesas electorales distribuidas en todo el país.

La jornada electoral comenzó a las 06H00 hora local (10H00 GMT) y finalizó a las 18H00 (22H00 GMT). Los comicios contaron con un Plan de Acompañamiento Internacional, con 150 participantes de todo el mundo.

Entre los acompañantes estaban políticos, académicos, parlamentarios, intelectuales, periodistas y personalidades de América Latina, El Caribe, Europa, África, América del Norte y Asia.

Evo Morales denuncia plan de EE.UU. para atacar a Venezuela antes de las elecciones del 20 de mayo

El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció que Estados Unidos y la Organización de los Estados Americanos (OEA) implementan “un plan para derrotar a Venezuela” antes de las elecciones en ese país que se realizará el próximo 20 de mayo.

Noticia Relacionada: 

“Venezuela es la ficha estratégica para el imperio”: Evo Morales

“Denunciamos que EEUU y la OEA implementaron un plan para derrotar a Venezuela: antes de las elecciones realizarán acciones violentas apoyados por los medios de comunicación”, escribió Morales en su cuenta oficial de Twitter.

Además señaló que después de los comicios “intentarán una invasión militar” con las Fuerzas Armadas de países vecinos.

El pasado lunes 7 de mayo en una sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA), el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence pidió que se suspendan las elecciones presidenciales en Venezuela previstas para el próximo 20 de mayo, y calificó el evento electoral como un “fraude”.

Durante su discurso, que duró más de 20 minutos, Pence hizo un llamado a los países miembros de la Organización para que Venezuela sea suspendido:

“Hoy le pedimos a los miembros de esta institución que cumplan su compromiso de larga data con la democracia y la libertad, llamamos a los miembros de la OEA a que suspendan a Venezuela de la organización. Esta es una institución dedicada a la democracia, y debemos hacerlo no solo porque una Venezuela estable es algo que nos interesa a todos, sino por que es lo correcto. El pueblo desea ver democracia (…) Debemos cumplir con la palabra que nos dimos hace 70 años” dijo Pence en una intervención casi dedicada a la crisis del vecino país.

Además de esto, el vicepresidente de Estados Unidos aprovechó la ocasión para dar a conocer las medidas que se toman desde su país contra funcionarios venezolanos porque “no se quedarán de brazos cruzados”. Mario Antonio Rodríguez Espinoza, Pedro Luis Martínez Olivares y Walter del Nogal Márquez, tres empresarios venezolanos a quienes acusa de enviar drogas a territorio estadounidense serán vinculados a la lista Clinton.

Por otro lado, el concejal de Voluntad Popular (VP) por la cuidad de Maracaibo, estado Zulia, Ángel Machado manifestó que existen 20 razones para no convalidar las elecciones presidenciales y consejos legislativos que se llevará a cabo este 20 de mayo.

“20 razones para no convalidar el fraude del 20 de mayo” es el titular que le da Machado a este listado el cual explica las razones técnicas, legales y políticas por las cuales los venezolanos no pueden convalidar “el fraude electoral” convocado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Costa Rica superó el odio y la improvisación

Por: Marlin Oscar Avila

“El amor ganó” las elecciones en Costa Rica ayer domingo, decía un cartel en medio de la multitud que celebraba el triunfo del Partico Acción Ciudadana (PAC). Ganó Costa Rica aseveraba el candidato a la presidencia Carlos Alvarado, el más joven presidente después de unos 120 años en este país centroamericano. Carlos Alvarado con 38 años, periodista, cantante, con dos posgrados universitarios, uno en ciencias políticas y otro en desarrollo internacional, dos veces ex ministro, del IMAS y del Trabajo, pareciera haberse preparado desde adolescente para presidir los destinos de Costa Rica. La esposa del nuevo presidente, la arquitecta Claudia Dobles, tiene la intención de convertirse en una intermediaria entre el Poder Ejecutivo y el sector de la construcción privada. Con una carrera profesional en Panamá y en Costa Rica, la primera dama cree que ella va a lograr contribuir a solventar muchos problemas que padece el país en el rublo del transporte e infraestructura vial.

Carlos Alvarado ganó con 60.6% de los votos computarizados anoche a eso de las 10:00 PM con el 90.6% del escrutinio. Unos 17 puntos menos que Vladímir Putin, en las elecciones resientes de Rusia; Putin obtuvo casi igual puntaje que el actual presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, hace cuatro años, 77.8%. Contundente éxito.

A dos horas de cerrado el escrutinio, el TSE de Costa Rica daba los resultados del 90% de la votación, sin que se callera el sistema una sola vez, y sin las enormes dudas por fraude que se viven en países como Honduras. No hubo ni una sola expresión en toda la contienda, primaria y segunda vuelta, que pusiera en dudas la honradez y capacidad tecnológica de las elecciones generales.

Una de las dificultades que tuvo el candidato ganador, Carlos Alvarado, fue el arrastrar con él los errores de su partido político, luego de los últimos cuatro años de gobierno. Aunque natural, no dejaron de afectar la contienda. Lo que más le golpeó y le restregaron sus contrincantes fue los hechos de corrupción en que el gobierno actual se vio involucrado. No por haberse negado a investigarlo y, menos buscar blindar a los actores de la corrupción, menos buscar consolidar un sistema corrupto, como sí ha ocurrido en países vecinos. Casi una docena de los implicados en la corrupción tica, ahora guardan prisión. No obstante, la ciudadanía tica no perdona tales hechos. La otra “torta” ha sido el alto gasto público y por ende el déficit fiscal, el cual venía en crescendo desde el gobierno del PLN. Pese a que Carlos Alvarado, mientras estuvo en altas funciones del actual gobierno y durante la campaña, objetó ambos flagelos, siempre le cargaron con las responsabilidades del PAC. Su programa de gobierno conlleva la solución de tales debilidades políticas. Falta ver si las cumple.

En donde no vimos crítica alguna, fue en la gestión internacional que hizo el PAC, unido al PUSC. Siempre siguió la línea política de los EUA. Se involucró con la campaña denigrante contra Venezuela. Incluso, la ex presidenta Laura Chinchilla, del PLN, es una de las voces cantantes del “Grupo de Lima”. Esperemos que Carlos Alvarado no haga lo de Luis Guillermo Solís, de confiarle las relaciones internacionales a los Social Cristianos; pues no hacen más que confirmar lo que medio mundo cree sobre Costa Rica: que es y ha sido un satélite de los gringos.

Ya hay señales de que la banca internacional anda detrás del nuevo gobernante costarricense para definirle la política económica. La semana anterior última, una delegación del FMI, del BCIE y BID, se reunió con el candidato opositor, del PRN, Fabricio Alvarado, con quien hablaron de sus políticas económicas, puesto que creyeron que sería el ganador, basado en las encuestas previas a la segunda vuelta. Como buen pastor religioso, Fabricio estuvo negociando lo que ni siquiera llegó a dar a conocer a la ciudadanía costarricense. Su comportamiento fue simplemente una extensión del de un evangélico que traiciona a sus feligreses. Lo bueno fue que no ganó, por diversas razones, incluyendo el odio que pregonó contra sus opositores y su xenofobia contra minorías sociales.

Esperemos que la ciudadanía costarricense y su nuevo gobierno, sean conscientes que Costa Rica está en medio del Istmo Centroamericano, con quien comparte su historia y cultura; que los pueblos latinoamericanos siguen luchando contra gobiernos dictatoriales, despóticos y ultra derechistas. Que la sociedad estadounidense vive en constante convulsión desde que colocaron a un inquilino en la Casa Blanca que es de corte neo fascista. Este inquilino, está llevando al mundo entero a ampliar las guerras, los asesinatos y la migración masiva de pueblos completos, con intereses del comercio de armas y petróleo. Carlos Alvarado, no debe ignorar que, se está abriendo nuevamente la “guerra fría”, que ya estamos en una guerra comercial y financiera; que se gobierna al mundo en base a “sanciones” arbitrarias; que posiblemente se den otras guerras por el control del petróleo mundial y que estamos en gran riesgo de una guerra nuclear. Todo esto está llevando al capitalismo a una fuerte devaluación del dólar, a una crisis económica que repercutirá fuertemente en todas nuestras naciones.

Costa Rica acaba de superar un grave problema interno, donde se mezclaba la religión con la política. Nos llena de felicidad tal logro. Ahora estamos atentos y con actitud colaborativa para que supere los problemas a los cuales seguirá enfrentándose. Nos alegra que se impusiera la razón a la ignorancia, la planificación a la improvisación, la prudencia a la desfachatez, la juventud inteligente dispuesta a construir su futuro, sobre la que solo ve en lo divino y mágico su salvación. Seamos todos y todas responsables de nuestro futuro.